El PP cree que el Gobierno "ha ocultado otros gastos del concierto" y pide todas las facturas

  • Santiago Recio arremete contra el presidente y dice que "no se puede usar dinero público para pagar la presencia de Revilla en un programa de televisión para vender libros"

El grupo parlamentario Popular considera que el Gobierno de Cantabria "ha ocultado parte de los gastos ocasionados por el concierto de Bertín Osborne y ha anunciado que va a pedir más información sobre los gastos originados por la actucación en El Soplao.

Según ha explicado el portavoz de Turismo del PP, Santiago Recio, "a la vista de la documentación enviada hasta ahora, se han gastado algo más de 9.700 euros de dinero público en pagar el caché de Bertín Osborne y sus mariachis así como el talonario con las 150 entradas que se pusieron a la venta". Pero para el PP es evidente que ha habido otros gastos de los que no se ha informado, "se nos han ocultado otra serie de gastos, como puedan ser gastos derivados de la producción", señala Recio.

"Lo que ha quedado en evidencia -añade- es que el presidente de Cantabria no dijo la verdad cuando se refirió al uso del dinero público en este concierto. Faltó a la verdad cuando dijo que no iba a costar un euro", porque al menos, hasta ahora, "se sabe que se han gastado cerca de 10.000 euros del dinero de todos los cántabros".

Debido a las sospechas sobre gastos ocultos en relación con el citado concierto, Recio ha cursado en la mañana de este miércoles la petición de documentación a la empresa Soplao S.L. para que remita "todas las facturas que haya recibido a la largo del año 2016, para analizarlas y ver si alguna corresponde a este concierto".

El portavoz Popular se ha mostrado muy crítico sobre las motivaciones que hay detrás de la organización de este concierto. Según denuncia, "no se puede usar dinero público para pagar la presencia del señor Revilla, en calidad personal, en un programa de televisión para vender libros".

"Esto es una contraprestación por el programa que hizo con Bertín Osborne en una televisión privada y no tenemos por qué con dinero público pagarle a él un programa para que promocione la venta de su libro", a lo que añade que "mientras para estos fastos hay dinero para otras cuestiones mucho más importante, no lo hay", refiriéndose a la retirada de fondos públicos para convertir los contratos temporales en indefinidos.