Santoña adjudica la limpieza viaria y la recogida de basuras a FCC

La nueva empresa renovará todos los contenedores en superficie del municipio. /Daniel Pedriza
La nueva empresa renovará todos los contenedores en superficie del municipio. / Daniel Pedriza

El Ayuntamiento cede la gestión por un periodo de cinco años y un importe de 3,6 millones, terminando así con la situación de prorroga arrastrada desde 2014

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

El Ayuntamiento de Santoña ha adjudicado a la empresa FCC por un importe anual de 727.984 euros el servicio de recogida, transporte de residuos urbanos y limpieza viaria para un plazo de cinco años.

Se trata de uno de los contratos municipales - por su cuantía (3,6 millones de euros en total ) y su finalidad - más importante y que viene a poner fin a una situación de prórroga que se arrastraba desde el año 2014.

Y es que, bajo el mandato del anterior gobierno popular, el contrato caducó y lo renovaron por cuatro meses, comprometiéndose entonces a sacarlo a licitación, pero no lo hicieron. Es por ello, que «la prestación de la recogida de residuos por parte de la empresa se continuaba realizando de una forma tácita al tratarse de uno de los servicios esenciales».

Los 18 trabajadores serán subrogados y se actualizará su salario según convenio

El alcalde, Sergio Abascal, asegura que «tras mucho trabajo y trámites» han podido sacar adelante un servicio «muy necesario y que nos ha resultado muy complejo de licitar». Alude a que han tenido que llevar a cabo varias modificaciones respecto a estudios de costes, memorias técnicas, informes, ajustar el pliego a la nueva ley de contratos del sector público así como varias consultas a la dirección general de Medio Ambiente «sobre la coordinación entre administraciones por si el Gobierno de Cantabria lo podía prestar a un coste inferior».

Resuelto todo esto, a finales de 2018 el servicio salió a licitación y se ha adjudicado de forma definitiva la pasada semana tras resolverse una posible baja temeraria de FCC que ha quedado «totalmente justificada».

La nueva empresa realizará la limpieza viaria y recogida de basuras incorporando una serie de mejoras que antes no estaban contempladas en el contrato. Así, FCC se encargará del mantenimiento de los contenedores soterrados tanto a nivel de limpieza como de conservación mecánica. Además, se ocupará de la desratización, eliminando cualquier situación de plagas en espacios públicos. Su incorporación supondrá también la renovación total de todos los contenedores en superficie, de los cuales 20 tendrán que ser a pedal. Asimismo, todos los vehículos, camiones de recogida y maquinaria que ponga a disposición cuando entre a prestar el servicio serán nuevos.

Otro de sus compromisos es que contará con una nave en el municipio para guardar los vehículos adscritos a la actividad de limpieza y dispondrá de una oficina para atender presencial y telefónicamente al ciudadano permanentemente ante cualquier reclamación o incidencia.

Uno de los aspectos más importante de la adjudicación para el alcalde es que los 18 trabajadores que prestan el servicio actualmente serán subrogados por la nueva empresa y «sobre todo que se actualiza su nivel salarial, garantizándose que sus retribuciones son acordes a las vigentes en el año 2019». De esta forma, se acaba con «las continuas reclamaciones de los operarios a la anterior empresa ya que estaban rigiéndose por un contrato finalizado en 2014 y el que se hizo para cuatro meses, también caducado, no establecía ni revisiones de precios ni actualizaciones salariales».

Comisión de seguimiento

En este sentido, el regidor hizo hincapié en que a partir de ahora se velará tanto porque «se respeten los derechos de los trabajadores garantizando sus retribuciones según convenio como la prestación del servicio de limpieza adecuadamente». Para ello, se creará una comisión de seguimiento del servicio, algo que no ha existido nunca. La misma estará formada por representantes de FCC, técnicos de Ayuntamiento y concejal del área que «se reunirán mensualmente para analizar las necesidades e incidencias que se vayan produciendo».

Otra mejora relevante es que se reforzará la plantilla de personal para los meses de verano y se incrementará la frecuencia de la recogida de basuras en esta época en los barrios de Piedrahita, Berria y El Dueso. Además, la empresa pondrá a disposición del Ayuntamiento medio centenar de contenedores en stock para las necesidades que se consideren y se da dará cobertura de limpieza a zonas donde no se hacía, como el puerto pesquero. El sistema se recogida será de carga trasera porque «el de lateral solo no es posible por la estrechez de algunas calles y optar por el lateral obligaba a tener un sistema mixto».