Ceruti ficha al arquitecto Antonio Bezanilla para diseñar el próximo PGOU

Antonio Bezanilla./DM
Antonio Bezanilla. / DM

El profesional ha ejercido en los últimos años como arquitecto municipal en Santoña. En el Ayuntamiento de Santander será director general de Urbanismo

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Un arquitecto que fue Premio Extraordinario de carrera en 1991 y que ha desempeñado varios cargos en el Colegio de Arquitectos de Cantabria (Coacán). Antonio Bezanilla Cacicedo ha sido nombrado director general de Urbanismo del Consistorio santanderino por la Junta de Gobierno Local y, desde esta responsabilidad, será uno de los protagonistas de referencia del próximo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital. Este es uno de los grandes desafíos que enfrenta la ciudad en los próximos años. Santander está funcionando a día de hoy con el PGOU de 1997, tras haber anulado el Tribunal Supremo en 2016 un Plan General aprobado en 2012 que había supuesto más de una década de tramitaciones.

Bezanilla Cacicedo (Santander, 1965) ejercía hasta ahora como arquitecto municipal en Santoña. Ahora, trabajará codo a codo con Javier Ceruti -concejal de Urbanismo de Ciudadanos que le ha fichado- quien ayer mostró su satisfacción por contar en su equipo «con un profesional de tan alto nivel».

El experto no es nuevo en el Ayuntamiento de Santander: ya actuó como arquitecto municipal de forma interina entre 1992 y 1993 (recién licenciado, puesto que salió de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid un año antes, con las dos especialidades, Edificación y Urbanismo). Según informó el Consistorio, en aquella corta etapa participó activamente en expedientes urbanísticos como las modificaciones del PGOU en la finca Ibero Tanagra o en el área de Nueva Montaña Quijano.

«Es una satisfacción contar en el equipo con un profesional de tan alto nivel como Bezanilla» Javier Ceruti

Luego su carrera profesional se desarrollaría a muchos kilómetros de la capital. Entre 1995 y 2004 fue arquitecto municipal en Rionansa y también en Ramales de la Victoria, entre 2001 y 2007. El Ayuntamiento de Santoña le contrató en 2002 y, en 2013, se hizo con la plaza como funcionario de carrera en esta localidad.

Fuera de los circuitos administrativos, Bezanilla ha colaborado en la redacción, junto con otros profesionales, del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de El Sardinero, del Plan Especial de Reforma Interior y Protección del Conjunto Histórico Artístico de Aldea de Ebro (Valdeprado del Río), o en la revisión de las Normas Subsidiarias de Astillero. Su currículum oficial destaca que, además, ha intervenido en tramitaciones vinculadas a los Planes Generales de Liérganes (donde colaboró en el Catálogo Monumental), Cabezón de la Sal, Entrambasaguas o Ribamontán al Monte.

A toda esta experiencia se une su colaboración con la Universidad de Cantabria y la Fundación Botín en la Valoración del Patrimonio Territorial del Valle del Nansa. De forma paralela, ha llevado a cabo numerosas actuaciones de todo tipo y escala en promociones tanto de vivienda unifamiliar como de vivienda colectiva, lo mismo en Santander que en otros muchos municipios cántabros. Fuera de la región, ha realizado intervenciones en Marbella y en Murcia.

«Echar a andar la redacción del nuevo Plan General será arduo. Hay que poner bases sólidas» javier ceruti

Javier Ceruti se felicitó ayer públicamente por haber integrado en su proyecto a un experto «con experiencia contrastada». Su nombramiento supone dar «el pistoletazo de salida para ponerse a trabajar a toda máquina y echar a andar la redacción del nuevo PGOU». El edil es consciente de que será «una tarea ardua, que excederá la actual legislatura», pero ve necesario «poner bases sólidas». «Con la dirección de Bezanilla y la filosofía de abrir al máximo la participación a la ciudadanía, Santander tendrá el PGOU que merece».

El Ayuntamiento no contaba con un director general de Urbanismo desde 2015, aunque esta figura existió en legislaturas anteriores (en la de 2007 y la de 2011 este cargo estuvo ocupado). Con la nueva configuración municipal, el PP y Ciudadanos acordaron que la concejalía de Urbanismo (en manos de Cs) tendría el director general correspondiente, mientras que la concejalía de Fomento (que dirige César Díaz) tendrá una dirección general de Fomento que, de momento, está vacante.