Finalizan las obras en la calle Miguel Artigas de Santander

Las obras en la calle Miguel Artigas, en Santander, han durado tres meses. /María Gil Lastra
Las obras en la calle Miguel Artigas, en Santander, han durado tres meses. / María Gil Lastra

Se han plantado ocho árboles y renovado el pavimento. El proyecto se enmarca en el plan de modernización de la calle Cervantes

DMSantander

Las obras de la calle Miguel Artigas de Santander, que se enmarcan dentro del proyecto de renovación urbana de la calle Cervantes, se encuentran finalizadas, mientras que prosiguen otros trabajos también ligados a esta actuación, como son los encaminados a regular el tráfico en las inmediaciones. El fin de las intervenciones estaba planteado para finales del pasado mes de julio, pero se ha alargado unos días más. Se ha renovado el pavimento y se han plantado ocho árboles.

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha recordado en una nota de prensa que el Ayuntamiento prevé invertir cerca de 1,3 millones de euros en el proyecto de renovación urbana de la calle Cervantes, que va a contribuir a mejorar una zona que representa una «isla» dentro de un ámbito que se encuentra renovado casi en su totalidad.

Así, tanto la plaza del Ayuntamiento, como las calles Los Escalantes, Rubio y Cisneros, que rodean la zona de actuación de Miguel Artigas y Cervantes, se han visto sometidas a procesos de renovación urbana en los últimos años que, según el edil, «han puesto de manifiesto la necesidad de actuar en dos calles que se encuentran en pleno centro de la ciudad, que son muy transitadas y que cuentan con una alta actividad comercial«.

«Buscamos conseguir un entorno más acorde con el resto de calles circundantes, que favorezca el tránsito peatonal que, en el caso de la calle Cervantes, en la actualidad se encuentra dificultado por la estrechez de las aceras, en las que, en algunos tramos, prácticamente no pueden cruzarse dos personas sin que una de ellas tenga que invadir la calzada», ha explicado.

Ensanchar las aceras

Para ello, se ensancharán las aceras de la calle Cervantes hasta tener un ancho mínimo de 1,80 metros, tal como establece la normativa de accesibilidad, se plantarán árboles y se colocará mobiliario urbano, además de mejorar las redes de abastecimiento y saneamiento.

El proyecto contempla la implantación de un carril central para la circulación de vehículos, a base de adoquines de granito y al mismo nivel que las aceras.

Los trabajos que acaban de concluir han consistido en la renovación del pavimento de la acera siguiendo el modelo de la calle Rubio, que alterna baldosas de colores, la colocación de nuevo mobiliario urbano y la plantación de ocho árboles.

También se han sustituido las tuberías de abastecimiento, saneamiento, electricidad y gas, se ha colocado una red de riego y se ha instalado un nuevo hidrante a propuesta de los bomberos municipales.

Asimismo, se están ejecutando ya las actuaciones necesarias para que los vehículos procedentes de Cisneros puedan bajar por la calle Florida hacia la calle Rubio y, desde aquí, tomar Isabel La Católica para incorporarse a la calle San Luis o realizar el giro sobre el falso túnel de la calle Burgos para dirigirse hacia Pasaje de Peña.

Para regular estas circulaciones se instalarán cuatro nuevos semáforos y se modificará la ubicación de uno existente.

El proyecto también incluye la colocación de semáforos en los pasos de peatones de la calle Lealtad, en las intersecciones con Juan de Herrera y San Francisco, para regular el flujo de vehículos que se redirigirá por esta zona.

En cuanto a los trabajos en la calle Cervantes, la previsión es iniciarlos a comienzos de septiembre, pasada la etapa más fuerte de la campaña estival, y tenerlos terminados en la primera semana de diciembre, de cara a la campaña navideña.

 

Fotos

Vídeos