Detenidas 15 personas en Cuenca en una operación contra la trata

La organización delicitiva dedicada a la explotación sexual de mujeres podría haber obtenido un beneficio de más de 200.000 euros

COLPISAMadrid

La Policía Nacional ha desarticulado en Cuenca una organización delictiva dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. La red estaba compuesta por ciudadanos brasileños y españoles, contando con una amplia red de colaboradores especialistas en tramitar cartas de invitación fraudulentas. Los investigadores estiman que habrían obtenidos un beneficio de más de 200.000 euros, dinero que era enviado a Brasil y Paraguay en pequeñas cantidades. La investigación ha culminado con la entrada y registro de cuatro inmuebles y la detención de 15 personas. Un club de alterne situado en Graja de Iniesta (Cuenca) ha sido clausurado por orden judicial.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. La red estaba dirigida por una mujer brasileña, propietaria del club de alterne, quien ordenaba las directrices que se debían seguir en la captación y traslado de las mujeres desde Paraguay a España, así como la distribución y funciones de cada miembro del grupo criminal.

La organización ofrecía un futuro idílico a las víctimas, procedentes de barrios humildes y en situación de precariedad económica. Una vez accedían, eran trasladadas a España facilitándolas una carta de invitación para que lograran superar el control fronterizo y, finalmente, trasladadas a un club de alterne de la localidad de Graja de Iniesta (Cuenca), imponiéndoles una deuda económica que tendrían que saldar ejerciendo la prostitución.

Las mujeres, con jornadas laborales de 12 horas, eran amenazadas para pagar la deuda económica, cada vez mayor debido a la cantidad diaria que las jóvenes debían abonar por manutención y alojamiento.

Método del 'Pitufeo'

La red desmantelada disponía de un grupo de personas de confianza que se encargaban de remitir los beneficios obtenidos de la explotación sexual y del tráfico de estupefacientes a una cuenta en Brasil a nombre de la propietaria del club o de su hija.

También se detectó que realizaban envíos a Paraguay para financiar el viaje de las víctimas a través del método del «Pitufeo», una tática centrada en enviar pequeñas cantidades monetarias a multitud de remitentes distintos, con el fin de no superar los límites legales que imponen las empresas que realizan las transacciones, dificultando el seguimiento y burlando los controles legales. Este método llevó a los agentes a localizar tranferencias por valor de más de 200.000 euros.

Para poner fin a la actividad delictiva, los agentes realizaron dos operativos policiales. En el primero se practicaron cuatro entradas y registros en cuatro inmuebles (dos domicilios de miembros de la organización, otro en el club de alterne y el cuarto en un local contiguo al club propiedad de la «cabecilla»), deteniendo a cinco personas e interviniendo documentación relacionada con los hechos investigados, dos armas táser, diverso material relacionado con la preparación de sustancias estupefacientes, cartas de invitación a nombre de las víctimas y justificantes de envío de dinero.

En el segundo operativo se localizó a los colaboradores y personas de confianza de la organización, procediendo a la detención de diez personas.

Más información