Un grupo de niños saharahuis visita la villa de Potes

Wences Rodríguez, junto a los niños, familiares de acogida y responsables de su estancia en Cantabria, en la Casa del Oso./Pedro Álvarez
Wences Rodríguez, junto a los niños, familiares de acogida y responsables de su estancia en Cantabria, en la Casa del Oso. / Pedro Álvarez

Gracias a la fundación Ventanas del Mundo, cuyo responsable es Wences Rodríguez, empresario hostelero lebaniego

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

La villa de Potes ha recibido este sábado la visita de un grupo de una treintena de niños saharahuis, que están disfrutando de sus vacaciones de verano, gracias a familias de acogida y al programa'Vacaciones en Paz', iniciativa de Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria, coordinada por la delegación saharahui y el Ministerio de Juventud de la RASD.

Los niños han llegado a la villa lebaniega gracias a la fundación de Ventanas del Mundo, fundada por Wences Rodríguez, empresario hostelero lebaniego que regenta en la villa el restaurante El Cenador del Capitán, cuya fundación ha corrido con los gastos del autobús. A los niños les han acompañado familiares de acogida y responsables de sus estancia en Cantabria.

Los niños visitaron la Casa del Oso y la Torre del Infantado, y fueron a comer un picnic en Valmayor, recorriendo la senda del oso y regresando de nuevo a Potes para visitar su calles antes de volver de nuevo a Santander.

Wences Rodríguez, se ha mostrado muy satisfecho con esta iniciativa «que es la primera de otras muchas que queremos realizar. En el año 2015 viajando por Mallorca conocí una escultura de Pedro Flores, que era una ventana inmersa en el paisaje. Allí comenzó a fraguarse esta idea. Me gustaría que gente que no puede viajar, sobre todos niños, tengan la misma sensación que yo tuve al ver la ventana y por eso la fundación quiere materializar este concepto y crear una red de Ventanas del Mundo, en aquellos lugares que quieran participar en este proyecto de turismo solidario».

Rodríguez, manifiesta que «a través de una escultura artística se quiere crear una red de Ventanas del Mundo, situadas en distintas ciudades y pueblos que quieran colaborar y formar parte de este itinerario de destinos de turismo solidario,para niños sin recursos económicos, ya que entre todos podemos conseguir que las sensaciones y experiencias que tenemos durante unas vacaciones, las puedan disfrutar también ellos».

El empresario lebaniego ha confirmado que «ya estamos construyendo la ventana que ira en Liébana, donada por el escultor Julián Rodríguez Anaya, y que se colocará en elmirador de San Miguel, cerca del monasterio de Santo Toribio. En estos momentos estamos creando el registro de la fundación, para lo cual hemos contado con la ayuda desinteresada del notario de Potes y para colaborar con el proyecto se puede hacer un ingreso a CaixaBank en el número de cuenta ES30 2100 4192 1222 0013 1156 o enviando un SMS con las palabras Ventanas del Mundo.