Torrelavega muestra una cara más amable con la inversión en zonas de ocio infantil

Zona de juegos del Manuel Barquín, el mayor parque de la ciudad. Criticado al principio por su coste e impacto visual, ahora es 'copiado' ahora por otros municipios./Luis Palomeque
Zona de juegos del Manuel Barquín, el mayor parque de la ciudad. Criticado al principio por su coste e impacto visual, ahora es 'copiado' ahora por otros municipios. / Luis Palomeque

El primer parque cubierto de la ciudad, el Manuel Barquín, es el de mayor aceptación entre los 45 espacios de juego que ya tiene el municipio

JOSÉ IGNACIO ARMINIO

Los pequeños de Torrelavega están de enhorabuena. El paulatino descenso de la población y la tasa de natalidad está obligando al Ayuntamiento de Torrelavega a dar un giro en cuestiones a las que antes prestaba poca atención. Un ejemplo de ello es que en la legislatura que ahora acaba ha invertido más de un millón de euros en zonas de ocio infantil, con el fin de que la ciudad ofrezca una cara más amable, un mejor servicio a las familias. La actuación más destacada ha sido también la que tiene mayor aceptación: el primer parque infantil cubierto del municipio, ubicado en el Manuel Barquín. Pero ha habido otras novedades este mandato, como la introducción en las áreas de juego de aparatos aptos para niños con discapacidad y sin ella, o la creación de pequeños parques en el centro urbano para que las calles y plazas no sólo sean lugares de paso. Otro hecho relevante es que todas las zonas de ocio infantil son diferentes, para invitar a los pequeños a recorrerlas y disfrutar de todas ellas.

El concejal de Parques y Jardines, José Luis Urraca Casal, explica que todo es fruto de la demanda vecinal: «La gente nos pide parques y se pueden ver llenos de niños con sus familiares». Recuerda que ciudades como Vitoria tienen áreas de juego infantil casi en cada manzana y en Cantabria, municipios como Reocín tiene 22 parques infantiles, Bezana 25 y Piélagos 35. En el caso de Torrelavega, son 45 y pasarán a ser 48 cuando finalice la instalación del nuevo de La Llama y se terminen el del Ara del Dobra en Sierrapando, junto a la pista deportiva, y el que va incluido dentro del área de descanso de Torres, ambos en fase de licitación para su ejecución.

Están distribuidos por toda la ciudad, fundamentalmente por los barrios, tratando de que todos los núcleos de población tengan un parque infantil dentro de un área de proximidad razonable. Los hay de gran tamaño, que son los más utilizados por su emplazamiento en los lugares más poblados, y también los hay pequeños con algún columpio y muelles para dar servicio a zonas con menos habitantes, generalmente alejadas del centro urbano.

La renovación y ampliación de la zona de juegos del Barrio Covadonga, junto al colegio Amós de Escalante, era muy demandada.
La renovación y ampliación de la zona de juegos del Barrio Covadonga, junto al colegio Amós de Escalante, era muy demandada. / Luis Palomeque

En octubre de 2016 se inauguró la ampliación del parque infantil de Nueva Ciudad, junto a la escuela Anjana, con una particularidad: todos los juegos eran inclusivos, pasando a ser un parque de referencia. Se diseñó para que pudiera ser utilizado tanto por niños con discapacidad como sin ella, y se marcó la política de ir introduciendo paulatinamente esos aparatos en el resto de actuaciones, como ocurrió en los parques de Ganzo, Manuel Barquín, Paseo del Niño o Barrio Covadonga, y ahora en La Llama, Torres y Sierrapando. El año pasado, fruto de la donación de un grupo de madres de niños con discapacidad, gracias a la venta del calendario solidario 'Princesas' y la colaboración del Ayuntamiento, también se instalaron diversos juegos inclusivos en el parque de El Valle.

Pero, sin duda, la actuación más destacada de la legislatura fue la renovación completa del área de juego situada en uno de los extremos de la mayor zona verde de la ciudad, el parque Manuel Barquín. Al espacio de juego se le ha dotado de una cubierta que lo ha convertido en un lugar emblemático, casi siempre lleno de niños, incluidos los días de lluvia. El éxito del proyecto no ha pasado desapercibido para otras localidades cántabras, dispuestas a 'copiar' la iniciativa lo antes posible.

Otras actuaciones importantes han sido la inauguración del parque infantil del barrio San Gil, la renovación del situado junto al colegio Amós de Escalante en el Barrio Covadonga, el del parque de Ganzo, que estos días está siendo ampliado con juegos para niños más mayores, o el que se incluyó en la remodelación de la Avenida Fernando Arce.

Durante este mes estará terminado el que se está instalando en la plaza de La Llama, un parque grande de temática marítima con el que se persigue dinamizar un lugar infrautilizado y su entorno, y que viene a cubrir la carencia hasta ahora de estos espacios en el centro de la ciudad, como se ha hecho con el instalado en la plaza Pepe Hierro o en Serafín Escalante, aprovechando la remodelación de la plaza de abastos.

El principal objetivo del parque de La Llama, ahora en construcción, será dinamizar un espacio infrautilizado y su entorno.
El principal objetivo del parque de La Llama, ahora en construcción, será dinamizar un espacio infrautilizado y su entorno. / Paloma Lamadrid

También se han realizado otras actuaciones más modestas, dotando de pequeñas áreas de juego a la colonia Santo Domingo en Barreda, la plaza Centro de Salud Dobra o restaurando otros situados en Barreda, Barrio Covadonga, La Inmobiliaria o Tanos. No hay que olvidar tampoco que en esta legislatura se ha ido sustituyendo el viejo sistema de suelo de losetas por otro de goma, más seguro y colorido.

El edil del área recuerda también que se han introducido elementos novedosos, como la tirolina del Manuel Barquín, donde se han implantado elevaciones del terreno con tubos de paso interiores, lo que también se va a repetir ahora en La Llama. En la plaza Pepe Hierro destaca un gran aeroplano con multitud de elementos de juego y en Nueva Ciudad un parque de bomberos multijuego adaptado. En Ganzo llaman la atención dos juegos tipo mariposa para niños de hasta 15 años, y un galeón será el juego principal en La Llama. En el del Amós de Escalante hay dos elementos multijuego. Los columpios cesta ya son habituales.

Viérnoles, el próximo

Durante este mandato se ha iniciado también la actualización de los parques existentes y el siguiente en la lista es el de Viérnoles. «Y ya está redactado el proyecto para sustituir el situado junto a la zona deportiva y de recreo de Campuzano, ya que está muy viejo», apunta el edil socialista.

Pero no todo han sido alabanzas. El concejal del PP Francisco Trueba acusó a Urraca Casal de «quintuplicar» el presupuesto para cubrir la zona de juego del Manuel Barquín, que al final costó 426.000 euros. Trueba recordó que esta iniciativa, con un importe más modesto, había partido del PP, lo mismo que la de introducir aparatos para niños con discapacidad. La actuación del Manuel Barquín también movilizó a vecinos afectados por la obra, que la calificaron de «mastodóntica» y criticaron especialmente el «brutal» impacto ambiental y estético del proyecto.

Ganzo es uno de los pueblos que más ha crecido y su parque ha iniciado el mismo camino para atender a las familias.
Ganzo es uno de los pueblos que más ha crecido y su parque ha iniciado el mismo camino para atender a las familias. / Luis Palomeque

Trueba criticó igualmente la «falta de seriedad» de Urraca Casal por «hacerse fotos» durante la legislatura mientras sus compromisos acumulaban retrasos. Puso como ejemplo el año y medio que tardó en ser realidad la renovación y ampliación del parque del Barrio Covadonga, situado junto al colegio Amós de Escalante, después de que el anterior fuese desmantelado una vez más para celebrar las fiestas.