El nuevo colegio de Infantil y Primaria de Renedo comenzará a dar clase el próximo curso

Los representantes institucionales visitaron este miércoles las obras del nuevo colegio, que se está construyendo en el barrio Sorribero Bajo, frente al instituto./DM .
Los representantes institucionales visitaron este miércoles las obras del nuevo colegio, que se está construyendo en el barrio Sorribero Bajo, frente al instituto. / DM .

Educación tiene previsto que las obras del centro terminen en mayo y que entre en funcionamiento en septiembre, para poder dar una solución a la saturación que presentan los colegios Virgen de Valencia y Bajo Pas

DM .
DM .Santander

El Gobierno de Cantabria prevé finalizar en mayo el nuevo colegio de Educación Infantil y Primaria de Renedo de Piélagos, de manera que entrará en funcionamiento y comenzará sus clases en septiembre, ya de cara al próximo curso escolar 2019-2020.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha visitado este miércoles las obras de una actuación que supondrá una inversión de cerca de 5 millones de euros, que se cofinancian al 50 por ciento a través de fondos del programa operativo Feder 2014-2020.

Según ha informado el Gobierno, el consejero ha asegurado que las obras avanzan a «muy buen» ritmo y que ya se están realizando los trabajos de interior y urbanización, por lo que la previsión es que el centro educativo se finalice en mayo, como estaba previsto, y pueda estar en funcionamiento en septiembre. También ha afirmado que el nuevo colegio dará respuesta a las necesidades de escolarización y a la saturación que presentan los centros Virgen de Valencia y Bajo Pas del municipio.

Fernández Mañanes ha avanzado la adquisición de mobiliario y equipamiento informático para que en el mes de septiembre se pueda disponer de «una instalación del siglo XXI» con una calidad educativa de «primer orden», que va a «descargar», ha dicho, al resto de los colegios de Piélagos y a mejorar la prestación del servicio.

Por su parte, la alcaldesa, Verónica Samperio, que ha acompañado al consejero en la visita, ha destacado que se trata de una instalación «muy esperada» por el municipio y ha recordado las actuaciones que el Consistorio ha tenido que realizar para convertir en realidad este colegio y que se remontan al año 2003. Entre ellas, ha señalado la inversión de casi 500.000 euros para urbanizar la parcela y cederla a la Consejería de Educación.

Con una superficie de 4.700 metros cuadrados, el nuevo centro escolar contará con ocho aulas de Educación Infantil, de las que dos serán de dos años y seis de segundo ciclo, doce aulas de Primaria, dos aulas de audición y lenguaje y de pedagogía terapéutica, y otras dos de desdoble. Además, contará con fisioterapia, orientador, biblioteca, aula de información, aula de música, gimnasio con casi 600 metros cuadrados, dos pistas deportivas descubiertas y un patio cubierto.