El Gobierno descarta recuperar el lago Ándara por posibles problemas de contaminación

Jesús Cuevas, alcalde de Cillorigo de Liébana, junto al lugar en el que se ubicaba el antiguo lago de Ándara. /Pedro Álvarez
Jesús Cuevas, alcalde de Cillorigo de Liébana, junto al lugar en el que se ubicaba el antiguo lago de Ándara. / Pedro Álvarez

Antonio Lucio, director general de Medio Ambiente, alude a un informe negativo de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico

P. ÁLVAREZ/EFESantander

La recuperación del lago Ándara, un proyecto que estaba previsto comenzar este año para volver a ver en superficie ese lago que hubo en el Macizo Oriental de los Picos de Europa, no va a iniciarse ante la posibilidad de que puedan generarse problemas de contaminación en el acuífero de ese espacio.

Así lo aseguró ayer, tras inaugurar una exposición sobre el Parque Nacional de Picos de Europa, el director general de Medio Natural de Cantabria, Antonio Lucio, quien señaló que el proyecto para recuperar Ándara cuenta con un informe negativo de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, según recoge Efe.

Ese informe, según anunció Lucio, indica que la movilización de materiales como zinc o plomo podría llegar a generar problemas de contaminación al acuífero.

Por ello, el director general de Medio Natural aseguró que, salvo que se encuentre una solución viable, no se iniciará ninguna labor en esta zona para recuperar la masa de agua. «En estos temas el principio de precaución debe guiar las actuaciones», añadió Lucio.

El proyecto para recuperar el lago Ándara estaba previsto para este año 2018 coincidiendo con el centenario de la declaración como Parque Nacional de los Picos de Europa. Ese lago desapareció a principios del siglo pasado por la filtración del agua por las fisuras que provocó una voladura minera.

El lago se encontraba en el Macizo Oriental de Picos de Europa, la parte más desconocida de ese conjunto montañoso, en una zona donde hace cien años hubo actividad minera para extraer plomo y zinc.

Ahora mismo donde estaba el lago hay agua todo el año, también en verano. Y sobre todo, hay mucha piedra y grava por encima, vestigios de la actividad minera que motivó que se vaciara en su día.

Lo que se cree es que una voladura que se realizó en la primera década del siglo XX pudo ser la causa de unas fisuras por las que se filtró el agua hasta que el lago desapareció casi por completo.

Años de paralización

Tras años en los que el proyecto de recuperación del lago ha estado sobre la mesa de los gestores del Parque Nacional y de sucesivos responsables de gobiernos autonómicos, el camino comenzó para su recuperación comenzó a despejarse en 2017, pero un año después parece que Ándara seguirá sin aparecer de nuevo. En un principio, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico dio el visto bueno a los informes que había solicitado para dilucidar si era viable o no la recuperación, aunque ahora el director general de Medio Natural de Cantabria habla de otro estudio que apunta lo contrario.

En la elaboración de este proyecto ha participado la Universidad de Oviedo, que hizo un análisis de las soluciones más apropiadas, y también un grupo de espeleología cántabro, que realizó prospecciones y también ofreció alternativas.

«No hay interés en que esta obra se ejecute», lamenta el alcalde de Cillorigo

El alcalde de Cillorigo de Liébana, Jesús Cuevas, después de conocer la noticia se mostró indignado, ya que «si las obras de recuperación del lago de Ándara puede generar problemas de contaminación debido al movimiento de materiales como plomo o zinc, sin sellar la grieta que produce las filtraciones y por donde se escapa el agua actualmente, lo que está claro es que todos esos materiales están contaminando el río Deva que es a donde bajan». Lo que sí tiene claro el alcalde es que «no hay ningún interés de que esta obra se ejecute. Llevamos más de diez años desde el inicio del expediente de recuperación del lago, con estudios favorables de la Universidad de Oviedo y después de tener todos los permisos y partida presupuestaria de 110.000 euros para poder ejecutarse las obras propuestas, ahora el problema surge del informe de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos