Cultura de innovación extendida

Los tres ponentes del último encuentro/
Los tres ponentes del último encuentro

El intercambio de experiencias de éxito y el crecimiento, factores claves en las empresas con vistas a la innovación

M. G. RUMOROSO

El rítmo frenético del trabajo hace que los días pasen con horas insuficientes para poder hacerlo todo. De ahí la importancia que se concede en el programa STARTinnova, promovido por EL DIARIO MONTAÑÉS, a dar prioridad y reivindicar un espacio en las agendas para la conexión del intercambio de experiencias de éxito y crecimiento entre los empresarios de Cantabria. En la quinta jornada de de las microponencias STARTinnova10 participaron Droguería Norte, Bridgestone y Solvay.

Iván Díaz Velasco, director financiero de Droguería Norte, repasó la historia de la empresa que este año celebra 50 años de trayectoría. El negocio ha cambiado mucho desde el local de apenas 50 metros cuadrados de la calle Santa Lucía abierto en 1966. Hoy cuenta con más instalaciones en Santander, Maliaño, Torrelavega, Colindres y LLanes. Un paso importante fue el que vivió en 1988 cuando se transformó en S.L. y comenzó un proceso de especialización que ha continuado en la actualidad, llevándole a tener un volumen de mercado con más de 300 proveedores.

En su base de datos hay más de 30.000 referencias de control de stock con las que dan cobertura a trabajos de: decoración, manualidades, pintura naval, carrocerias, y obra civil, entre otros.

"La empresa es una familia orgullosa con su herencia, que es lider en los mercados en los que participa", afirma Díaz. Comparte la visión de siete puntos que sigue la empresa para crecer: tecnologías de la información; diversificación de mercados y clientes; gestión contable y financiera transparente; control de stock; personal con una plantilla estable y comprometida; marketing y comunicación, e innovación en la formación. De hecho valoran que sus empleados estén al día de las últimas novedades en técnicas, por eso asisten a Guadalajara a un curso de especilidad en carrocerias.

Agricultura más sostenible

Las carrocerías en las que trabaja Droguería Norte dió paso a hablar de otro complemento importante de las mismas: los neumáticos, pero no los de los turismos, sino los de la maquinaría agrícola que juegan un papel importante en el trabajo en el campo. Hay muchos lazos de conexión. Todo está relacionado. El aumento de población con el medio básico de trabajo de subsistencia de esa explosión demográfica y, éste con las condiciones de vida de las personas. Carlos Díez Gutiérrez, Director de Calidad de Bridgestone, explicó la evolución agrícola. En 1960, por ejemplo, las cubieras traseras motrices de la maquinaría correspondían a áperos más sencillos, mientras que en 2015 los áperos son más pesados, así que exigen prestaciones más altas. Lo que genera la tracción a un tractor es el neúmatico, de ahí que se trabaje en su mejora. Además, Bridgestone ha sido la primera compañía en neumáticos Run Flat, con tecnología sobre pinchazos.

Su implicación con el medio ambiente es total. Sus avances están enfocados a conseguir una menor compactación del suelo con las huellas de los neumáticos, para que fluya bien tanto el agua como el aire, evitándo que se malogren las condiciones del terreno perdiendo cualidades y pudiendo acabar siendo de consistencia arcillosa.

Carlos Díez destaca que: "El verdadero jefe no es el que está más alto en el organigrama, el cliente es el "boss"". Y en él piensan, trabajando por una agricultura más sostenible donde se reduzca la compactación, se consiga una mejor tracción pero con un menor consumo de combustible,contemplando el confort.

Innovar es hacer cultura

En la apuesta por la sostenibilidad también coincide Antonio Díaz Villa, Jefe de Fabricación de Solvay, quien apunta que: "hay que cambiar el entorno con el ánimo de mejorarlo para bien", y resume los tres principios para conseguirlo: "escuchar, observar y preguntar mucho". Díaz recuerda que "las ideas igual no salen a la primera pero son nuestras y tenemos que ser sus primeros impulsores".

Ernest Solvay es el mejor ejemplo, siendo el primero en idear un nuevo proceso industrial para la obtención del carbonato sódico. En 1863 fundó una empresa que hoy día es una compañía mundial líder en química sostenible, que realiza el 90% de sus ventas en mercados en los que se encuentra entre las tres primeras posiciones del ranking.

Solvay quiere hacer los procesos industriales más sostenibles. El proceso de producción de carbonato sódico necesita una importante cantidad de energía eléctrica y calorífica. Para obtenerla se dispone de una central térmica de combustión que emite CO2 a la atmósfera y genera cenizas. Se están estudiando aplicaciones para recuperar ese CO2e introducirlo en el proceso como materia prima, y así completar el círculo.

 

Fotos

Vídeos