Quema un piso en La Inmobiliaria, arroja gasolina a policías y bomberos y acaba provocando una explosión

Imagen del incendio provocado por el detenido./Javier Díaz Álvaro
Imagen del incendio provocado por el detenido. / Javier Díaz Álvaro

El autor de un presunto delito de daños por incendio, detenido por la Policía, es un hombre de 36 años, que se puso a salvo colgándose por una ventana

DM .
DM .Santander

La Policía Nacional ha detenido este domingo a un hombre de 36 años de edad, con las iniciales G. D., como presunto autor de un delito de daños por incendio.

Los hechos ocurrieron en Torrelavega sobre las 23 horas de este domingo, 16 de diciembre, cuando dos agentes de la Policía Local fueron requeridos por una mujer que les manifestaba que un hombre se encontraba en un domicilio de La Inmobiliaria con un bidón de gasolina de veinticinco litros y que amenazaba con quemar el piso.

Una vez que los agentes, refuerzos de Policía Local y dotaciones de Policía Nacional se presentaron en la vivienda, observaron cómo el presunto autor se encontraba asomado a la ventana arrojando gasolina a la vía pública y amenazando, mostrando un encendedor, con prender fuego a la casa. Ante estos hechos, se solicitó la presencia de bomberos y ambulancia y los agentes procedieron a desalojar el edificio.

«Los agentes, en todo momento, intentaron dialogar con el detenido para que abriese la puerta y depusiera su actitud, no obstante lo cual, además de hacer caso omiso, incrementó su comportamiento agresivo procediendo a arrancar la ventana completa y arrojándola a la calle, junto a un aspirador y otro tipo de objetos», explica la Policía Nacional.

Los agentes solicitaron ayuda de los bomberos para poder entrar en el domicilio, ante la negativa del morador y por el «fuerte olor a gasolina y a quemado», añade la Policía. Una vez abierta la puerta, el hombre arrojó gasolina a la misma, al suelo, a los bomberos y a los agentes de policía, prendiéndola fuego. Inmediatamente se produjo una gran deflagración, y gracias a los escudos policiales protectores y la equipación de los bomberos «pudieron evitarse graves lesiones a los actuantes».

A pesar de ello se produjo un gran incendio en el interior de la vivienda calcinando dos habitaciones, el salón y el pasillo de entrada. El presunto autor se puso a salvo quedando colgado de una ventana en el exterior de la vivienda.

Mientras los bomberos sofocaban el incendio, los policías procedieron a la detención del varón y a su posterior traslado al Hospital Comarcal de Sierrallana para ser atendido.

Este lunes el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, felicitaba en su cuenta de Twitter a las fuerzas de seguridad por el dispositivo.

 

Fotos

Vídeos