La ley del suelo garantizará el derecho al realojo y del retorno de los afectados

Un momento del pleno de este lunes en el Parlamento.
Un momento del pleno de este lunes en el Parlamento. / María Gil Lastra
  • La oposición fuerza una modificación de la normativa, con los votos a favor de PP, Podemos y Ciudadanos y la abstención de regionalistas y socialistas

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes, con los votos a favor de PP, Podemos y Ciudadanos y la abstención de regionalistas y socialistas, la modificación de la 'ley del suelo' regional para garantizar el derecho al realojo y del retorno a afectados por actuaciones urbanísticas.

Los tres grupos de la oposición (PP, Podemos y C's) se han felicitado por la modificación pactada pues, a su juicio, es una "ley para las personas", "garantista", que llega "al límite", pero no traspasa, lo permitido por la legislación nacional y lo consideran una "pequeña victoria plebeya".

"Hoy gana la sociedad civil, hoy celebramos la victoria plebeya", ha reivindicado Verónica Ordóñez, portavoz parlamentaria de Podemos, formación que junto con C's presentaron enmiendas, que fueron admitidas, al texto original de la proposición presentado por el PP y que, según reconocen los 'populares', han servido para mejorarla.

La oposición han criticado la falta de participación de regionalistas y socialistas en esta labor de mejora y han vuelto a censurar que no presentaran enmiendas durante la tramitación.

Por su parte, el diputado 'popular' José Manuel Igual cree que se ha llegado a una "buena ley" que "surfea la legislación estatal sin saltársela".

Para el diputado de C's Juan Ramón Carrancio no hay ninguna ley en España que "llegue tan lejos" en la garantía del derecho al realojo y retorno como ésta que se aprueba ahora. "Llega hasta el límite que nos permite, sin saltarnos nuestras atribuciones u otras leyes", ha defendido.

Abstención de PRC y PSOE

Mientras, los grupos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, han vuelto a cuestionar el texto al que se ha llegado, que, a su juicio, adolece de "falta de concreción" y contiene "inmensos fallos". "Parecen ustedes los abogados de los promotores", les ha afeado el diputado de Ciudadanos Juan Ramón Carrancio.

A pesar de sus críticas, regionalistas y socialistas han optado por la abstención --al igual que hicieron en la Comisión en la que se ha tramitado la proposición de ley-- en lugar de por el voto en contra.

El PRC ha explicado que se abstiene "por no perjudicar algunos supuestos beneficios" para los vecinos y el PSOE ha asegurado que no vota en contra en un "reconocimiento de las mejoras instrucidas que en parte van en la línea" de lo que el Gobierno bipartito propone en la nueva ley del suelo que está diseñando y que, a su juicio, recoge mejor el realojo y el retorno que la actual modificación aprobada.

La portavoz socialista, Silvia Abascal, ha negado la utilidad de esta modificación de ley y ha advertido de que "no servirá realmente para atender la justa reivindicación de los vecinos" tal y como --ha dicho-- pretenden "vender" sus proponentes.

"Esta proposición de ley no es útil, e incluso podría tornarse en perjudicial para los afectados, pero sí es útil para los objetivos políticos de los grupos políticos que la proponen", ha advertido.

Criterio de 'vivienda por vivienda'

La proposición de ley aprobada, de la que ahora los servicios jurídicos de la Cámara corregirán errores en su texto, busca extender la garantía del derecho a toda actuación de ejecución urbanística en la que se requiera el desalojo de los ocupantes legales de inmuebles que constituyan su residencia habitual y se atribuye el mismo contenido material al deber de realojo, tanto si se actúa mediante expropiación forzosa como a través de cualquier otro sistema de ejecución del planeamiento previsto en la legislación autonómica.

Para ello se obliga al promotor de la actuación a dar cumplimiento al deber de realojo y retorno ofreciendo una vivienda de sustitución a cambio de la que resulta expropiada sin que deba existir compensación económica adicional.

Además, se impone como criterio de realojo el de mayor proximidad a la ubicación originaria. Se introduce con este texto la exigencia de que las viviendas de sustitución reúnan "condiciones adecuadas a las necesidades, no solo del titular del derecho de realojo, sino también de cuantos integran su inidad familiar o de convivencia".

También por medio de la ley se extiende el derecho del realojo y retorno en favor de quienes explotan locales comerciales o negocios en los ámbitos de actuación afectados por las operaciones de renovación urbana o reforma interior.