Innovación puntera y sostenible

Innovación puntera y sostenible

TASA, la Terminal de Graneles Agroalimentarios de Santander, que pertenece al Grupo GOF, opera desde 2012

MARTA GUTIÉRREZ santander

Cuanta actividad se realiza en nuestro entorno siendo ajenos a ella. Todo un mundo por descubrir de acceso límitado, por otra parte. Los estudiantes del IES Las Llamas han salido de las aulas para hacer algo que resulta excepcional, debido a lo poco que se estila por el protocolo de seguridad que existe, adentrarse en las entrañas del Puerto de Santander gracias al programa STARTinnova.

Andrés Gómez ha hecho de anfitrión invitándoles, como mentor, a conocer una de las empresas integrantes del Grupo GOF: TASA. Se trata de la Terminal de Graneles Agroalimentarios de Santander que tiene por finalidad recepcionar, almacenar y expedir graneles sólidos con destino a la alimentación humana y animal.

Gómez les explica la finalidad de cada maquinaria y cada ubicación de la terminal. "Es una instalación portuaria diseñada, construida y gestionada por la empresa TASA S.A. (sociedad constituida por el grupo cántabro GOF y Ahorro Corporación Financiera). Ocupa una superficie total de 35.000 metros cuadrados del Puerto de Santander y ha supuesto una inversión global de 40 millones de euros". La terminal es el resultado del acuerdo de Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Santander por el que se otorgó, el 18 de mayo de 2007, la concesión administrativa para la construcción y explotación de una Terminal de Graneles Sólidos Agroalimentarios en el espigón norte de Raos. Con este paso, el Puerto de Santander apostó por una ejecución de las operaciones de manipulación de mercancías agroalimentarias en condiciones higiénico-sanitarias conforme a la legislación europea y compatibles con el respeto al medio ambiente y a la calidad del aire que respiramos. Desde junio de 2012 opera tanto en explotación como servicio portuario básico.

Los jóvenes han descubierto una nueva dinámica de trabajo donde impera la tecnología, aplicada en un espacio que no sólo presume de ubicación y vistas, sino también de cifras que avalan sus principales características técnicas. Cuenta con una línea de atraque en Raos 4 de 281 metros. Calado de 13 metros para Panamax hasta 70.000 ton. Equipos de descarga con capacidad conjunta superior a 12.000 ton/día, que se complementan con una superficie de almacenamiento cubierto para 102.600 ton. La mercancia que se recibe puede ser transportada a su destino tanto por carretera (10.500 ton/día) como por ferrocarril (5.000 ton/día), y siempre con una disponibilidad que no conoce interrupciones durante las 24 horas del día, y así los 365, todo el año.

Un gran grupo empresarial

TASA es una empresa perteneciente al Grupo GOF, un tejido empresarial familiar, cuyo capital está controlado por la familia Gómez Bueno, de ahí que dos de sus integrantes formen parte del equipo directivo. El Grupo tiene su origen en el comercio de materias primas para nutrición animal (PPNOR), y se introdujo en la década de los 80 en la logística con base en las operaciones portuarias (COBASA GRUPO LOGISTICO). Ya en este siglo desarrollaron una empresa de aplicaciones informáticas relacionadas con las dos actividades anteriores (NORTIC). También se han introducido en la mejora de seguridad y costes de manipulación de elementos de entre 5 y 30 tmunidad, con Ganchos Automáticos HTV, un referente de innovación y automatización.

Los estudiantes se muestran observadores. La visita supera sus expectativas. Acaban de conocer un entorno, un trabajo, un proceso y una maquinaria que desconocían. El recorrido tiene como una de sus últimas paradas un inmenso desierto interior que se aparece ante ellos escondido en una nave. Una montaña de más de 22 metros de altura que aunque pueda parecer arena se trata de algo bien distinto que se delata por su olor: harina de soja, un alimento con proteina por excelencia muy usado en la ganadería.

"Apostamos por la innovación y por la sostenibilidad, por eso hemos diseñado una terminal que optimiza el tiempo y los recursos, evitando la contaminación del polvo" explica Andrés Gómez, que además subraya que "la maquinaría empleada hace que su uso sea gentil con el producto y no lo rompa ni lo apelmace". Los jóvenes aprenden, sobre el terreno, las diferencias entre el modus operandi anterior y el actual. La vanguardia de la tecnología no deja indiferente a ningún área laboral. Han comprobado que todo está bien atado y controlado informaticamente partiendo de la base de que los camioneros tienen que registrarse y activar unas tarjetas donde se procesa digitalmente desde la comprobación de su autorización de acceso hasta el tipo de carga y el peso exacto de la mercancia. El margen de error, de existir, es nimio.

Todo parece que está inventado y sin embargo no paran de descubrir cosas nuevas que desconocían. Ahora suman un ejemplo más, un testigo de la revolución tecnológica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos