El brote de listeriosis llega a Alemania y afecta a seis personas de una misma familia

Un envase vacío de la carne mechada de la marca La Mechá tirada junto a las puertas de la empresa Magrudis./EFE
Un envase vacío de la carne mechada de la marca La Mechá tirada junto a las puertas de la empresa Magrudis. / EFE

Un joven llevó como regalo a su novia carne mechada contaminada adquirida antes de que saltase la alerta

CECILIA CUERDOSevilla

El brote de listeriosis por consumo de carne mechada ha saltado las fronteras españolas y llega ya hasta Alemania. Seis miembros de una misma familia resultaron infectados tras ingerir el embutido que les regaló el novio de una de las hijas. Aunque todos ellos se encuentran ya bien, no han sido contabilizados en el registro del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que cifra en 212 los afectados dentro de España tras confirmarse dos nuevos casos en la jornada del martes, uno en Andalucía y otro en Aragón. La responsable de Sanidad, María Luisa Carcedo, comparecerá en el congreso el jueves para dar cuenta de la actuación del Ejecutivo central ante la crisis que se ha cobrado la vida de tres personas y ha provocado cinco abortos.

Iba a ser un regalo para la primera visita a la familia de su novia en Lahr, por lo que Simeón Gallego se decantó por gastronomía típica, incluida carne de la marca La Mechá, que adquirió a comienzos de agosto en Sevilla, según contó el propio joven. El día 21 se celebró la comida familiar, y poco después todos ellos empezaron a desarrollar los síntomas de la enfermedad. Tras varios días de tratamiento, la mayoría de los afectados, entre los que hay dos niñas de 6 y 3 años y una mujer de 73, se han repuesto satisfactoriamente en Alemania.

Sanidad también tiene registrado un caso parecido de un ciudadano inglés que fue diagnosticado en Francia el 16 de agosto y que había consumido el embutido cárnico días antes en Sevilla. Ninguno de ellos está incluido en el registro oficial de enfermos en nuestro país, que asciende ya a 212 personas. Todas ellas habrían consumido la carne infectada por Listeria monocytogenes y considerada origen del foco antes del 23 de agosto.

Tras detectarse un nuevo positivo en Granada, Andalucía encabeza la lista de comunidades afectadas con 204 enfermos. Salvo este último caso, en los últimos ocho días los nuevos casos se habían detectado en la provincia de Sevilla, y con cifras muy inferiores a las de mediados de agosto, lo que llevó a la Junta a considerar el brote controlado y limitado a esta zona. Según el último parte facilitado por la Consejería de Salud, el numero de pacientes ingresados en los hospitales de la región asciende a 45, 10 menos que la jornada anterior. De ellos, 16 son mujeres embarazadas, dos de las cuales continúan en la UCI. Asimismo, el recién nacido con infección continúa con tratamiento antibiótico. «Estamos en buenas manos y el brote está remitiendo», aseveró el portavoz del ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, quien cifró en 8.636 kilos el producto «retenido y bloqueados» retenido por las administraciones.

Mientras que el brote remite, siguen saliendo a la luz las irregularidades administrativas de la empresa considerada el origen del foco, Magrudis. La asociación Facua-Consumidores en Acción reprochó ayer que el Ayuntamiento de Sevilla rebajó el nivel de riesgo potencial de la empresa tras ser informada en julio de 2017 de que habían dejado de distribuir sus productos por la provincia de Sevilla, limitándose a la capital hispalense, y que además habían implantado un protocolo de autocontrol. Sin embargo, la organización denuncia que en el acta de inspección no consta ningún documento acreditativo de estas circunstancias. Desde esa fecha, la empresa ya no fue revisada hasta el pasado mes de agosto, ya en plena crisis.