Explosión de colores

Explosión de colores

La segunda playa del Sardinero acogió anoche los tradicionales fuegos artificiales de Santiago ante la atenta mirada de cientos de vecinos y turistas

VÍCTOR PUENTESantander

El cielo del Sardinero se convirtió anoche en un auténtico espectáculo de colores. Continuas explosiones en el aire que cautivaron a los cientos de vecinos y turistas que se agolparon en la playa, aledaños, viviendas y cualquier otro sitio en el que se podía mirar y ver el cielo pintado de colores.

Eran los fuegos artificiales con los que Santander dio la bienvenida a la festividad de Santiago, que se celebra este lunes.

La empresa pirotécnica Ricasa fue la responsable de pintar el cielo santanderino y lo hizo con un espectáculo único y trepidante que dejó a más de uno con la boca abierta. Rojos, azules, verdes, en forma de lágrima, hipersonoros,... un sinfín de formas originales con el que la empresa pirotécnica quiso sorprender a la Semana Grande de Santander y demostrar por qué les llaman de países de todo el mundo y de los parques temáticos más prestigiosos del mundo.

En total se lanzaron 31 conjuntos de fuegos artificiales con múltiples efectos, con colores y diseños inspirados en Santander y sus tradiciones, pensados para deslumbrar a públicos de todas las edades y para reflejar la alegría, vitalidad y dinamismo que caracteriza a estas fiestas.

 

Fotos

Vídeos