A partir de diciembre las cámaras del carril rápido identificarán las matrículas

Cámaras de vigilacia del carril del MetroTUS, en Paseo Pereda, Santander /Roberto Ruiz
Cámaras de vigilacia del carril del MetroTUS, en Paseo Pereda, Santander / Roberto Ruiz

De momento solo graban, sin que puedan distinguir si los vehículos están o no autorizados a circular por el mismo, por lo que no pueden emitir multas

MARIANA CORES Santander

Los santanderinos recibirán el nuevo año con las cámaras del carril de circulación rápido filmando las matrículas de sus vehículos. El Ayuntamiento de Santander tendrá listo en diciembre el software que identificará las placas, a través de las cámaras de vigilancia, que circulen por esa vía del centro de la ciudad. Actualmente se limitan a captar imágenes de los vehículos que circulan por ella, sin que implique sanción alguna.

Según explicó a este periódico el concejal de Transportes, Ignacio Quirós, los servicios técnicos del Consistorio «están desarrollando este importante software para mejorar la información, que esperemos que esté listo para el mes de diciembre».

DATOS

213
son las multas emitidas desde el 1 de febrero.
Multas
Los conductores que circulen por el carril rápido sin que su vehículo esté autorizado pagarán una multa de 200 euros. Por pronto pago, recordó la Policía, son 100 euros.
6.000
Son las matrículas que podrán circular por el carril rápido a partir del 1 de octubre.
Taxistas
Todos los taxistas podrán circular desde el 1 de octubre.

De esta manera, el sistema será capaz de identificar el número de matrícula y lo transmitirá a la central de la Policía Local, para que procedan a emitir la sanción correspondiente, en el caso de que no esté autorizado a circular por el mismo.

En este momento, según fuentes del Cuerpo, tiene permiso para hacerlo los autobuses (municipales o no), los vehículos de emergencia (incluidas ambulancias, con o sin paciente), las motocicletas y ciclomotores de toda España y los taxis de Santander. Desde el Ayuntamiento santanderino se añade que a partir del 1 de octubre podrán hacerlo también los taxis de fuera del municipio.

Las multas, tanto por parar como por circular sin autorización por el carril rápido, son «todas de 200 euros», especificaron desde la Policía Local, «aunque por pronto pago se quedan en 100 euros».

Lo más costoso de este proceso, indicó Quirós, es incluir toda la base de datos de las matrículas de las motos, taxis y autobuses de toda España. «Calculo que el programa informático deberá de reconocer unas 6.000 matrículas (que serán las autorizadas)».

El concejal destacó el «ejemplar» comportamiento de los conductores santanderinos, ya que en estos meses «las infracciones por circular o estacionar en el carril-bus son una excepción».

Desde que empezara a funcionar de manera oficial el carril rápido, el 1 de febrero, se han emitido 213 multas, «menos de una al día, lo que demuestra el respeto de los conductores», apuntó el concejal de Protección Ciudadana, Pedro Nalda.

En cuanto a los inconvenientes que se crean a los vecinos que viven en las zonas afectadas, que no pueden parar sus vehículos bajo ninguna circunstancia, Quirós explicó que «disponen de vías de escape, como son las calles paralelas y perpendiculares al Paseo de Pereda». También recordó que tan sólo los taxistas pueden depositar personas, «de manera excepcional, si padecen algún problema de movilidad o si llevan maletas o bultos voluminosos».

A este respecto, Manu Andoni Ruiz, Presidente de la Federación Cántabra del Taxi, indicó que «para nosotros y para nuestros clientes, el carril rápido supone una gran ventaja, ya que agiliza el trabajo y supone abaratar los servicios».

En cuanto a las paradas para recoger o dejar a algún cliente, indicó que «al principio, había alguno que se enfadaba porque no le podíamos dejar justos delante de su portal, pero ahora lo entienden». Además, agregó, «tenemos habilitados seis puntos de parada: en la zona delantera de cuatro marquesinas de autobús (Paseo de Pereda, Puertochico, Jardines y Catedral), frente a la plaza Porticada y en el apartadero existente en el número 35 del Paseo de Pereda, en que ahora se volverá a colocar una marquesina». También la zona comprendida entre la rotonda del túnel de la salida del Centro Botín y la calle Marcelino Sanz de Sautuola.

 

Fotos

Vídeos