Casi 1.9 millones de euros para renovar la calle Magallanes

Casi 1.9 millones de euros para renovar la calle Magallanes

Se respetarán los aparcamientos y se renovarán las aceras, además de instalar baldosas de colores y báculos colgantes

EFESantander

El Ayuntamiento de Santander invertirá casi 1,9 millones de euros en el proyecto de renovación urbana de la calle Magallanes y su entorno, para el que se ha abierto un plazo de diez días para que los vecinos hagan sus aportaciones, antes de ser llevado a la Junta de Gobierno Local.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1.890.000 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, incluye mejoras en la calzada, aceras y alcantarillado de las calles Magallanes, Isabel la Católica, Rubio y Gravina, así como en parte de La Florida.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada por la concejal de Barrios, Carmen Ruiz, ha dado hoy a conocer estos trabajos, que comenzarán a finales de este año o principios de 2019.

Igual ha apuntado que, al tratarse de una «calle larga», con una acera de solo dos metros, una calzada de tres y aparcamientos en cordón a ambos lados, Magallanes «daba poco juego».

Por ello, la mayor parte de las obras consistirán en la rehabilitación de el pavimento, la calzada y el sistema de alcantarillado, si bien se creará una zona de estancia y descanso y se colocarán báculos colgantes con vegetación en los edificios.

La regidora ha explicado que con este proyecto no se eliminará ninguna plaza de aparcamiento, ya que tanto el Consistorio como los vecinos consideran que son «necesarias».

Se instalarán baldosas de colores para dar al entorno «un toque de alegría y color»

«Lo que se han metido son elementos que adornan», ha explicado Igual, quien se ha referido a las baldosas de colores, que ya pueden verse en La Florida, que se colocarán en algunas esquinas de la calle, en el borde en que la acera limita con la calzada.

Las mismas baldosas, que intentan dar al entorno «un toque de alegría y de color», se instalarán en el área de estancia de 50 metros cuadrados, que también contará con arbolado, bancos y sillas.

Además, se hará semipeatonal la parte de la calle Gravina sobre la que aún no se ha actuado, para facilitar el acceso a la Biblioteca Municipal, la Biblioteca de Menéndez Pelayo y el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, además de para fomentar el consumo en los comercios actuales y que se abran otros nuevos en la zona.

En cuanto a las zonas verdes, Igual ha explicado que, aunque «poco se puede hacer» por el pequeño tamaño de las aceras de la calle Magallanes, se colocarán báculos colgantes, que dispondrán de una red de riego.

También se cambiarán las papeleras de todo el entorno, que serán iguales que las de la calle Martillo.

Igual ha apuntado que el equipo de gobierno se reunió con las asociaciones de vecinos y con el colectivo que, «desinformado o mal informado», presentó firmas para pedir que se rehabilitase la calle cuando ya «se había anunciado» que se iba a llevar a cabo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos