Al fin se abre Peña Herbosa

Hoy, al fin, se ha abierto al tráfico la calle Peá Herbosa./Daniel Pedriza
Hoy, al fin, se ha abierto al tráfico la calle Peá Herbosa. / Daniel Pedriza
Santander

La céntrica vía presenta una nueva imagen con adoquín de granito rosa Porriño y con la acera y la calzada al mismo nivel, lo que facilita el tránsito de los peatones

DM .
DM .Santander

El centro de Santander va recuperando la nomalidad. El pasado sábado se reabría al tráfico la calle Lope de Vega, este mismo miércoles tenía lugar la reapertura de una parte de la calle Martillo (el último tramo, entre Pedrueca y la rotonda del Río de la Pila) y este jueves, desde las 11.30 horas, se puede volver a circular por la calle Peña Herbosa, tras más de cuatro meses de obras.

Los obreros han aprovechado el buen tiempo del miércoles para rematar los últimos trabajos (terminar con el asfaltado en las intersecciones de la calle y la señalización horizontal) antes de la reapertura de una de las calles más conocidas de la ciudad por sus establecimientos hosteleros y por ser la vía en la que actualmente está la sede del Gobierno regional.

En Peña Herbosa se ha sustituido el viejo adoquinado por uno nuevo a base de piezas de granito rosa Porriño. La calle se ha convertido en vía de plataforma única. Es decir, que la acera y la calzada están al mismo nivel, lo que facilita mucho el tránsito de peatones. Se han limpiado y adecuado los alcornoques y se han plantado los árboles que faltaban. También se han reparado los socavones y se ha restaurado la red de saneamiento.

Juan Carlos Flores-Gispert

Los hosteleros y vecinos están encantados con esta reapertura, ya que han sido más de cuatro meses de obras, de carretera cortada, de aguantar máquinas, cascotes, depósitos de material, obreros y el fastidio que supone no poder entrar con el coche hasta los locales de hostelería o hasta los portales de los edificios de viviendas. En esos meses, la famosa calle ha vivido algunos episodios llamativos. El primero, en Navidades, cuando las obras obligaron a los miembros del Gobierno a entrar en dirección prohibida hasta la sede del Ejecutivo. Revilla tuvo que dar explicaciones cuando algunos viandantes le increparon por entrar con el coche en dirección contraria (como le había pedido la Policía). Más reciente fue la fuga de agua que dejó sin agua a 30 portales durante dos horas y unas espectaculares imágenes de un geiser en plena calle.

A finales de mayo se abrió el tramo de Peña Herbosa que va entre Lope de Vega y Gándara, pero sólo para peatones y para que los bares utilizasen la acera para poner sus terrazas. Este jueves se reabre entera para los peatones y además ya se podrá pasar por ella circulando con el coche y comprobar cómo ha quedado la mítica calle Peña Herbosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos