El temporal no da tregua y se cobra su sexta víctima mortal

Un oche arrastrado por el agua en Los Alcázares, este sábado por la mañana./VICENTE VICÉNS / AGM
Un oche arrastrado por el agua en Los Alcázares, este sábado por la mañana. / VICENTE VICÉNS / AGM

Un vecino de Orihuela ha sido hallado sin vida por unos 'boinas verdes' en el campo, Murcia contiene el aliento debido a los desbordamientos del Segura y la lluvia se ceba con Málaga

IGNACIO LILLO , ESTER REQUENA , DANIEL VIDAL , JUAN ANTONIO MARRAHÍ y M. V. COBO

Parecía que lo peor ya había pasado, sin embargo el temporal sigue sin dar tregua, se extiende a más provincias y este sábado se ha cobrado la sexta víctima mortal. Se trata de un hombre de 41 años, vecino de Orihuela (Alicante), que ha sido hallado esta mañana en una zona de campo de la pedanía de La Matanza por miembros de la Guardia Civil y del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército, más conocidos como los 'boinas verdes', quienes llevaban buscándolo desde que ayer viernes se informó de su desaparición.

Los militares, que han precisado de buzos y de un helicóptero para recuperar el cadáver, según han precisado, habían encontrado el viernes la motocicleta del hombre e iniciaron su búsqueda en la zona, un área rural ubicada en la comarca de la Vega Baja del Segura, una de las más afectadas por las inundaciones provocadas por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos).

Se trata de la segunda víctima mortal en la Comunitat Valenciana provocada por la gota fría más virulenta de los últimos años y la sexta a nivel nacional.

La preocupación y el esfuerzo por los rescates continúa en la Vega Baja. 1.200 personas se han quedado sin luz y los cortes de carretera impiden la reparación del problema de abastecimiento. Sigue la imposibilidad de circular en muchos tramos de la comarca.

A las 5 horas, el Ayuntamiento de Almoradí ha solicitado maquinaria pesada o explosivos ante la rotura de la mota del río Segura que hace que el agua esté escapando por este punto con un grado de evacuación de 50 metros cúbicos por segundo. Ese mar sin control ha obligado a evacuar a parte la población y a pedir al resto que suba a los pisos más altos por el peligro. Pese a este grave problema, el 112 aseguraba a las 8 horas que los niveles del caudal del Segura se mantienen estables.

Mientras, en la Región de Murcia prosiguen los desalojos por el desbordamiento del río Segura, en el sur de la Comunidad Valenciana se mantiene la tensión caos y en las últimas horas las lluvias se han cebado las lluvias con Andalucía, sobre todo en Málaga, Granada y de manera más puntual en Almería, donde sigue activada la Situación 0 del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha sobrevolado este sábado las zonas afectadas en las provincias de Alicante. Lo ha hecho acompañado de dos de sus ministro: Fernando Grande-Marlaska y José Luis Ábalos.

Caos en el sur de Alicante y tensa calma en Valencia

La primera tragedia en Orihuela se produjo el viernes, cuando la Guardia Civil halló el cadáver de un hombre de 58 años, de nacionalidad española y vecino de Redován, en la zona conocida c­omo Virgen del Remedio. El cuerpo fue detectado desde el helicóptero de la Benemérita y se trató de la primera víctima mortal por la DANA en la Comunitat.

Desde la Delegación del Gobierno añadieron que, al parecer, el hombre acababa de aparcar su coche y al intentar cruzar la calle, fue arrastrado por una avenida de agua. Su cuerpo se encontró a un centenar de metros de su domicilio, según estas fuentes.

Rescate de una persona.
Rescate de una persona. / Reuters

La angustia no se vivió sólo en Orihuela, hundida por las trombas, las calles se convirtieron en ríos en Redován, Almoradí, Pilar de la Horadada, Santa Pola, Torrevieja, Bigastro... La máxima preocupación estaba puesta en la apertura por seguridad del embalse de Santomera, en Murcia, cuya presa estaba aliviando y cargando todavía más el caudal del río Segura, con el consiguiente riesgo para las poblaciones alicantinas en su tramo final.

Las tormentas asociadas a la gota fría no cesan en la Comunitat Valenciana. Un nuevo frente de lluvias, en algunos casos extremadamente torrenciales, está barriendo la región de sur a norte. Las precipitaciones han vuelto a afectar a la Vega Baja, pero también han dejado aguaceros muy intensos en Alicante y las poblaciones la Marina. Esta situación hace que la Agencia Estatal de Meteorología haya elevado otra vez el nivel de riesgo amarillo a toda la región ante precipitaciones de hasta 20 litros por metro cuadrado.

Las tormentas han dejado granizo en su avance entre Alicante y la Marina y ha inundado algunas calles. Sin embargo, su avance ha sido rápido y la lluvia no ha sido persistente. Hasta las 7.30 horas, estas nuevas precipiraciones han dejado 45 litros en Finestrat, 25 en Rafal, 23 en Bocairent y 23 en Benidorm, a falta de los registros de la Marina Alta donde la tormenta ha sido después.

Especialistas de la Guardia Civil y bomberos rescatan a una familia de la fuerza de las aguas que inundaron ayer Los Alcázares.
Especialistas de la Guardia Civil y bomberos rescatan a una familia de la fuerza de las aguas que inundaron ayer Los Alcázares. / Pablo Sánchez.

Murcia contiene el aliento debido a las crecidas

Truenos como bombas comenzaron a golpear el cielo de Murcia desde la medianoche. Los estallidos no dejaron de escucharse y fue difícil conciliar el sueño. De madrugada, la gota fría azotó, con toda su virulencia, la ciudad, y hasta se escuchó repicar en dos ocasiones la campana del Puente de los Peligros, sin que, en principio, nadie la activara. Su restaurador comentó después que pudo ser un fallo en el mecanismo de volteo fruto de la humedad.

Las previsiones meteorológicas se cumplieron, así como el aviso de la Confederación Hidrográfica del Segura sobre el «peligro máximo» en el que se encontraba la capital ante un «aumento súbito de caudal del río». El Segura se ha desbordado de madrugada en Blanca, Cieza, Archena, Ceutí, Lorquí y de nuevo en Los Alcácarez, lo que ha provocado el desalojo de viviendas en varios puntos de la Región.

El mensaje mantuvo activada la alerta del Ayuntamiento, que desplegó un dispositivo especial con más de 1.000 efectivos que trabajaron durante toda la noche. Al amanecer, la tromba dio una tregua, pero el panorama ya era devastador con 39 carreteras del municipio cortadas, comercios cerrados, bajos inundados, calles anegadas y mucho miedo a que el Segura colapsara a su paso por el casco urbano.

Muchos comercios, bares y empresas no pudieron abrir. Bastantes estaban inundados, y en otros, los empleados se vieron sorprendidos por los cortes de tráfico, y no lograron acudir a su puesto de trabajo. Así, durante toda la mañana, centenares de personas se apostaron en ambos lados del río para ver el extraordinario caudal y el desarrollo de los trabajos para evitar su desbordamiento. «Jamás he visto el río así», afirmó Chero Lozano, vecina de Vistabella. Rafael Rubio expresó su queja ante la falta de limpieza de las motas en los tramos donde el Segura pasa por las poblaciones periféricas a la ciudad. El miedo ante un posible colapso crecía conforme el nivel del agua aumentaba.

Una tromba arrastra coches en Málaga e inunda viviendas

Las predicciones iniciales saltaron por los aires ya cuando el Centro Meteorológico de Aemet se vio obligado a activar el aviso naranja para la madrugada del sábado por la llegada de la Dana a la provincia de Málaga, que posteriormente se convirtió en rojo, con riesgo precipitaciones extremas hasta las 5.00 horas.

Un coche pasa por las bolsas de agua acumulada en poco tiempo en la Avenida de Andalucía de Málaga, durante la madrugada.
Un coche pasa por las bolsas de agua acumulada en poco tiempo en la Avenida de Andalucía de Málaga, durante la madrugada. / Luis Moret

La riada registrada esta madrugada en Alhaurín El Grande ha causado el desprendimiento de muros, ha arrastrado coches hasta cien metros y ha arrancado la tubería de la pedanía de Villafranco del Guadalhorce.

La alcaldesa de Alhaurín El Grande, Toñi Ledesma, ha explicado en declaraciones a Efe que la situación es «de caos total». «Hay muchísimos daños y ahora mismo no se pueden valorar siquiera», ha relatado en relación a los efectos de la gran riada que ha atravesado el municipio, que ha levantado aceras y amontonado, al menos, una docena de coches «en las zonas bajas».

En Alhaurín El Grande solo se han registrado daños materiales relacionados con viviendas a las que ha entrado el agua o «coches que se movían porque hay muchas calles con muchísimo desnivel, eran ríos», una serie de incidencias que van a ser analizadas «a lo largo del día».

La delegada del Gobierno de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, ha activado, a las 06.00 horas de este sábado, la situación 1 del Plan del Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones.

Por otra parte, la tormenta eléctrica también se ha dejado notar, y no sólo con el espectáculo de rayos y truenos. Según informa un vecino de la zona, un rayo ha partido el gran ficus conocido popularmente el árbol de Reding, y los servicios de rescate han acudido a cortar las ramas que han quedado sobre la calzada y han dañado a varios vehículos que estaban aparcados. Por suerte la tromba ha caído de madrugada, por lo que no hay constancia de daños personales.

En Marbella y su entorno también se han producido fuertes descargas, con hasta 77 l/m2 acumulados en Ojén. La buena noticia en este caso es que los 47 l/m2 que han caído en el embalse de La Concepción, que abastece a buena parte de la Costa del Sol, servirán para mejorar sus maltrechas reservas, tras un verano de uso intensivo del agua almacenada.

En Granada, el servicio de emergencias del 112 había atendido más de y siguen entrando llamadas. La mayor parte son por inundaciones de bajos o balsas de agua en túneles, como los de la capital. La parte más afectada ha sido la zona sur del cinturón metropolitano; Padul, Alhendín, Gójar, Churriana, Gabias, Cájar, entre otras.

Además, se trata de una nueva 'bofetada' de la climatología al campo almeriense, a su agricultura intensiva, a la que es motor económico de la provincia. La gota fría, según unas primeras valoraciones de las organizaciones agrarias, generó daños en más de 300 hectáreas de invernaderos concentrados en las zonas de La Cañada, en el término municipal de Almería, así como en la Comarca de Níjar, Campohermoso, San Isidro y Cabo de Gata, entre otros núcleos. Las inundaciones en el agro se elevan a 1.000 hectáreas, sumando áreas afectadas en el Levante Almeriense, en referencia a explotaciones en las que se cultiva al aire libre, según los datos ofrecidos por la Junta de Andalucía.

Continúan las lluvias

Este domingo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé precipitaciones localmente fuertes en la Meseta sur, sistema Ibérico y Pirineos, y persistentes en el sur de Valencia, por lo que se mantendrá activado el aviso amarillo, el de menor riesgo, en 18 provincias de ocho comunidades.

Los avisos por lluvias, tormentas y temporal marítimo, que advierten de acumulaciones de 15 a 20 litros por metro cuadrado, estarán activadas en Córdoba, Sevilla, Teruel, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Madrid, Badajoz y Cáceres, y olas de más de tres metros en Alicante y Murcia.

Desplegados más de 1.100 militares en Murcia y Alicante

Más de 1.100 militares de las fuerzas armadas están desplegados en la región de Murcia y la provincia de Alicante para auxiliar a la población afectada por las lluvias torrenciales que están causando graves daños en el sureste de España.

Según informa el Ministerio de Defensa en un comunicado, la movilización de efectivos de las fuerzas armadas comenzó el pasado viernes tras requerir su intervención las autoridades de Murcia y Comunidad Valenciana.

Han sido desplegados efectivos de la UME (más de 800), del Ejército de Tierra (170), de la Armada (96) y del Ejército del Aire (92), además de vehículos, camiones, embarcaciones, drones y helicópteros.

Para colaborar con los servicios de emergencia, la UME organizó dos grupos tácticos, el de Murcia y el de Alicante, denominado Grupo Táctico Orihuela, integrados por diferentes secciones y medios materiales, mientras que el centro logístico para ayudar a los grupos se ha establecido en la Base de Jabalí Nuevo (Murcia).

El Grupo Táctico de Murcia está compuesto por 559 militares y 158 medios. Entre los efectivos movilizados están el batallón de intervención de emergencias de Madrid y Sevilla y la Legión, además de una aeronave del batallón de Helicópteros de Emergencias y drones de la UME.

Este grupo está trabajando en el rescate de personas aisladas, evacuaciones preventivas y achique de puntos específicos en Los Alcázares, San Pedro del Pinatar, Beniel, Santomera y Siscar.

Por su parte, el Grupo Táctico de Orihuela (Alicante) está integrado por 498 militares y 150 medios, entre ellos efectivos de las secciones de intervención de la UME de Valencia, Zaragoza y León, junto con otros del mando de operaciones especiales del Ejército de Tierra, drones y tres helicópteros.

Su principal misión ha sido el rescate de personas aisladas y la evacuación por el desbordamiento del río Segura en municipios de la Vega Baja como Orihuela, Dolores, Redován y Almoradí.

Más información