Llegan los pergaminos del S.XXI

Foto del pergamino enrollable./Universidad de Queen
Foto del pergamino enrollable. / Universidad de Queen

Se trata de una pantalla plegable enrollable

J. A. G.Madrid

¿Pantallas flexibles? No es la primera vez que se habla de ellas y son muchos los prototipos y patentes que han salido a la luz. Sin embargo, por primera vez, la Escuela de Computación de la Universidad de Queen ha desarrollado un proyecto totalmente alejado de los smartphones.

Una investigación más cercana a tiempos antigüos. Las tablets son ya un objeto cotidiano, los libros electrónicos se abren hueco, los libros ocupan espacio en la estantería y los pergaminos son objeto de reliquia.

Ahora, como a los libros, los pergaminos tienen un hermano más actualizado. Investigadores de la Universidad de Queen han creado un pergamino digital. Un proyecto que ya está bautizado como MagicScroll y cuenta con una pantalla flexible de 2K y con 7,5 pulgadas.

Instalada sobre un chasis de plástico, la pantalla desarrollada por los investigadores está controlada por dos ruedas que permiten navegar por dentro del contenido. Una vez encontrado el contenido deseado, MagicScroll se despliega del sistema para permitir su lectura como un pergamino antiguo.

«Nos inspiramos en el diseño de pergaminos antiguos porque su forma permite una experiencia más natural e ininterrumpida de largas líneas de tiempo visuales», explica el Dr. Vertegaal, profesor de Interacción Persona-Computadora y director del Laboratorio de medios humanos de Queen's University.

«El proyecto MagicScroll también nos permite examinar las nociones de que 'las pantallas no tienen que ser planas' y 'cualquier cosa puede convertirse en pantalla'. Ya sea que se trate de una taza reutilizable hecha de una pantalla interactiva en la que puede seleccionar su pedido antes de llegar a un kiosco de llenado de café o una exhibición en su ropa, estamos explorando cómo los objetos pueden convertirse en las aplicaciones», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos