Los viajeros del 'AidaSol' pasan el día en Santander

Los autobuses que actúan como lanzaderas esperan a los turistas a los pies del 'AidaSol' /Alberto Aja
Los autobuses que actúan como lanzaderas esperan a los turistas a los pies del 'AidaSol' / Alberto Aja

El buque, que transporta 2.527 turistas procedentes de Alemania, hacen escala en la capital cántabra hasta las seis de la tarde

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

'Santander auf einen Blick'. O lo que es lo mismo, 'Santander de un vistazo'. Con este mensaje en sus letreros, dos autobuses resumen cómo será jornada de hoy para parte de los 2.527 viajeros que llegaron esta mañana al muelle de Raos a bordo del crucero 'AidaSol'. Tienen margen hasta las 18.00 horas, momento en el que el gran buque zarpará rumbo a su siguiente destino: el puerto francés Le Havre. Aunque la llegada estaba prevista para las diez de la mañana, se adelantó dos horas debido a una emergencia médica que se comunicó desde el barco. Al atracar, una ambulancia esperaba en el dique para trasladar a la persona indispuesta al hospital.

Los turistas, principalmente alemanes, ganaron tiempo para visitar Santander. A los pies de la nave, en el mismo muelle, les esperaban nueve autobuses para trasladarlos hasta el centro y dos más adaptados a personas con movilidad reducida. Durante las horas que 'AidaSol' esté en la capital cántabra, los viajeros podrán hacer uso de este transporte de manera continua. «Funcionan como lanzaderas. Forman parte de un acuerdo con Cantur y siempre habrá autobuses en el muelle y en el centro para que puedan ir y volver en cualquier momento», explicada uno de los operarios del puerto.

Pero las lanzaderas no son los únicos autobuses que esperaban en el dique. Otros cinco, contratados por empresas privadas, llevaron a parte del pasaje a diferentes excursiones por la región y sus cercanías. Dos están enfocados en enseñar Santander en profundidad, otros dos pasarán el día en Santillana del Mar y un quinto disfrutará de la jornada en Bilbao.

Los viajeros salían del barco, en torno a las diez de la mañana, en pequeños grupos. Unos en dirección a la excursión contratada y otros rumbo al centro de la ciudad. Algunos, que desconocían la diferencia entre los vehículos estacionados junto al buque, preguntaban al personal que esperaba para informarlos. «Es una pena que el comercio cierre hoy. Que no se os olvide decirles que es festivo», comentaban entre compañeros.

La estación marítima, junto al Centro Botín, es el punto de llegada y de salida de las lanzaderas. Desde allí, los viajeros tienen la oportunidad de contratar visitas guiadas a bordo de los autobuses turísticos 'City Sightseeing', que enseñan los principales monumentos de la ciudad en ocho idiomas diferentes. Mientras algunos se informan sobre ese tour, otros se decantan por visitar Santander a pie. Con el mapa en la mano, deciden entre grupos a dónde dirigir sus pasos en primer lugar. El Ayuntamiento y el paseo marítimo, por su cercanía, son algunos de los destinos elegidos.