La mejora de iluminación en las calles prosigue con más farolas y potencia

En la plaza de Cañadío y alrededor de la Iglesia de Santa Lucía las farolas han sido pintadas de verde y las coronas de los faroles han sido doradas/Daniel Pedriza
En la plaza de Cañadío y alrededor de la Iglesia de Santa Lucía las farolas han sido pintadas de verde y las coronas de los faroles han sido doradas / Daniel Pedriza

El plan municipal avanza con la colocación de cristales en los faroles. En Cañadío, se han pintado de color verde y las coronas, en dorado

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

El Ayuntamiento sigue adelante con el trabajo de reajuste de la iluminación en la ciudad, después de la detección de numerosos puntos de sombra tras la sustitución de las luces tradicionales por el alumbrado led. Alo largo del mes de agosto se ha procedido a mejorar la potencia en varios puntos de la ciudad y se ha seguido con la instalación de cristales en los faroles. Su eliminación recibió numerosas críticas y su sustitución por otros ha calmado algo los ánimos. La pasada semana, los nuevos cristales (en realidad son piezas de plástico) se instalaron en los apliques del exterior del Mercado de La Esperanza. Y el trabajo sigue por otros puntos de Santander, en parques y jardines y en las calles. Lo realiza la empresa Elecnor, a quien el Ayuntamiento ha contratado el cambio de toda la iluminación en el municipio, y que se está encargando también de corregir los errores que, básicamente, fueron que la ciudad se quedó en penumbra.

Hasta que se procedió a incrementar la potencia en numerosos espacios, como el Paseo de Pereda, donde había numerosos puntos de sombra. Uno de ellos era el paso de peatones desde los jardines de Pereda hasta el paseo. Al cambiar los pasos de peatones tras la construcción del Centro Botín, y para conseguir acceso en línea recta por los pasos de peatones y los nuevos caminos del parque, fue eliminada una farolas. Ahora, el Ayuntamiento la ha repuesto en el paseo, a la altura de la tienda Carolina Herrera. Un árbol se ha eliminado y en ese espacio se ha colocado la nueva farola. Faltan los remates, entre otros eliminar el aro del viejo alcorque, pues se instaló la luminaria con él.Queda también la colocación de baldosas.

El cambio a led se inició en febrero de 2017 y siguen corriguiéndose puntos de sombra

A pesar de los trabajos realizados en los últimos meses para solucionar lo mal hecho, persisten puntos de sombra. Eso es lo que sucede en el inicio del Paseo de Menéndez Pelayo, en la confluencia con las calles de Santa Lucía y Valliciergo. Allí permanecen ocho farolas de un solo farol de estilo fernandino. Formaban parte del conjunto más amplio de farolas del mismo estilo que alumbraba todo el arbolado paseo pero, al ser reformado en el mandato de Gonzalo Piñeiro, las farolas clásicas fueron sustituidas por otras modernas. Las que quedan en la confluencia de Menéndez Pelayo «no dan nada de luz, lo mejor sería quitarlas y colocar otras similares a las del resto del paseo y que sí iluminen las aceras. Estas de estilo fernandino que se guarden o que se instalen en otro sitio.Pero queremos luz en el barrio», dice uno de los residentes de la zona.

Puntos de sombra

Hay puntos de sombra en parques, en jardines y en calles de El Sardinero pero, como explicó en su momento el concejal de Medio Ambiente, Ignacio Quirós, «se irán mejorando, como se ha hecho en el Paseo de Pereda, por donde empezó el reajuste de iluminación».

Sigue adelante la reposición de cristales en las farolas (no se han colocado en puntos como el citado de Menéndez Pelayo) y se está procediendo a la sustitución del denominado 'punto óptico' de los faroles para aumentar su potencia. Ya se ha hecho en el Paseo de Pereda, Calvo Sotelo,Casimiro Sainz y Jesús de Monasterio. Y está en vías de realizar en la Avenida de los Infantes, Joaquín Costa, calle del doctor Segundo López Vélez, Plaza de los Pinos (El Alisal), calle El Recial, calle Tres de Noviembre, el tramo comprendido entre el recinto de La Magdalena y El Camello y el acceso a la rotonda de Monte.

En octubre se intervendrá en otras calles donde hay 'sombra'. Están encargadas las luminarias y se prevé que lleguen a finales de septiembre. Se estima que todo el proceso esté «terminado para final de octubre», se explicó ayer desde la Concejalía de Medio Ambiente.

El cambio de iluminación fue contratado por el Ayuntamiento con la empresa Elecnor en 2016 por valor de 11 millones de euros.El encargo es sustituir 23.000 luminarias y 309 centros de control. El proceso se inició en febrero de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos