El helecho podría ser utilizado como insecticida contra pulgones

Reproducción de helechos./
Reproducción de helechos.

El proyecto 'Pteridium' muestra el potencial de mercado del helecho como insectividad contra pulgones

DM .
DM .Santander

El proyecto piloto, que contó con 53.000 euros de inversión, da a conocer el potencial del helecho para exterminar las plagas de algunos tipos de pulgones. El plan comenzó en Cantabria en agosto del 2017 y pretendía determinar si la siega del helecho contribuye a la prevención de incendios e investigar si la planta pudiera llegar a usarse como insecticida biológico.

Su objetivo era doble, controlar la expansión del helecho común en la Comunidad para evitar incendios forestales, a la vez que aprovechar posteriormente uno de sus principios activos, la ecdisona, como insecticida biológico. Obteniendo así «un producto económicamente rentable y ecológicamente probado» según lo califica Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Medio Ambiente.

Se comenzó con una primera eliminación de helechos en dos parcelas de Colindres y Liendo para ser posteriormente analizados en el Instituto de Biomedicina y Biotecnología (Ibbtec), junto a una segunda fase de eliminación y recogida de análisis. Como resultado, la biomasa se redujo de manera considerable con el fin de impedir la reaparición de material inflamable. Posteriormente se cuantificó la concentración de la edicsina, una biomolécula con capacidad insecticida e inocuidad en vertebrados, plantas y otros organismos; concluyendo que el mayor contenido de ecdisteroides se encuentra localizado en las frondes del helecho. Por su parte, Clemente Rasines, presidente de la asociación cultural Bosques de Cantabria, observa que los resultados «aunque no son concluyentes, son indicios de que la hipótesis de partida planteada es la correcta».

Díaz subraya la importancia de la investigación en relación a las necesidades y demandas de producción de agricultura a nivel mundial, la importancia de los biopesticidas dentro de las estrategias de los grandes líderes del mercado y el hecho de que la legislación nacional e internacional esté alineada con el uso de biopesticidas. Además resalta la repercusión de las inversiónes de la I+D+I y el capital humano, altamente significativos en este proyecto.

Esta iniciativa es un paso para «hacer frente al cambio climático y promover una transición hacia una economía circular, sin residuos», asegura la vicepresidenta. Asimismo, ha reiterado la utilidad de este proyecto para controlar una especie de marcado carácter propagador del fuego; impulsar una actividad preventiva capaz de generar puestos de trabajo ante la posibilidad de obtener un producto comercializable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos