Abre un carril provisional en la carretera de Ruente cortada hace casi un mes por un argayo

Coches pasando esta mañana durante el horario de apertura del carril provisional. / Javier Rosendo

Funcionará «por tiempo indeterminado», con tres horarios diferenciados de lunes a sábado y dos los domingos

DM .
DM .Santander

El Gobierno de Cantabria ha abierto hoy a las 07.00 horas un carril provisional en la CA-180 entre Ruente y Cabuérniga, que lleva casi un mes cortada al tráfico como consecuencia de un argayo en el punto kilométrico 7,450, tras las inundaciones que sufrió la Comunidad Autónoma y que ha dejado numerosos daños materiales.

Tras analizar la marcha de los trabajos y como consecuencia de la última reunión que el Gobierno ha mantenido con los técnicos de obra, se han fijado las siguientes franjas horarias de apertura de lunes a sábado: de 7.00 a 8.30 horas; desde las 13.30 a las 15.30, y desde las 19.30 hasta las 21.30.

Los domingos, y ya desde el día 17, se ha decidido habilitar el vial de 7.00 a 8.00 de la mañana y desde las 12.30 hasta las 21.30 horas. En caso de emergencia se podría dejar paso fuera del horario establecido.

Este paso provisional permanecerá hasta que finalicen los trabajos que la Consejería de Obras Públicas está llevando a cabo en este punto para asegurar la ladera, recomponer la calzada y garantizar la seguridad en la zona. En situaciones de emergencia, se podría permitir incluso el paso fuera del horario establecido.

Además del carril habilitado, se ha procedido a mejorar una pista para uso exclusivo de vehículos todoterreno y un camino peatonal (en zona de montaña), utilizado por vecinos del Valle de Cabuérniga.

Los hosteleros del valle de Cabuérniga proponen otros horarios de apertura del carril

Los horarios de apertura de este carril provisional no satisfacen a la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), que ha solicitado a la Consejería de Obras Públicas y Vivienda otro calendario porque entienden que perjudica los intereses de los hosteleros en el valle de Cabuérniga. Creen que los horarios establecidos limitan la llegada de clientes durante los fines de semana y calculan que las consecuencias para los empresarios del sector serán «desastrosas» a corto plazo.

Según el presidente de los hosteleros, la vida del Valle, en lo que a hostelería se refiere, se centra en la franja horaria del mediodía, por lo que los hosteleros de la zona requieren «una apertura de un paso horario» entre las 12.00 y las 17.00 horas de lunes a viernes, así como de 12.00 a 21.00 horas el fin de semana.

Los empresarios han propuesto la posibilidad de coordinar los trabajos que se están efectuando en estos momentos, con «un paso programado cada 45 minutos» de los coches por el carril señalado, «dándoles 15 minutos de manera alternativa en los tramos horarios del corte de la carretera total».

«Lo que no tiene sentido es que subas a comer a Bárcena Mayor desde Ruente en dos horas, de 13.30 a 15.30 horas, que es lo que proponen desde la Consejería», han agregado desde los hosteleros en un comunicado.

Ante esta situación, la AEHC se ha puesto del lado de los hosteleros de la zona y en contacto con la Consejería para reclamar una solución que satisfaga a todas las partes y no perjudique al sector.