Cuidado con la fuente, cuesta 1.220 euros

Cuidado con la fuente, cuesta 1.220 euros
Roberto Ruiz

Fernando de los Ríos cuenta desde hoy con un nuevo parque infantil en el que el mobiliario y los columpios pretenden concienciar a los ciudadanos de su buen uso

DM .
DM .Santander

La calle Fernando de los Ríos de Santander ha estrenado hoy su nuevo microespacio, una actuación arquitectónica de cercanía que se ha ejecutado en dos meses y medio y que ha dotado a un área degradada y sin uso de un parque infantil y una plaza con un graderío, que beneficiará, sobre todo, a los vecinos de la zona y a los niños de los cercanos colegios María Blanchard y Atalaya.

En el microespacio, se ha colocado vegetación, mobiliario urbano y columpios en los que se han puesto etiquetas con el precio de cada elemento para que los vecinos conozcan lo que cuesta y «concienciar a la gente de que la calle es de todos» y que su mal uso supone un desembolso económico para su reposición.

Como ejemplos de los precios que se podían ver en los diferentes elementos, un bolardo cuesta 75 euros, un tilo (árbol) 270, una papelera 574, un banco 632 o un pequeño balancín para los niños 1.189 euros. «Es para que seamos consecuentes del dinero que cuestan», ha dicho la alcaldesa.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha inaugurado hoy este espacio, en el que se han invertido más de 273.000 euros para llevar a cabo una actuación diseñada por los jóvenes arquitectos Clara del Cerro, Javier Sazatornil y Cristóbal Moreno en el marco de la tercera edición del concurso de microespacios organizado por el Consistorio y el Colegio de Arquitectos. «A través del concurso de microespacio, se actúa en pequeñas zonas de la ciudad para su mejora o regeneración por parte del Ayuntamiento y se da una oportunidad a los arquitectos santanderinos de proponer sus proyectos para las áreas seleccionadas para actuar anualmente», ha explicado Igual.

En el caso del microespacio de Fernando de los Ríos, se presentaron 11 proyectos y resultó elegido el del equipo formado por estos tres jóvenes arquitectos y para cuyo diseño contaron con la opinión de los vecinos del entorno a través de reuniones y encuestas.

La actuación se ha desarrollado en un área de unos 300 metros cuadrados que «no se usaba y estaba descuidada» y se ha proyectado un parque, con una zona estancial, otra infantil y con una pequeña plaza en el centro que cuenta, además, con un gradería con cubierta para la realización de actuaciones o actividades al aire libre.

Roberto Ruiz

Concluida la obra de este microespacio, el siguiente que se inaugurará en el marco de la tercera edición del concurso será el de la calle Río Cubas, cuyas obras comenzaron a finales de noviembre y que también ejecuta la empresa Senor con un coste de 168.579 euros y un plazo de tres meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos