Torrelavega también propone para 2019 la bajada del impuesto de la contribución

Vista del centro de Torrelavega./Luis Palomeque
Vista del centro de Torrelavega. / Luis Palomeque

El equipo de gobierno propone reducir el IBI un 4,5% y bajar un 10% la tasa por instalación de terrazas

DM .
DM .Torrelavega

El equipo de gobierno PSOE-PRC en el Ayuntamiento de Torrelavega va a proponer para el próximo año la congelación general de todas las tasas e impuestos, con el objetivo de que los ciudadanos no paguen más que en 2018 y para cumplir el compromiso electoral contraído por ambas formaciones.

En rueda de prensa, el alcalde de Torrelavega, Jose Manuel Cruz Viadero, y el concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega, han avanzado que la congelación de impuestos para 2019 se ha comenzado a negociar con el resto de grupos, para intentar lograr el máximo consenso.

La propuesta se debatirá el próximo 17 de octubre en Comisión Informativa de Hacienda y se pasará a un pleno extraordinario previsto para el 23 de octubre.

La principal novedad de las ordenanzas fiscales del próximo año es que se propone una bajada del 4,5 % sobre el año anterior en la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), resultante de aplicar un tipo impositivo del 0,665, lo que representa una disminución de ingresos de 46.881 euros para las arcas municipales.

Otras tasas municipales

Por otra parte, las cuotas de la tasa por instalación de mesas y sillas se bajarán un 10% sobre las aplicadas en 2017 y se propone crear la denominada 'tarifa de temporada' que se aplicará del 1 de marzo al 31 de octubre, y que ya contiene el 10% de rebaja.

Así mismo, Pérez Noriega ha avanzado que la rebaja de esta tasa tendrá efectos retroactivos a 1 de enero de 2018 y que para el futuro se estudiará una «profunda revisión» del articulado de la normativa para adaptarlo a la situación del sector, tal como han pedido los hosteleros del municipio.

En el caso de establecimientos permanentes, se aplicarán las tarifas previstas para la ocupación de calles por los quioscos, diferenciando según las categoría de las calles, lo que supone un 30% menos que los precios previstos en la ordenanza de 2017, que era de 120 euros por metro cuadrado.

Junto a esta rebaja, se mantiene la no aplicación de la tasa por apertura de establecimientos para favorecer la puesta en marcha de negocios en la ciudad, lo que supone una merma en la recaudación municipal de unos 26.000 euros.

Por lo que respecta al impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos, para el próximo año se propone aplicar una bajada del 31% de la cuota, mientras que en el caso del suministro de agua se pretende congelar las actuales tarifas que pagan los ciudadanos.

Las modificaciones de las ordenanzas también afectarán a un nuevo precio público por el uso de los locales de ensayo ubicados junto al campus universitario, que queda fijado en 20 euros por grupo para los cinco contenedores disponibles para las formaciones musicales.

Para el sexto contenedor, dedicado a local de usos múltiples, el precio público establecido será de 10 euros por usuario.

Cruz Viadero ha reiterado el deseo del equipo de gobierno de que «ningún torrelaveguense pague ni un euro más que en 2018», en especial en lo que se refiere al IBI.

 

Fotos

Vídeos