Juegos para no perderse

Un grupo de escolares trata de orientarse con un mapa en el recorrido habilitado en ‘El Patatal’./
Un grupo de escolares trata de orientarse con un mapa en el recorrido habilitado en ‘El Patatal’.

Cientos de escolares participaron ayer en el Día Mundial de la Orientación

JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Balizas, conos, tarjetas, mapas, números, letras, signos... Un nuevo deporte, la orientación, se está abriendo paso en el mundo bajo el lema pensar y correr. Torrelavega se ha sumado a esa tendencia y prueba de ello es que el Grupo de Montaña Altai organizó ayer diversos juegos escolares con motivo del Día Mundial de la Orientación. La iniciativa, que contó con la participación de 350 alumnos de diversos centros educativos de Cantabria, fue un éxito y se espera que tenga continuidad.

La orientación es un deporte originario de Escandinavia, en el que cada participante realiza una carrera individual o colectiva cronometrada con ayuda de un mapa y una brújula. Lo de ayer en Torrelavega fue un simple ensayo, aunque significó un nuevo y atractivo reto para los escolares (desde 5º de Primaria a 1º de la ESO). En una magnífica mañana de sol, los chavales tuvieron que afrontar dos recorridos con conos y un laberinto hecho con vallas en los campos de fútbol. Después llegó el plato fuerte: una carrera mapa en mano por El Patatal, en plena naturaleza.

Tras llegar en autobús desde distintos puntos de la región y realizar las inscripciones, los escolares fueron superando los recorridos, sin grandes dificultades, con la tutela de los profesores y miembros de la organización. Marcos López, del colegio santanderino Fuente de la Salud, sudoroso y nervioso durante la singular carrera, no ocultaba su satisfacción: "Es la primera vez que hago algo así y me parece muy bien, estoy disfrutando mucho".

A solo unos metros, Diego Díaz, del colegio Manuel Lledías, de Cartes, esperaba para afrontar el último de los recorridos y no estaba tan contento. "Es muy chulo, pero me he liado con los conos", reconocía, aunque también señalaba que en el laberinto le había ido "mucho mejor". Su compañero Saúl Priede presumía, sin embargo, de buenos resultados: "Lo he hecho todo bien, es fácil", si bien le esperaba lo más difícil, el recorrido por la zona arbolada y con senderos.

"Completamente nuevo"

Precisamente en es punto, Marta Casado, profesora del Manuel Lledías, no mostraba dudas sobre el éxito de la iniciativa. "Para nosotros es algo completamente nuevo explicaba y nos está pareciendo muy interesante. Los alumnos lo están haciendo bastante bien, es una forma divertida de aprender a no perderse en la naturaleza, algo que no se trabaja mucho y que resulta muy necesario". Su compañero Nacho Abascal, recordaba que, además, a los alumnos de Cartes les resulta muy útil porque "después irán al instituto de Viérnoles y allí la orientación es una materia que desarrollan bastante".

En ese centro educativo trabaja precisamente Ángel Luis Muñoz, profesor de educación física y destacado miembro de la sección de orientación del Grupo de Montaña Altai. "El fin último es que estos chavales aprendan a orientarse señalaba en plena labor organizativa, es algo que resulta muy útil en estos tiempos en los que casi todo el mundo hace senderismo. El lema es pensar y correr, algo que se entrena en la naturaleza y que te permite ir mejorando".

El concejal de Deportes, Jesús Sánchez, visitó el Complejo Óscar Freire y recordó que la iniciativa, respaladada por el Ayuntamiento, tiene como objetivo que los niños "disfruten y conozcan" este nuevo deporte, y lo hagan mediante juegos. En Torrelavega existe desde el año pasado un circuito gratuito de orientación en La Viesca, aunque los vándalos están haciendo desaparecer algunas balizas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos