Los técnicos urgen el dragado de la presa para garantizar el suministro de agua

La presa de Somahoz (Los Corrales de Buelna) entró en servicio en 1961 y no se ha dragado nunca. /Luis Palomeque
La presa de Somahoz (Los Corrales de Buelna) entró en servicio en 1961 y no se ha dragado nunca. / Luis Palomeque

La capacidad del embalse en el Besaya ha quedado reducida al 30% por «la comprometida situación de aterramiento»

JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Pasan los años y el problema se agrava. Dos informes técnicos a los que ha tenido acceso este periódico, confirman la necesidad urgente de dragar el embalse del que se abastecen Torrelavega y algunos municipios limítrofes (80.000 habitantes), para poder garantizar el suministro de agua. La capacidad de la captación que se realiza en el río Besaya, a la altura de Somahoz (Los Corrales de Buelna), ha quedado reducida al 30% por «la comprometida situación de aterramiento».

Según el Jefe de Explotación de la empresa municipal que se encarga del ciclo integral del agua (Aguas Torrelavega), el pasado 12 de diciembre tuvo lugar el último colapso de la estructura de toma de agua, de los sistemas de desbastación de la captación y del desarenador, todo ello producido por la acumulación de elementos flotantes, principalmente hojarasca y plásticos. El técnico recuerda que esta situación viene originada por el creciente nivel de aterramiento del embalse, que obligó hace varios años a recrecer la toma, lo que «facilita la entrada de flotantes» en las estructuras descritas anteriormente.

Otro técnico, el Jefe de Abastecimiento y Saneamiento, dice en su informe que no se tiene constancia de que el embalse haya sido dragado desde que se puso en servicio, en 1961, por lo que «el vaso se encuentra en la actualidad en una comprometida situación de aterramiento». De los últimos estudios batimétricos realizados recientemente por Aguas Torrelavega, se desprende que la capacidad del embalse está a un 30% de la original, con espesores de aterramiento de hasta siete metros a una distancia de 40 del paramento.

Crecida y obturación

Ante esta situación, el técnico recuerda que se han tenido que efectuar diversas actuaciones en la toma de captación, fundamentalmente a partir de septiembre de 2014, cuando el material acumulado la desplazó, corriendo un constante peligro de obturación. Especialmente importante fue el hecho que tuvo lugar el 30 de enero del año siguiente, cuando una crecida del río colapsó la estructura de toma de la presa, obturando la captación principal y obligando a poner en funcionamiento los bombeos alternativos de Somahoz y Cieza. Según el Jefe de Abastecimiento y Saneamiento, en ese momento se comprobó que, a pesar de las labores de mantenimiento, no eran capaces de garantizar el suministro de agua requerido por la población.

El último colapso de la captación de Somahoz se produjo el pasado12 de diciembre

Como consecuencia de ello, el Ayuntamiento redactó el proyecto para acabar con estos problemas, pero no acaba de ejecutarle a la espera de conseguir el apoyo del Gobierno de Cantabria, por tratarse de una obra de ámbito comarcal. La actuación propuesta no persigue el dragado de todo el embalse, sino que se centraría en los primeros 40 metros medidos desde el paramento, cubriendo una superficie de unos 1.700 metros cuadrados. Los técnicos calculan que hay que extraer unos 15.000 metros cúbicos de lodo y otros materiales.

El proyecto también contempla la mejora del bombeo de Somahoz, que data de 1985 y está situado en las inmediaciones del azud de la presa de Nueva Montaña Quijano. Este bombeo constituye la principal alternativa al suministro de agua en el caso de que se produzca una avería en la presa o el tramo de conducción entre ésta y la planta de tratamiento de agua potable. La instalación presenta deficiencias en su funcionamiento, que la impiden aportar el caudal para el que fue proyectada. Las bombas tienen problemas de cebado.

La oposición pide que la ejecución de la obra no se demore

La oposición en el Ayuntamiento ha pedido que la ejecución de la obra de dragado no se demore más. El grupo Torrelavega Sí considera que, dado el volumen de fango acumulado en la presa, la actuación debe ser inmediata para «evitar males mayores en un servicio de primera necesidad para los ciudadanos». Otro grupo, Torrelavega Puede, también viene reclamando al equipo de gobierno (PSOE-PRC) que actúe ante la «imperiosa necesidad» de dragar la presa para poder garantizar el suministro de agua potable a la población.