«En Cantabria se necesita un coro de este estilo»

César Marañón /DM .
César Marañón / DM .

César Marañón, director del Coro Joven de Santander, ha conseguido en pocos meses un extraordinario éxito en el Certamen de la Canción Marinera de San Vicente

VICENTE CORTABITARTE San Vicente de la Barquera

La inquietud y la pasión por la música ha llevado a César Marañón a abrir un nuevo camino en el mundo de la música coral de Cantabria con el Coro Joven de Santander, con el que ha conseguido en unos pocos meses un extraordinario éxito en el Certamen de la Canción Marinera de San Vicente que a buen seguro hace aventurar un futuro extraordinario para la carrera que acaba de iniciar y para romper tópicos y prejuicios sobre la música coral.

-¿Cuándo surgió su vocación por la música?

-Desde siempre he tenido la inquietud de tocar algún instrumento, empecé a través de la escuela de folklore de Cabezón con la guitarra, después estudié en el Conservatorio Jesús de Monasterio con el piano y posteriormente con la flauta travesera.

«Siento una gran satisfacción y orgullo por haber transmitido la pasión que yo siento por la música»

-¿Cómo ha sido su trayectoria?

-Soy muy polifacético, he estudiado magisterio, como comenté he participado en la escuela de folklore, he estado desde siempre muy ligado al mundo del teatro, incluso gané, con otros compañeros de Cabezón, un premio nacional, lo que nos permitió actuar por muchos lugares de España. Trabajo en el Palacio de Festivales como profesor de la Escuela de Artes Escénicas, he sido miembro de la Orquesta Juvenil Ataúlfo Argenta y participo del Coro Joven del País Vasco, he escrito una obra y también dirijo con una compañera la Escuela de Artes Escénicas de Cabezón de la Sal.

-Y dentro de la música la dirección coral. ¿Qué le ha llevado a ello?

-Se podría decir que llegué a la dirección casi por casualidad. En el año 2011 me surgió la oportunidad de dirigir a un coro de la Tercera Edad. A partir de eso comencé a acudir a cursos de dirección coral, le fui cogiendo el gusto y en el año 2013 creamos el Coro Infantil Halane y dos años mas tarde el de jóvenes. Nunca pensé que iba a acabar dirigiendo coros, era una parte de la música que desconocía totalmente y me encantó el trabajar con el instrumento con el que nacemos todos. Aprender a usarlo es mas fácil de lo que la gente imagina.

«El mundo coral tiene una etiqueta que nada tiene que ver con la realidad actual, sobre todo en los coros jóvenes»

-¿Qué se siente al tener bajo su dirección 30 voces y conseguir lo que ha logrado con el Coro Joven de Santander?

-Realmente disfruto mucho el trabajar con coros infantiles y de jóvenes, por lo que me aportan profesional y emocionalmente. Con ellos se logra una evolución rápida. Ver a esa gente joven ilusionada y con tantas ganas de trabajar te hace sentir una gran satisfacción y orgullo por transmitirles esa pasión que yo tengo por la música.

-Tiene que resultar difícil quitar la idea preconcebida que casi todo el mundo tiene de los coros.

-Sí, está esa dichosa etiqueta del mundo coral que nada tiene que ver con la realidad actual, sobre todo de los coros jóvenes, cuyo repertorio y puesta en escena es muy variada. Por ejemplo yo hago que mis coros canten sin carpetas para lograr mayor contacto con el público y también introduje movimientos.

-¿Cómo surgió crear el Coro Joven de Santander?

-Con mi actividad como profesor de la Escuela de Artes Escénicas vi que había muchos alumnos con muy buenas voces que cantaban muy bien y que en Cantabria necesitábamos un coro de esas características

-Con apenas 8 meses de vida y ya tenéis un premio del prestigio de la Lira de Plata. ¿Lo esperaba?

-Que va, ni por asomo, cuando surgió la oportunidad de ir al Certamen tenía miedo y mucho respeto por lo que representa este festival y la calidad de los coros que participan. Sabía que podríamos ofrecer un buen trabajo y el objetivo era hacer una actuación digna para representar a Cantabria. Cuando actuamos el primero de los días quedé muy contento y satisfecho, lo disfruté mucho, fue muy es especial porque percibí que conectamos muy bien con el público. Ha sido una experiencia inolvidable, para nosotros ese segundo premio es como haber logrado el primero, porque para nada esperamos premios. Para nosotros lo más importante es que se haya reconocido el trabajo que hicimos y las muchas horas y esfuerzo que ha supuesto, así como el vínculo que hemos vivido y se ha creado con el resto de los coros participantes.

-¿Y ahora qué objetivos se marcan?

-Aprovechar la energía que nos ha dado este premio para seguir creciendo, formar a los chavales y formarme mas también yo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos