«La unión de pequeñas empresas agroalimentarias es la solución para su internacionalización»

El I Foro Agroalimentario de Cantabria reúne a productores, empresarios y emprendedores para debatir el presente y el futuro de este sector en alza

M. REÑONES | M. CAUSO | A.DEL CASTILLO

Con un lleno absoluto, el I Foro Agroalimentario de Cantabria, que se celebra a lo largo de la jornada de hoy en el Hotel Santemar de Santander, está reuniendo a productores, empresarios, emprendedores, trabajadores del sector, así como representantes de la Consejería de Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria y especialistas en comercio, retos y estrategias para un sector en expansión que se postula como punta de lanza del mercado nacional.

A primera hora de la mañana abrían este primer encuentro con el sector agroalimentario Luis Revenga, presidente de Editorial Cantabria, José Luis Pérez, coordinador del evento y del suplemento Cantabria en la Mesa, y Marta López, directora general de Pesca y Alimentación, quien ha agradecido la organización de este tipo de iniciativas, así como la voluntad de las empresas del sector agroalimentario en Cantabria, «ya que sin su esfuerzo el crecimiento no sería posible».

Los primeros ponentes en exponer esos retos y estrategias necesarios para el sector han sido Víctor Yuste, director general del Foro Interalimentario, para quien el futuro pasa «porque las empresas se transformen digitalmente en todos los ámbitos». Por su parte, Manuel Fresno, Jefe de Servicio de Industria y Calidad Alimentaria, ha dado a conocer las ayudas disponibles para las empresas que quieran «aumentar su competitividad y eficiencia».

El reto de la internacionalización de los nuevos mercados ha sido analizado por Raquel Manzanares, coordinadora del Área de Desarrollo Internacional de Sodercan, cuya reflexión se ha centrado en el objetivo de vender y en que «la unión de las pequeñas empresas es la solución para su internacionalización»; Cándido Salmón, presidente del consorcio de empresas Santander Fine Food, fundado en 2015 con el apoyo de Sodercan, y Marcelino Real, maestro quesero, propietario y consejero delegado de Arteserena (Cremositos del Zújar), un cántabro afincado en Extremadura desde hace 30 años, para quien «la calidad y homogeneidad de un producto son la clave para exportar».

Para finalizar la mañana ha intervenido María Quintana, jefa de la Unidad de Apoyo Técnico de la Odeca, con la importancia de la garantía a través de la marca y los sellos de calidad. Jaime de la Fuente, presidente la agencia IPPI Comunicación, y Aníbal de la Fuente, director de la agencia Planilandia, cerrarán el primer bloque de intervenciones con técnicas de marketing y packaging.

Fotos

Vídeos