El 600 está de cumpleaños

Automóvil expuesto en la ClassicAuto Madrid. /
Automóvil expuesto en la ClassicAuto Madrid.

El popular modelo fabricado por SEAT celebra su 60 aniversario en el salón ClassicAuto Madrid rodeado por los modelos más exclusivos de la historia del automovilismo clásico

ALBERTO FERRERASMadrid

Pese a que nunca fue líder de ventas, el Seat 600 es considerado como el vehículo que motorizó a España. De ahí que no haya dejado de recibir homenajes desde que dejó de fabricarse, en agosto de 1973. Ahora, la factoría de Martorell rememora su nacimiento en ClassicAuto con una muestra de vehículos trasladados desde la famosa nave A-122.

Más información

Concretamente, cuatro son los ejemplares que se pueden admirar en el espacio habilitado para ello. Allí están representados los modelos N (el más veterano), D (un singular descapotable), E y un L, perteneciente a la última serie, vehículo que puso punto final a la cadena de producción tras 799.419 unidades fabricadas. Como dato anecdótico, los trabajadores de SEAT despidieron al 600 con una pancarta en la que se podía leer: Naciste príncipe y mueres rey.

Pero en las tres plantas del Palacio de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, los visitantes se van a encontrar con algunas sorpresas, algunas más escondidas, y otras rodeadas del protagonismo que merecen. Entre ellas, el 124 Especial 1800 Grupo 4 de Salvador Canellas, recién llegado a Madrid tras participar en el Rallye Montecarlo Histórico y cuyo estado de revista, tras la competición, ha vuelto a ser perfecto.

Homenaje a Emilio de Villota

Convertido en una estrella del deporte en la década de los 70, el expiloto de Fórmula 1 Emilio de Villota va a ver reconocida su trayectoria profesional siendo homenajeado por los organizadores y aficionados, con los que tiene previsto participar en un charla coloquio. Para ambientar su pasado profesional, se ha expuesto el Lyncar-Ford 006 con que logró el triunfo en 1977 en el circuito británico de Mallory Park. El monoplaza, recientemente restaurado, formó parte del Iberia F1, el primer equipo español inscrito en la Fórmula 1.

Una de las novedades que se pueden ver en la edición 2007 de la feria es el 'stand' que la firma Abarth le dedica a su emblemático 124 Spider. En el mismo espacio de exposición, la marca italiana muestra algunos modelos clásicos y actuales, todos ellos con la preparación habitual de competición en rallyes.

Porsche también conmemora los 40 años del lanzamiento de su modelo 928, mostrando tres ejemplares de este vehículo deportivo de alta gama en perfecto estado de conservación. Además de la marca alemana, otros exclusivos vehículos clásicos merecen especial atención: Aston Martin, Mercedes, Jaguar, Hispano Suiza, Rolls Royce y Packard.

Aunque sin duda, una de las verdaderas joyas del salón que destaca sobre las demás es el impresionante Isotta Fraschini de 1928. Una verdadera obra de arte rodante que merece ser admirada con calma para apreciar todos sus detalles, y desde luego, su impoluto estado de conservación.

No sólo el visitante se puede deslumbrar con un vehículo con cuatro ruedas. También hay una buena representación de motocicletas de reconocidas marcas nacionales e internacionales: Montesa, Ossa, Derbi, Vespa, BMW o Norton. Aunque al igual que sucede con el Isotta, una motocicleta destaca entre las mejores de la feria: la belga FN Type 700 de 1914. Otro claro ejemplo de cómo una máquina puede llegar a ser objeto de admiración hasta su último tornillo.

Curiosidades

Buena muestra de ello son dos vehículos que no pasan precisamente desapercibidos. El primero es un Mercedes 600 limousine de 1973, cuyo propietario fue nada menos que el barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, es decir, el marido de la baronesa Thyssen, Carmen Cervera. Imponente vehículo, no importa el ángulo desde el que se mire.

Por otro lado, y no por ser menos exclusivo es menos atrayente, un Lincoln Continental descapotable de 1968, que fue propiedad del cantante Raphael. Sus actuales propietarios lo han sacado a la venta, y permanece con expuesto con todos los detalles originales, incluido un casette con un cartucho de ocho pistas dispuesto a ser de nuevo reproducido.

Dentro de la exhibición general que se puede visitar en ClassicAuto destacan algunas exposiciones monográficas, como la ofrecida por la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, el Cuerpo de Bomberos de Madrid o la Fundación Don Rodrigo de vehículos militares de la II Guerra Mundial. Todo ello sin olvidar (y en especial para los visitantes expertos en exclusividad), el concurso de elegancia que todos los años se celebra en la feria. En 2017 se centra en los automóviles de carrocería descapotable fabricados antes de 1955. Al igual que sucede con los coches, también se celebra el denominado concurso de restauración de motocicletas, en este caso de fabricación española anterior a 1970.

Car&Bike Corral

En la edición 2017, ClassicAuto se ha vuelto a decantar por aumentar el número de expositores dedicados a las piezas de recambio, libros, revistas y miniaturas. La planta intermedia está dedicada casi en su totalidad a este tipo de actividad, mientras que la baja la alterna con el mercado de vehículos para todos los bolsillos y preferencias.

Así nació la iniciativa denominada Car&Bike Corral, es decir, un espacio dedicado a la compra-venta de vehículos clásicos y motocicletas, con más de 25 años de antigüedad. El precio máximo de venta no puede superar los 25.000 euros, dado que esta plataforma está dirigida fundamentalmente a promover las transacciones de vehículos populares por debajo de esta cantidad, permitiendo así el acceso al mundo del motor clásico a los aficionados más jóvenes.