Los carrocistas del Coso Blanco piden que se aumenten los premios este año

La carroza 'Conjuro' de Luis Miguel Quintana fue la ganadora de la pasada edición del Coso Blanco. /Sane
La carroza 'Conjuro' de Luis Miguel Quintana fue la ganadora de la pasada edición del Coso Blanco. / Sane

El equipo de gobierno ha convocado a todos los grupos políticos para que participen en las reuniones organizativas del concurso de 2019

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ya trabaja desde hace unas semanas en la organización del próximo Coso Blanco, que se celebrará, como es tradición, en el primer viernes del mes de julio, que este año es día 5.

Teniendo en cuenta que hay unas elecciones municipales por medio y que podría darse la circunstancia de que cambiase el equipo de gobierno, así como el concejal de Festejos, el actual equipo de gobierno de CastroVerde ha decidido que todos los grupos de la oposición (PP, PSOE, PRC y MásCastro) participen en las reuniones que se celebren para organizar el desfile-concurso, que tras tocar fondo hace dos años, en la pasada edición resurgió de sus cenizas gracias a la calidad de las carrozas, especialmente.

La intención del equipo de gobierno es que el nuevo concejal se encuentre todo organizado, una vez que sea consensuado por los grupos municipales y los protagonistas de la fiesta, los carrocistas, que en las dos primeras reuniones han reclamado al Ayuntamiento una subida de premios tras cinco años en los que han estado «congelados».

Entienden los protagonistas del concurso que el costo de los materiales ha subido y que dependiendo del dinero que se reparta en premios se pueden plantear presentar dos carrozas en lugar de una, como hicieron el pasado año algunos de los grupos participantes. «Si se suben los premios, se podrá subir el nivel de las carrozas», comenta José Arozamena, del Grupo Malora, cuadrilla que debutó el año pasado y que se muestra muy ilusionada porque «se ve que este año estamos todos juntos con el objetivo de que esta fiesta siga creciendo aun más».

Arozamena señala que hasta el momento se han celebrado dos reuniones y que se han puesto sobre la mesa diferentes propuestas para mejorar la jornada festiva, que sigue aspirando a conseguir la denominación de Fiesta de Interés Turístico Nacional, título que los castreños creían que ostentaban hasta que este periódico descubrió que no era así.

«Hemos comentado que es necesario mejorar la iluminación (el desfile se celebra por la noche a diferencia de otros como la Batalla de Flores o la Gala Floral que son diurnos) y ampliar el graderío, ya que si la gente tiene que estar de pie más de una hora al final se va».

Del mismo modo, el responsable del Grupo Malora comenta que se ha planteado crear la figura del jefe de pista para que se encargue de que se cumplan escrupulosamente las bases del concurso. «Que no ocurra como el año pasado, que sólo se aplicaron las bases para sancionarnos a nosotros».

En este sentido, Arozamena recuerda que todos los miembros del jurado deben pasarse por los locales días antes del desfile para ver la evolución de las carrozas. «Quintana se va a encargar de elaborar un sistema de puntuaciones para que quede más claro todo y no haya problemas».

Respecto al futuro de la fiesta, este carrocista cree que el Ayuntamiento debe incentivar el que los jóvenes se animen a participar, pero para ello cree que deben recibir una ayuda económica, además de un local.

«Deslealtad»

Al concejal de Festejos, Humberto Bilbao, no le ha sentado nada bien que se haya hecho público el contenido de las reuniones organizativas de la fiesta. «Me parece una deslealtad, porque no se ha decidido nada todavía. La idea es salir todos públicamente cuando se sepa cómo va a ser el concurso. Los protagonismos son muy malos».

Bilbao, al que le gustaría volver a ser concejal de Festejos una vez que pasen las elecciones, destaca que es la primera vez en la historia que «participan todos los grupos políticos en la organización del Coso Blanco».