Los trabajadores de Renfe amenazan con ir a la huelga si no llegan maquinistas

La falta de maquinistas obliga a que los viajeros hagan transbordos
La falta de maquinistas obliga a que los viajeros hagan transbordos / Javier Cotera
  • El comité y la empresa se reúnen mañana en Madrid para tratar de encontrar soluciones a la sustitución de las bajas y al material obsoleto

Los representes de comité de empresa de Renfe en Cantabria se reunirá mañana, miércoles, con la dirección de la empresa pública en Madrid con el fin de obtener «un compromiso que ponga fin al caos provocado por la falta de personal y que solucione el problema de material obsoleto que sufrimos».

Así lo afirmó a este periódico el presidente del comité, Manuel Cortines, quien agregó que «ya está bien de tomaduras de pelo. Si no nos convencen, no dudaremos en movilizarnos y tomar otras acciones, como ir a la huelga». La falta de maquinistas obliga a que los viajeros que hacen el trayecto Santander-Bilbao, entre las estaciones de Marrón y Gibaja, se tengan que bajar del vagón y subirse a un taxi o un autobús. Lo mismo ocurre entre Santander y Gibaja. Los usuarios hacen el camino en autobús todos los días entre la capital cántabra y Orejo.

Pero como paso previo está la convocatoria de la Comisión de Conflictos de mañana, «el convenio colectivo establece la reunión de esta comisión para, de buena fe, llegar a acuerdos y conciliar. Pero si no lo conseguimos, también es una herramienta para convocar huelgas».

Aunque afirmó que no es esa su solución ideal, Cortines indicó que «de alguna manera hay que poner fin a este desastre que lleva ocurriendo desde hace cuatro años y que cada vez se incrementa más».

Denunció la falta de maquinistas debido a jubilaciones, bajas laborales y la nueva normativa de horarios del personal. «Las bajas no son reemplazadas. Queremos saber cuál es la política a seguir por parte del Gobierno de España respecto a las vías de ancho métrico», agregó Cortines.

En cuanto a los 340 maquinistas que obtuvieron una plaza a través de la oferta de empleo público de finales de 2015 para toda España, desde Renfe se indicó que aún no se sabe ni cuándo ni cuántos corresponderán a Cantabria, algo que el comité de empresa cántabro «quiere saber de inmediato». Recordó que quienes pagan las consecuencias de la falta de personal «son los usuarios».

Podemos pide explicaciones

Mientras tanto, Podemos se mostró ayer «seriamente preocupado» por el «deterioro» del ferrocarril en Cantabria y pidió que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, comparezca en el Parlamento para explicar la situación y las medidas que se van a tomar por parte de Renfe y Feve.

Podemos consideró que ese «deterioro» se ve «en los problemas en infraestructura y material rodante», además de en «la carencia de personal que se ha multiplicado en los últimos años». A juicio de la formación morada, esta situación «se debe al proceso de segmentación y privatización del ferrocarril público puesto en marcha tanto por PSOE como por PP».

También lo relaciona con una reducción del presupuesto asignado a la red ferroviaria de Cantabria, que, según afirmó, «se ha destinado a la construcción de líneas de alta velocidad en otros territorios».