"Tiene muy buena pinta"

"Tiene muy buena pinta"

Los técnicos se asoman al interior del túnel de Tetuán tras achicar miles de litros de agua. Este viernes entrarán los bomberos

ÁLVARO MACHÍNSantander

Hasta donde llega la luz del foco, parece que hace curva a la izquierda. Muy ligera. Que el recubrimiento con piedra de sillería se prolonga más allá de la entrada. Hay una especie de enganche que cuelga del techo justo en el acceso. Las paredes están de ese marrón sucio que queda después de las inundaciones. La estructura, hasta donde alcanza la vista, está bien. Hay dos montoncitos blancos en el suelo, a la izquierda. A unos veinte metros. "Penetración de finos, un arrastre. Al entrar el agua va depositando algo del material que arrastra", explicaba uno de los expertos que ayer pudo ver los primeros metros del túnel de Tetuán.

Más que entrar, se asomaron. Lo de meterse, teniendo en cuenta que hay una capa considerable de agua y fango, lo dejarán para los bomberos. Pero la primera impresión tras achicar miles de litros de agua y retirar toneladas de escombro es muy positiva. "Tiene muy buena pinta", dijo el concejal César Díaz. Por si acaso, se lo preguntó a uno de los ingenieros que le acompañaban: "¿Buena o muy buena?".

"La pinta es estupenda, pero hemos visto treinta metros y son trescientos", dijeron ayer tras ser los primeros en décadas en echar un vistazo al interior del pasadizo que conecta con el Sardinero. La pala movió terreno para crear un pasillo firme hasta la entrada en lo que hasta horas antes era aún una piscina al fondo de un agujero.

Se pusieron las botas y bajaron con el aparato para medir la profundidad del agua y con un foco. Un primer análisis. "En lo que se ve desde aquí debe haber como un metro de agua y fango". O sea, que aún queda un trecho para ver el suelo, la base real de la estructura. "Lo del fango era lo esperado, pero lo que está en la boca tampoco significa que esté en todo el recorrido". O sí. Tienen que verlo.

Y lo harán desde es viernes mismo. Por la mañana, los bomberos acudirán al Grupo Las Canteras y prepararán sus equipos para acceder. Para meterse de verdad. Explorarán la capa que queda sobre el suelo y lo que puede hacer falta para poder adentrarse con toda seguridad. Tendrán que ver, por ejemplo, si es necesario colocar una línea de vida para engancharse al ir ganando metros. O la maquinaria requerida para retirar todo el material acumulado en años de oscuridad. Si se puede meter una retroexcavadora o una pala mixta. Porque habrá que sacar el barro, pero también seguir achicando el agua que sigue eso creen llenando el fondo (hay que recordar que la boca de Tetuán está unos siete metros más alta que la del otro lado). Para eso mantendrán ese acceso en forma de pasillo sobre escombro y dejarán la otra mitad de la boca de entrada para seguir sacando líquido con las bombas.

Un aniversario

Todo, para saber si es viable o no reabrir el pasadizo. La gran pregunta, la gran curiosidad. El tema de conversación estrella en el barrio estos días. Este jueves, a última hora de la tarde (se asomaron al interior poco antes de las ocho) algunos vecinos hacían corrillos en el entorno de la obra.

Entre los que accedieron salió a relucir un texto antiguo. El del día en el que los Pombo probaron el tranvía que recorrió el túnel. El primer viaje. Fue un 13 de junio. Justo el martes hará 125 años de aquello.

 

Fotos

Vídeos