Cantur sigue sin encontrar una empresa a la que adjudicar el 'pirulí' de Peña Cabarga

El 'pirulí' lleva cerrado al público desde el año 2013 y ha sido objeto de pintadas./Daniel Pedriza
El 'pirulí' lleva cerrado al público desde el año 2013 y ha sido objeto de pintadas. / Daniel Pedriza

La empresa pública mantiene contacto con un industrial que se mostró interesado, aunque no presentó puja alguna en el concurso para su explotación

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

A la Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística (Cantur) le está costando más de lo que se pensó inicialmente la reapertura de la Cámara Oscura de Peña Cabarga en Medio Cudeyo. Fuentes del Ejecutivo confirmaban esta semana que la entidad «seguía negociando» con un empresario que mostró interés en su puesta en marcha tras quedar desierto hace ya un año el concurso para proceder a su alquiler y apertura. El complejo turístico posee esta especie de periscopio y es un mirador gigante en la cima del macizo, con las mejores vistas sobre la bahía de toda la región. Las instalaciones se inauguraron en el año 2007 con una inversión de 400.000 euros y fueron clausuradas en 2013.

El Gobierno de Cantabria confirmaba esta semana que aún no había novedades ni plazos a la vista para la reapertura de la emblemática instalación turística ubicada en el conocido 'pirulí' o Monumento al Indiano. El propio consejero de Turismo, Francisco Martín, anunciaba hace un año su reapertura, junto al restaurante de Fontibre y se sacaba a concurso el alquiler de las dos propuestas. A día de hoy, más de un año después del anuncio, continúan igual las dos.

En el caso de Peña Cabarga, se llegó a convocar un concurso del alquiler de las instalaciones que albergan la Cámara Oscura de Peña Cabarga, pero quedó desierto, aunque una empresa se interesó por el pliego para alquilar la instalación turística. Cantur fijo ya entonces una renta mínima de 1.200 euros mensuales para 1a explotación de las instalaciones.

Cantur pedía una renta mínima por las instalaciones de 1.200 euros

La idea inicial que barajó la Consejería en julio de 2017 era sacar en alquiler esta instalación con intención de «rentabilizar» un mirador único a la bahía y «enriquecer» la oferta turística regional con nuevos atractivos para los visitantes. La cámara oscura es el gran reclamo de Peñacabarga. Una cúpula invertida sobre la que se reflejan las imágenes del exterior, con una panorámica de 360 grados sobre una vista privilegiada que abarca los cuatro puntos cardinales de la geografía regional obteniendo una vista privilegiada, incluso a kilómetros de distancia. Además, el periscopio panorámico permite ver, por medio de un sistema óptico, lo que sucede en el exterior en tiempo real.

El artilugio se inauguró en 2007 y se pensó además en convertir el edificio dedicado en sus orígenes a los indianos en una aula didáctica de interpretación geográfica y paisajística de Cantabria, un proyecto que supuso una inversión de 400.000 euros y que, tras su fracaso, se cerró al público en el año 2013. Y así sigue.

Cabe recordar que el concurso inicial que se quedó desierto en 2017 incluía el alquiler del local adjunto de algo más de 226 metros cuadrados para su uso como cafetería-restaurante -una dependencia equipada con cocina, barra, sala y aseos- que venía a completar un complejo en el que el Gobierno regional hizo en su día una importante inversión.

Continúan negociando

En el empeño de reabrir el complejo, Cantur sigue insistiendo en negociar con «un empresario» que se interesó inicialmente por la propuesta, aunque en su momento no llegó a presentar puja alguna para hacerse con su gestión. Desde el departamento que dirige Martín se sigue apostando por una instalación que se cree con suficiente potencial para salir adelante, a pesar del desinterés mostrado por los licitantes.

Y es que la cámara oscura se encuentra ubicada en el eje de otros atractivos como son el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, o, dentro del mismo municipio de Medio Cudeyo, la Mina Pepita o el complejo de la Finca del Marqués de Valdecilla. A la par, el entorno de Peña Cabarga se presta a multitud de rutas interpretativas por las antiguas minas y yacimientos arqueológicos que posee tanto el propio peñón local (también conocido como Pico Llen) como el Pico Castillo.

A estas rutas, se suma ahora la iniciativa de Medio Cudeyo y el propio Ejecutivo de potenciar las villas termales y su conexión a pie, además de la potenciación de una ruta alternativa al camino de Santiago, conocida como la Vía Agripa que reivindica el trazado del camino santo por la zona y otros municipios anexos.

 

Fotos

Vídeos