Guía para visitar Madrid en coche sin que te multen

Cartel que anuncia que se entra en el área de Madrid Central. / José Ramón Ladra/Atlas

Desde el 1 de diciembre está en vigor la nueva zona de emisiones que, junto al protocolo anticontaminación, cierra el centro y sus aledaños al vehículo privado

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Madrid, destino turístico, cultural y de compras, veta desde esta semana la circulación por el centro a vehículos particulares a no ser que estos sean eléctricos o híbridos. A ello se suma la posibilidad de que se de un episódico de alta contaminación. Dependiendo de su gravedad puede ampliar la zona restringida a prácticamente el 80% de la ciudad. Por ello, si está pensando en viajar a Madrid con el coche debe tener en cuenta todo lo que le puede pasar a partir del viernes 30.

Ese día, el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena pone en marcha 'Madrid Central', con el que se elimina el 40% del tráfico en el interior de la llamada almendra central de la ciudad. Es una superficie de unos 10 kilómetros cuadrados delimitada con unos carteles específicos tanto en señales verticales como pintados en el suelo.

En ella está ubicado todo el centro histórico, centros culturales, museos y toda la zona comercial y de ocio, lo que constituye los principales atractivos turísticos. Entre otros puntos están la Puerta del Sol, toda la Gran Vía, la Plaza de Oriente, el Rastro, la Latina, Lavapiés, el Barrio de las Letras, Chueca o Malasaña. Esta área está limitada por las calles Génova (plaza de Colón), Sagasta, (glorieta de Bilbao) Carranza, Alberto Aguilera, Serrano Jover, Princesa, Plaza de España, (Palacio Real, Teatro Real y Senado), Bailén, Gran Vía de San Francisco (el Rastro), Ronda de Toledo, Ronda de Valencia, Ronda de Atocha, Plaza de Carlos V (estación de Atocha), Paseo del Prado (museos del Prado, Thyssen o Naval, plaza de Neptuno y Congreso de los Diputados), Recoletos (Cibeles), Paseo de la Castellana (plaza de Colón).

Ante todo hay que decir que es muy recomendable contar con el distintivo ecológico de la Dirección General de Tráfico (DGT) si se viaja a Madrid. Se puede conseguir en el momento en cualquier oficina de Correos presentando los papeles del vehículo y abonando cinco euros-. En todo caso no se expide a los coches de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel matriculados antes de 2006. Esta pegatina será obligatoria en la ciudad a partir del 24 de abril de 2019, pero en caso de sufrir un episodio de alta contaminación estos distintivos entran en funcionamiento para determinar qué coches pueden circular por la ciudad, como se explica un poco más adelante.

Placa vertical que anuncia que se entra por una calle a Madrid Central.
Placa vertical que anuncia que se entra por una calle a Madrid Central. / José Ramón Ladra

¿Quién puede entrar a 'Madrid Central?

Todo el mundo, pero con matices. Una red de 70 cámaras tomará desde el viernes buena nota de las matrículas de su vehículo para, en su caso, cursar la correspondiente sanción si aparcase en la calle. De momento y hasta marzo, el Ayuntamiento solo enviará un aviso y no multará, pero a partir de su entrada en vigor la broma costará 90 euros -45 por pronto pago-.

No tendrán ninguna limitación los coches que no sean de cero emisiones o eco –según el etiquetado de DGT- que podrán aparcar en la calle. También podrán pasar a estas calles los residentes del distrito Centro y sus invitados -20 vehículos al mes como máximo- y todos los que cuenten con una plaza de garaje, sin tener en cuenta la clasificación de las emisiones de su vehículo. Por su puesto podrán acceder a esta zona los coches de personas con discapacidad, los transportistas autorizados y los padres que dispongan de una autorización para llevar a los hijos hasta el colegio.

El resto de los coches –con pegatinas 'C', 'B' o sin distintivo, solo pueden aparcar en un establecimiento concertado con el Ayuntamiento. Al entrar se tomará una foto de su matrícula. Esta instantánea se coteja con la recogida por el sistema municipal de cámaras y se evita la sanción.

Señal de entrada a Madrid Central y cámara lectora de matrículas.
Señal de entrada a Madrid Central y cámara lectora de matrículas. / José Ramón Ladra

¿Y si solo viene a pasar unos días a un hotel?

Si usted ha reservado un hotel o apartamento dentro del área de Madrid-Central, tiene que saber dónde puede dejar el coche. El establecimiento puede contar con un aparcamiento propio o concertado, incluso, tener un aparcamiento público próximo. Aunque en este último caso no se garantiza la existencia de plazas libres.

Para los que estén alojados fuera de Madrid-Central y acudan a esta zona en su coche particular deben tener presente la premisa de que si aparcan en la calle serán sancionados. Deberán buscar un aparcamiento público para estacionar. De esta manera evitarán también la multa.

En todo caso y de cara al puente de la Constitución-Inmaculada y las fiestas navideñas, los aparcamientos del centro de la ciudad estarán, como viene siendo habitual, rebosantes. Por lo que es muy aconsejable acceder al centro en metro o autobús.

Señal horizontal que indica que se entra en Madrid Central.
Señal horizontal que indica que se entra en Madrid Central. / José Ramón Ladra

¿Y qué pasa si hay un alerta por alta contaminación?

Si una vez en Madrid el Ayuntamiento restringe la circulación por alta contaminación hay que tener en cuenta varias circunstancias. Ante todo hay que recordar que desde que esta normativa está vigente - aunque con ciertas variaciones entre las acordadas bajo los mandatos de Ana Botella y de Manuela Carmena-, las medidas restrictivas siempre han sido levantadas el sábado a mediodía.

En el primer escenario se limita la velocidad a 70 km/h en la M-30 y en los accesos a Madrid por todas las carreteras, entre el cruce de la circunvalación M-40 y el casco urbano.

En el segundo escenario, y esto afecta a todos los que llegan a la ciudad y desconocen esta medida, se prohíbe circular a los vehículos sin etiqueta ambiental por la M-30 y todas las calles que quedan englobadas en el interior de esta vía que rodea la ciudad. Además solo pueden aparcar en las calles afectadas por el servicio de estacionamiento regulado (SER) los vehículos con etiquetas cero y eco, además de los residentes, siempre en sus plazas (color verde).

En el tercer escenario, que afecta a la totalidad de las calles de la ciudad, se prohíbe la circulación de todos los coches que carezcan de la pegatina de la DGT. En el cuarto escenario queda prohibida la circulación de los coches sin etiqueta o con distintivo 'B'. Y en el quinto escenario la prohibición de circular se extiende a los vehículos con la pegatina 'C' y sólo podrán aparcar en la zona SER los coches con la etiqueta cero.

El tren como alternativa

Ante una situación tan complicada, producida por la alerta por contaminación, el acceso a la ciudad puede realizarse en tren. En todas las carreteras radiales de entrada a Madrid y en las principales estaciones de la red de Cercanías de Renfe hay aparcamientos disuasorios en los que se puede dejar el vehículo y apearse sin problemas en el mismo centro de Madrid, la Puerta del Sol, Recoletos o Atocha.

Si lo que se desea es acercarse lo máximo posible a la ciudad, en los barrios periféricos el estacionamiento es libre, no hay zona SER, pero podría encontrarse con agentes de tráfico que le impedirían la entrada. También existen aparcamientos vigilados en estas zonas. Uno de los mejor situados está en la misma Ciudad Universitaria, a la entrada por la A-6, prácticamente frente al palacio de la Moncloa, en la plaza que se levanta antes las facultades Medicina y Farmacia.

 

Fotos

Vídeos