Vidal de la Peña y Miguel Ángel Revilla, en la feria del automóvil de Torrelavega
Vidal de la Peña y Miguel Ángel Revilla, en la feria del automóvil de Torrelavega / Luis Palomeque

Vidal de la Peña carga de nuevo contra el Gobierno regional

  • «No puede ser que el Año Jubilar Lebaniego sea la única acción que tiene el bipartito para 2017», dice el presidente de CEOE-Cepyme

El presidente de CEOE-Cepyme de Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, advirtió ayer de que «no puede ser» que el Año Jubilar Lebaniego sea «la única acción que tiene el Gobierno regional para el año que viene». «El Año Jubilar Lebaniego es una oportunidad enorme que tiene esta región de hacer negocio y atraer gente, pero lo que no puede ser es que sea la única acción que tiene este Gobierno para el año que viene», dijo Vidal de la Peña en una entrevista en RNE, recogida por Efe.

El presidente de la patronal cántabra reiteró la importancia de tener un diagnóstico de la situación de la región que esté consensuado, para «planificar» e impulsar «otras muchas» acciones que reviertan los indicadores y sirvan para crear empleo. Vidal de la Peña volvió a señalar que Cantabria corre el riesgo de convertirse en la comunidad autónoma con menor crecimiento y perores indicadores económicos si no se toman medidas. El presidente de CEOE-Cepyme afirmó que «el panorama» de Cantabria podría definirse con la palabra «inercia», que a su juicio es lo que empuja al turismo, mientas el sector industrial «va en sentido opuesto» y la construcción ha experimentado una mejoría pero comparando «con el abismo».

"Nunca habría contratado a Blanco"

Vidal de la Peña reiteró que, con los datos de la auditoría de la Intervención General en la mano, él no estaría de acuerdo en que un empleado suyo actuara como los responsables de la empresa pública Sodercán. Hace una semanas aseguró que «nunca habría contratado a Salvador Blanco para dirigir Sodercán», que la exigencia de Podemos de cesar al alto cargo socialista para apoyar los presupuestos «no es ningún capricho» y que Revilla debía «asumir su responsabilidad».

Por último, opinó que la recaudación que se puede obtener con una modificación del Impuesto de Sucesiones como la que ha anunciado el Gobierno sería «ridícula», por lo que la reforma debería «repensarse».