El restaurante La Bicicleta le da a Cantabria su octava estrella Michelin

Eduardo Quintana y Cristina Cruz (La Bicicleta). / José Luis Pérez
Cantabria

El Cenador de Amós y Annua mantienen sus dos estrellas, logradas el año pasado, y El Nuevo Molino, El Serbal y Solana consolidan la suya

José Luis Pérez
JOSÉ LUIS PÉREZGuía de Isora (Santa Cruz de Tenerife)

El Restaurante La Bicicleta, ubicado en Hoznayo, le ha dado a Cantabria su octava estrella Michelin. Esta tarde, en el Hotel The Ritz-Carlton Abama en Guía de Isora (Santa Cruz de Tenerife) y ante unos 500 invitados, La Bicicleta se ha sumado a la lista de restaurantes de la región que ostentan esta distinción: por una oferta que «asombra al comensal tanto en lo estético como en lo gastronómico». En materia de estrellas ésta ha sido la única novedad en Cantabria, pese a que en el resto de España han sido variadas e intensas. Las estrellas 'veteranas' han revalidado sus distinciones: mantuvieron las dos estrellas logradas el año pasado, el Cenador de Amós, en Villaverde de Pontones, dirigido por el chef Jesús Sánchez y Marián Martínez como propietarios y con Urko Mugartegui como jefe de sala, con una cocina de autor que aúna conceptos clásicos con otros más contemporáneos; y el restaurante Annua, en San Vicente de la Barquera, capitaneado por Óscar Calleja, como chef y copropietario, y con Elsa González como jefa de sala, fieles a su cocina de fusión mexicana-asiática, con guiños al producto de Cantabria.

Junto a ellos mantuvieron su estrella, el Nuevo Molino, liderado por Toni Gonzaléz; El Serbal de Rafael Pietro, y Solana, de Ignacio Solana. El palmarés en la región sigue creciendo desde que en 1975 el Molino y el Marinero estrenaron estrella en la región y sitúa a Cantabria entre las mejores en ratio estrella/habitantes.

Ver más

En esta ocasión, los inspectores de la guía ‘roja’ han premiado el trabajo de Eduardo Quintana, Cristina Cruz y su equipo en el restaurante La Bicicleta de Hoznayo, un establecimiento que «que asombra al comensal tanto en lo estético como en lo gastronómico», resalta Michelin a la hora de justificar la decisión. Ambos, propietarios del restaurante, asistieron como invitados a la gala y celebraron la estrella junto con Jesús Sánchez (Cenador) y Óscar Calleja (Annua), que también estuvieron presentes en el evento gastronómico más importante que se celebra cada año en España y que despierta una enorme expectación.

Arriba, Marián Martínez y Jesús Sánchez (El Cenador de Amós) y Eduardo Quintana y Cristuna Cruz. En el medio, Óscar Calleja y Elsa Fernández (Annua). En el medio, Eduardo Quintana, antes de la gala, Abajo, Eduardo Quintana, vestido ya con su chaqueta blanca tras ser premiado. / J. L. P.

Rápida carrera

En apenas seis años, La Bicicleta ha conseguido situarse entre los más destacados restaurantes gastronómicos del país. Ubicado en una casona que data del siglo XVIII, en una primera fase el negocio respondió a un planteamiento más informal, en la línea ‘chic’ y desenfadada que se advierte como tendencia en nuevos locales de las grandes ciudades. El formato rápidamente consiguió el reconocimiento de la clientela, por la buena relación calidad-precio de sus propuestas. Pero, hace algo menos de dos años, sus propietarios, con Eduardo Quintana al frente del equipo de cocina, quisieron dar un giro al restaurante. A partir de una cocina de autor, La Bicicleta se transformó en un restaurante gastronómico, algo que también se plasmó en los cambios de los salones, en el servicio y de la propia cocina, a la vista del cliente. Con la estrella recibida este miércoles se pone de relieve que la nueva línea de trabajo de La Bicicleta no ha pasado desapercibida para los anónimos y exigentes inspectores de esta acreditada y centenaria publicación.

A las estrellas concedidas en territorio cántabro se suma en Burgos, el cántabro Miguel Cobo, en su restaurante Cobo Vintage, que mantiene la estrella conquistada el pasado año en la gala que tuvo lugar en Gerona.

Querida Margarita, se suma a los Bib Gourmand

La Guía Michelin dispone de otra categoría, Bib Gourmand, con la que recompensa a las mesas que ofrecen productos de calidad, precios contenidos y una cocina con una excelente relación calidad-precio. España cuenta con 252 establecimientos con este nivel, de los cuales ocho se ubican en Cantabria. En la edición de 2018 hay una novedad en la región, el restaurante Querida Margarita, en Santander, que nació en febrero de 2016 a raíz de un desdoblamiento de El Serbal.

Dirigido igualmente por Rafael Prieto y Toni González (copropietarios del propio El Serbal y El Nuevo Molino), Querida Margarita es un bistró, un formato más económico con capacidad para 40 comensales. Su éxito radica en un menú de 18,50 que elabora su jefe de cocina Joe García.

El resto de Bib Gourmand en Cantabria son: Mesón de Borleña, Hostería Calvo, Casa Nacho González, Agua Salada, Casona del Judío, Puerta 23 y Vors.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos