El Parque de Cabárceno podría acoger un centro de interpretación de la actividad minera

La orografía del Parque de Cabárceno ha quedado marcada por la actividad minera. /DM
La orografía del Parque de Cabárceno ha quedado marcada por la actividad minera. / DM

El consejero de Turismo e Industria, Francisco Martín, baraja poner en valor la memoria industrial del municipio de Villaescusa

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Basta con echar un vistazo rápido a la Historia para descubrir la importancia que las explotaciones mineras que comenzaron con carácter industrial durante la ocupación romana en Cantabria y que alcanzaron al siglo XIX. Es una memoria que no se pone en valor y que podría servir de atracción turística.

Por eso el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha afirmado este viernes que estudiará la posibilidad de crear en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno un centro de interpretación que recuerde el impacto de la minera de Obregón aprovechando la planta de concentración minera existente en el parque, que alberga importantes restos de las explotaciones del siglo XIX.

Fue un asunto que trató con el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández, durante una reunión mantenida esta semana en Santander, de la que ha informado hoy el Gobierno regional. La creación de este centro, que contribuirá a enriquecer el contenido expositivo del parque, es una demanda que viene avalada por la actividad de divulgación que en este sentido desarrolla la Asociación para la Defensa del Patrimonio Cultural del Valle de Villaescusa.

Una industria fuerte

La minería fue uno de los vértices económicos de la región hace más de un siglo. Lo reseña el investigador de la Universidad de Cantabria, Antonio Gómez, en su estudio 'Minería y desarrollo económico en la Bahía de Santander, 1837-1936': «La explotación del mineral de hierro, a partir de la década de los ochenta del siglo XIX, sufrió un ritmo acelerado en la producción, fueron multitud las empresas que con celeridad se apresuraron a participar en el sector. Un hecho que favoreció su crecimiento fue la implantación del lavado de minerales -se requería de un proceso efectivo para la separación del mineral de la arcilla que lo acompañaba- en la década de los noventa, convirtiendo a la cuenca santanderina en una inversión interesante para capitales de diversas procedencias».

 

Fotos

Vídeos