Una fuga de agua inunda los colegios Mendoza y Cisneros y deja sin clase a 530 niños

Pasillos inundados y falsos techos desprendidos en los colegios Antonio Mendoza y Cisneros./Antonio 'Sane'
Pasillos inundados y falsos techos desprendidos en los colegios Antonio Mendoza y Cisneros. / Antonio 'Sane'

La avería, detectada en un cuarto de baño, afecta a los dos centros, que comparten recinto en el centro de Santander | Las clases del ciclo de infantil seguirán suspendidas mañana martes

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Una avería en un cuarto de baño ha inundado los colegios Cisneros y Mendoza, que comparten recinto en el centro de Santander, un incidente imprevisto que ha obligado a tomar una decisión poco antes de la apertura de las puertas este lunes por la mañana. Se cancelan todas las clases en el colegio Antonio Mendoza (que se ha quedado sin luz y tiene tres plantas inundadas) y en el Cisneros, la medida afecta a los alumnos del ciclo de infantil (con las aulas en la planta baja) y tampoco funcionará el comedor (en un sótano).

Los responsables de los colegios han avisado a las familias de esta vicisitud, que es posible que se hubiera producido durante el fin de semana. «La cantidad de agua es exagerada. No hay forma ni de entrar en el colegio, llega el agua a los tobillos», ha comentado el director del Mendoza, Rubén de Andrés. Aunque los pisos superiores se han librado de la inundación, ni siquiera se puede acceder al edificio, ya que la entrada en este caso es por el patio y la pendiente del solar provoca que todo el agua se dirija hacia este colegio, anegando aulas y pasillos y con importantes filtraciones en los techos. Además, solo hay luz en la quinta planta, por lo que se decidió cancelar por completo la actividad escolar. En total, 380 alumnos.

En el colegio contiguo, el Cisneros, a pesar de la cancelación de las clases en la planta más afectada por esta inundación -la planta baja y el sótano-, el colegio ofrece a las familias la posibilidad de acoger a los niños si no tienen otra opción, reorganizando la actividad escolar de hoy para no dejar desatendidos a estos alumnos si no pueden quedarse en casa, unos 150. Desde el colegio Cisneros confían en que esta avería quede reparada a lo largo de la mañana para que la situación vuelva a la normalidad cuanto antes.

Desde primera hora de la mañana se llevan a cabo labores de achique.

La Consejería decide suspender las clases de infantil en los dos colegios también mañana martes

El consejero y la directora general, esta mañana en el colegio Cisneros.
El consejero y la directora general, esta mañana en el colegio Cisneros.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte confía en normalizar la situación de los dos colegios en los próximos días después de una inundación surgida durante el fin de semana que ha afectado a parte de sus instalaciones.

El consejero, Francisco Fernández Mañanes, acompañado por la directora general de Formación Profesional y Educación Permanente, Maria Jesús Reimat, ha visitado esta mañana dichos centros para evaluar los daños producidos e interesarse por la situación de alumnado.

De cara al funcionamiento de ambos centros, la Consejería ha anunciado que mañana no va haber clase de educación infantil ni en el Antonio Mendoza ni en el Cisneros y, a partir del miércoles, las aulas de dos años estarán habilitadas para su normal funcionamiento. Por otro lado, la fecha de apertura del resto de las aulas de infantil vendrá en función de cómo vayan los trabajos de rehabilitación, así como los estudios de los técnicos.

También se ha preparado una solución para el comedor escolar, que han sido una de las instalaciones más afectadas, a fin de que el alumnado pueda seguir utilizando este servicio. Asimismo, desde Educación se ha querido tranquilizar a las familias, ya que se acogerá a aquellos alumnos que no puedan quedarse en casa mientras se están realizando las actuaciones necesarias para acondicionar dichos centros.

Desde primera hora de la mañana, una vez dado el aviso por parte de la dirección de ambos colegios, se personaron técnicos de la Consejería de Educación y del Ayuntamiento, así como operarios de este último, para paliar y evaluar los problemas derivados de dicha inundación que, según se ha podido saber, tiene su origen en la rotura de un latiguillo de uno de los lavabos de los baños del CEIP Cisneros. Se calcula que se ha producido a partir del sábado, ya que durante la celebración de las actividades del programa 'La Noche es joven', organizado por el Ayuntamiento de Santander, no se había detectado ninguna incidencia hasta esta mañana.

Las inundaciones han afectado a los dos sótanos, donde se ubica el gimnasio, los comedores y las aulas de infantil, y la planta baja donde están las aulas de dos años. La Consejería de Educación ha calificado de «importantes» los daños tanto por la acumulación de agua, así como por los desperfectos que se han registrado en paredes, mobiliario e instalación eléctrica en las zonas afectadas.

Colegios afectados por la inundación.
Colegios afectados por la inundación.