«¿Autocrítica? A veces se dice más de lo que se hace»

«¿Autocrítica? A veces se dice más de lo que se hace»

El uso de nuevas aplicaciones tecnológicas y la continua formación del personal a cargo de las mismas, redundará en una mayor seguridad de la universidad y sus procesos, según Rubén Calderón, rector de Uneatlántico

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

-¿Qué radiografía realizaría de la Universidad española a día de hoy?

- Las universidades españolas y el sistema universitario en general tiene un ganado prestigio en nuestra sociedad que se ha ido forjando desde sus mismos orígenes, y no hay que olvidar que nuestro sistema universitario es de los más antiguos de Europa y del mundo y goza de muy buen prestigio académico. Uno de sus grandes retos es la «adaptación global» de sus estructuras de gobierno, de la selección de su profesorado, de la formación que imparten, sus planes de estudios, sus modalidades de enseñanza, la aplicación de nuevas pedagogías y técnicas de aprendizaje y enseñanza, el fomentar el trabajo en equipo... Todo ello debe de ser una constante en su adaptación a un mundo y mercado profesional global, exigente, internacional, donde los graduados universitarios deben de adquirir unas competencias profesionales válidas para poder aplicarlas en cualquier parte del planeta.

-¿Es la Universidad suficientemente autocrítica?

-A veces se dice más que se hace. No hay duda de que existe un espíritu crítico que nace en el seno de las universidades y que busca no perder el tren de la adaptación a los nuevos tiempos y tecnologías; es una oportunidad histórica. Frente a ello se encuentra el conservadurismo y el conformismo propio de una institución longeva donde los cambios internos generan desasosiegos y por tanto rechazos. Pero no hay que olvidar que en especial los profesores universitarios mantienen contacto con la realidad social y global y por tanto están en contacto con lo que la social demanda de una institución de educación superior.

-¿Cree que la Universidad y los trabajos que realiza para las instituciones (como el último caso del Metrotus) son objeto de críticas abusivas o injustas o entran dentro de lo razonable?

-Todos las instituciones, organización, empresas o personas somos objeto de críticas. Y entra dentro de lo razonable entenderlo así. El espíritu crítico es parte de la ciencia y la ciencia la parte más valiosa de una universidad. Ese espíritu crítico debe ser constructivo y basado en el método, en la verdad y para ello debe conocerse la realidad. Es cierto que, en ocasiones, y no sólo en la universidad, las críticas pueden ser infundadas porque no se hace el esfuerzo de conocer las realidades, pero no existe una crítica abusiva o injusta que vaya más de lo razonable en otros casos.

-¿Cuáles cree que son las claves y mejoras que deben guiar la Nueva Ley de Universidades que los rectores han solicitado al ministro Pedro Duque?

-Permitir una mayor flexibilidad en la actualización de los planes de estudio, dotarlas de una mayor autonomía, disminuir la carga burocrática, los procedimientos, impulsar la movilidad de su profesorado, incentivar a los buenos docentes y la internacionalización.

-¿En qué medida los casos de Carmen Montón, Pablo Casado y Cristina Cifuentes, o el cuestionamiento de la tesis de Pedro Sánchez, han puesto en peligro la credibilidad, el prestigio y la imagen de la universidad española?

-Se ha hecho un daño a la credibilidad social del sistema universitario. No hay que perder la perspectiva de que son casos notorios por las personalidades que se han visto implicados, pero no debemos obviar que se han producido y que han fallado los mecanismos de control interno. Tampoco sería igualmente justo poner en tela de juicio o bajo sospecha el conjunto del sistema universitario, porque no es así.

-¿No cree que es necesario modificar los mecanismos de control dentro de la universidad para evitar casos así? ¿Introducir quizás mecanismos más eficientes?

-En un mundo en constante transformación, todas aquellas nuevas medidas de control, el uso de nuevas aplicaciones tecnológicas y la continua formación del personal a cargo de los mismos, redundará en una mayor seguridad en los procedimientos administrativos y académicos. Pero es que eso ya existe, está implantado y funciona; lo que no quiere decir que no hay podido fallar en algún caso concreto o sean casos de hace tiempo; no de ahora ni de los nuevos planes de estudio.

 

Fotos

Vídeos