Muebles 'de ganga' para ayudar a los niños de Santander

Muebles 'de ganga' para ayudar a los niños de Santander
DM

Nuevo Futuro abre una carpa en la Plaza Alfonso XIII, hasta el próximo domingo, donde se puede comprar el mobiliario de la reforma del Hotel Santemar, entre otros muebles | Todo lo recaudadado se utilizará para financiar los pisos de acogida de niños en Santander

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

El Hotel Santemar, del grupo Santos, ubicado en El Sardinero, encara la reforma más ambiciosa desde su construcción para llegar a su 40 aniversario con «nuevos aires». En 2021 el hotel estará totalmente renovado. De momento, ya se han redecorado tres plantas, con 97 habitaciones, que siguen dos estilos diferentes: 'montaña' o 'marinera'. Y todos los muebles que el hotel ha retirado por esta reforma, además de otros muchos, están a la venta en el rastrillo benéfico de la organización Nuevo Futuro. Mesillas de noche y escritorios, por ejemplo, a precios desde 15 euros.

El rastrillo se ha instalado bajo una gran carpa en la Plaza Alfonso XIII de Santander hasta el próximo domingo, de once de la mañana a nueve de la noche, con descando a mediodía. Cuenta con la ayuda de las voluntarias que lo hacen posible y en paralelo se ha organizado una tómbola.

DM

Se trata de «muebles buenos y muy buenos que queremos dar salida y, por ello, se ponen baratísimos. La idea es vaciar existencias», explicó la presidenta de Nuevo Futuro, Ana Mirat.

Se podrá encontrar mesas de estudio, despacho, banquetas de pie de cama, mesillas de noche o maleteros. «Esta última pieza típica de hotel se puede decapar y pintar para darle un aire nuevo», propone Ana. «Los muebles buenos tienen muchas posibilidades», opinó. Nuevo Futuro también ha recibido donaciones de un palacete de San Sebastián: con sillas, una alacena, cabecero de amas, mueble auxiliar y butacas descalzadoras. Además, han recibido un lote de muebles más modernos del BBVA, sillas y mobiliario de oficina que se ha sustituido.

La organización destina todo lo recaudado a financiar los hogares de acogida para los niños y campamentos de verano y otros temas de salud o dentistas.

La directora de la organización recordó que el rastrillo es la vía más importante que tiene esta organización benéfica de financiación. «Supone una vuelta al origen, ya que las fundadoras que pusieron en marcha Nuevo Futuro, lo hiceron sacando sus muebles a la calle y poniéndolos a la venta. Con el dinero recaudado lograron comprar un piso en que acogieron a niños de orfanatos que estaban en muy malas condiciones. Así fue como nació el primer hogar de esta organización». Con ese mismo espíritu sigue trabajando Nuevo Futuro, «recreando un espacio familiar para los menores necesitados, un entorno de cariño y donde crecen los más parecido a una familia y hermanos»..