Mogrovejo ya tiene en sus manos el premio al Pueblo de Cantabria 2017

Mogrovejo ya tiene en sus manos el premio al Pueblo de Cantabria 2017
Pedro Álvarez

Revilla hace un alegato contra la despoblación rural durante el acto oficial en el que se ha descubierto una placa conmemorativa

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

La entrega a Mogrovejo del premio 'Pueblo de Cantabria' se ha convertido hoy en un alegato del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, contra el despoblamiento de las zonas rurales de cantabria. Un alegato plagado también de compromisos del Gobierno hacia estas zonas a través de la mejora de las comunicaciones o el acceso a internet. Pero mientras eso llega, Mogrovejo ha estrenado hoy la placa que lo acredita como el pueblo más bonito de Cantabria en 2017 y las obras de mejora que ha acometido con el dinero de ese premio 130.000 euros que llegan desde la Consejería de Obras Públicas y que han servido para la pavimentación de los viales entre la iglesia y la torre medieval del pueblo con unos materiales que simulan a la piedra y para urbanizar la entrada a Mogrovejo.

Durante el acto, celebrado en el propio pueblo, Revilla ha descubierto la placa conmemorativa y ha realizado un recorrido por el casco histórico acompañado por el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón; el alcalde de Camaleño, Óscar Casares; miembros del jurado que participaron en la elección de Mogrovejo, integrantes de la Corporación municipal, numerosos alcaldes, diputados regionales y vecinos.

Revilla ha calificado la localidad como un «paraíso» entre los diez más bonitos de Cantabria y se ha comprometido a promocionar personalmente la localidad para atraer más visitantes y contribuir a poner freno a la despoblación de las zonas rurales de Cantabria. En su opinión, para esta tarea es necesario que haya buenas carreteras; conectividad a Internet de banda ancha, que Cantabria tendrá en dos años en todo el territorio, así como la accesibilidad a servicios sanitarios y educativos.

De esta forma, se consigue «recuperar la vida en los pueblos» y la generación de actividad mediante la transformación de materias primas de calidad, ha dicho el presidente, quien ha destacado que en Cantabria el 22 por ciento de la producción industrial la hacen pequeños artesanos que están en los pueblos. Precisamente, Miguel Ángel Revilla ha destacado a Liébana «ejemplo» de transformación y venta de productos de la tierra , entre los que ha citado los quesos. «Vamos a defender la vida en los pueblos de Cantabria, que son el futuro y es donde hay calidad de vida», ha concluido el presidente.

Pedro Álvarez

Por su parte, Óscar Casares ha destacado la importancia de este premio para los pequeños municipios, y ha agradecido a los vecinos y responsables de la Junta Vecinal el apoyo para que la candidatura de Mogrovejo haya podido alzarse con el reconocimiento y, con ello, hacer del pueblo una «visita obligada» para quienes se acercan a Liébana. En este sentido, Mazón ha puesto el foco en el nivel creciente de los pueblos que en las sucesivas ediciones van ganando un Premio que se ha ido «consolidando» a lo largo del tiempo.

El 'Premio Pueblo de Cantabria' es una iniciativa que surgió en el año 2005 y, desde esa fecha, se ha venido entregando de manera ininterrumpida, salvo en los años 2011 y 2013. El galardón surgió con el objetivo de apoyar a los pueblos de menor población, con el fin de que pudieran recuperar su entorno para aumentar el número de habitantes, especialmente en aquellas zonas más desprotegidas.

Los pueblos premiados desde la creación del galardón han sido Novales (Alfoz de Lloredo), 2005; Caviedes (Valdáliga), 2006; Puente Viesgo, 2007; Mazcueras, 2008; Udalla (Ampuero), 2009; Tudes (Vega de Liébana), 2010; Barcenaciones (Reocín), 2012; Villaescusa del Bardal (Campoo de Enmedio), 2014, Cosío (2016) y Mogrovejo (Camaleño) en 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos