El Ayuntamiento plantea tres alternativas para cubrir la Porticada, todas por encima de los 7 millones de euros

El Ayuntamiento plantea tres alternativas para cubrir la Porticada, todas por encima de los 7 millones de euros
DM

Un estudio determina que es «viable» y las obras comenzarían «a mediados de 2020»

DM .
DM .Santander

El Ayuntamiento de Santander ha dado a conocer las tres alternativas que maneja para cubir de forma permanente la Plaza Portizada, todas con un coste superior a los 7 millones de euros. Estas tres opciones son las que han obtenido la máxima puntuación de las diez que se han analizado en el estudio técnico de viabilidad y alternativas que encargó el Consistorio.

En las tres alternativas se propone una cubierta de vidrio con apoyos exentos, en dos de ella, y en la tercera adyacentes a los edificios públicos y privados de la plaza, que quedan sin tocar en las soluciones que se plantean. Las tres servirán de base al concurso de ideas que convocará el Ayuntamiento, y que se desarrollará en paralelo a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana que es necesario aprobar para poder acometer una obra que, a juicio del equipo de gobierno, hará de la Plaza Porticada un «nuevo icono» de la ciudad.

La idea de cubriri la Plaza Porticada pulula por los programas electorales y las declaraciones de sectores económicos y vecinales desde hace año. El inicio de los trámites admistrativos anunciado hace un par de meses por el Ayuntamiento, fue recibido con aplausos, no solo por vecinos, sino por el Grupo Alceda, los comerciantes agrupados en Coercán o los partidos PSOE y PRC. De hecho, el primero en proponerlo fue, en 2007, el socialista Jesús Cabezón, que sigue pensando que una solución idónea sería una cubierta que «mantuviera el espíritu de plaza abierta. O con las dos opciones, como las que hay en algunos estadios deportivos», que se abren y cierran a conveniencia. También los regionalistas, que luchan por este proyecto desde 2009, quieren que salga adelante ya. José María Fuentes-Pila piensa que el centro de Santander «necesita un revulsivo de estas características».

De las tres alternativas que ha presentado hoy el Ayuntamiento, la «más valorada» es la que propone una cubierta de lámina espacial con malla triangular y una doble curvatura, similar a la que tiene el Museo Smithsonian de Washington.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, han dado a conocer las alternativas que han obtenido las puntuaciones más altas entre las 10 analizadas en ese estudio, realizado por Arenas&Asociados en colaboración con FDA Arquitectos y el Servicio de Urbanismo, y que ahora se someterán a un concurso de ideas para un desarrollo más profundo.

El Ayuntamiento ha trazado un cronograma de esta actuación, que culmina en 2021, según los plazos que ha avanzado Igual. Así, se prevé que la modificación del plan de urbanismo, que según Díaz es sencilla, pueda estar lista a final de año, y de forma simultánea se convocará el concurso de ideas del que saldrá el proyecto definitivo y en el que se dará también participación a los ciudadanos.

De esa forma, la decisión final será el resultado de la valoración de un comité de expertos y de la opinión de los ciudadanos.

Se espera que el concurso esté resuelto en enero de 2020 para después redactar el proyecto, licitarlo y adjudicarlo, y se calcula que la obra durará un año.

Alternativa 1: La más valorada

La alternativa que más puntos ha sumado- 84,3 sobre 100- propone una cubierta de malla triangular con doble curvatura de vidrio y cuatro apoyos exentos, a unos siete metros de los edificios, que forman un cuadrado, con un coste de 7,27 millones de euros.

Esta solución se similar a la que se adoptó para cubrir el Patio Kogog del Museo Smithsonian de Washington.

Consulta aquí la alternativa 1 en 360º

Alterativa 2 : Cuatro apoyos

La segunda más valorada, con 77,2 puntos, propone un forjado de retícula cuadrado de vidrio, con cuatro apoyos exentos y un coste de 7,6 millones.

Consulta aquí en 360º la alternativa 2

Alternativa 3 : Seis pilares

La tercera, que ha obtenido 71,6 puntos, plantea una cubierta con malla triangular de vidrio también curvada y apoyada en seis pilares adyacentes a los fachadas de los edificios.

Consulta aquí en 360 la altertativa 3

En el análisis de las alternativas, en el que han participado un estudio de arquitectos, otro de ingeniería y los técnicos municipales, se han tenido en cuenta los múltiples condicionantes que existen a la hora de afrontar una obra tan compleja. En total se han manejado once criterios para valorar las alternativas con una puntuación de 0 a 100 y tres de ellas han superado los 70.

Entre otros aspectos, se ha valorado como afectaría cada solución a los edificios de la plaza, tanto los dos privados (la sedes de Liberbank y de la Cámara de Comercio) como los públicos, la Delegación del Gobierno, la de Defensa y la de Hacienda.

En ninguna de las tres se opta por apoyar la estructura de la cubierta en estos edificios, lo que habría hecho más complicado el proceso para poder ejecutar la obra, ya que habría que haber recurrido a expropiaciones, no de los edificios sino de las servidumbres necesarias, en el caso de los privados, y a abrir una negociación con la propiedad de los públicos.

Otro de los condicionantes que se ha estudiado es la presencia de los restos de la muralla en la plaza, a los que no afectan estas soluciones, así como la posibilidad de nuevos hallazgos a la hora de hacer la cimentanción.Los técnicos han desaconsejado con rotundidad las soluciones móviles y retractiles para la cubierta.

La alcaldesa ha destacado que la Plaza Porticada es una zona de la ciudad en la que se ha generado mucha actividad desde que se eliminó el tráfico, además de un punto de encuentro ciudadano.

Las ferias del libro y de artesanías y los conciertos de Santiago son algunas de las numerosas citas que a lo largo del año se suceden en esta plaza, una actividad que se potenciará y extenderá protegiéndola de las inclemencias del tiempo.

Además se evitaría en algunos casos tener que instalar carpas, lo que se traducirá en un ahorro.

Igual ha defendido además, a preguntas de los periodistas sobre los tiempos de esta obra, que el Ayuntamiento sigue trabajando en los proyectos municipales y no va detener su actividad por el hecho de que queden unos meses para las elecciones.