Cantabria experimentará "la mayor renovación tecnológica" de su sistema sanitario

El nuevo acelerador lineal de electrones, ELA, durante su instalación.
El nuevo acelerador lineal de electrones, ELA, durante su instalación. / Andrés Fernández
  • La consejera Real contará este año con un presupuesto de 824,9 millones para "reducir la desigualdad sanitaria, atender a la cronicidad y aumentar la calidad del servicio sanitario"

Valdecilla tendrá un robot quirúrgico en cirugía mínimamente invasiva para distintas especialidades. Actualizará su equipo de renonancias nucleares magnéticas con un segundo equipo con tecnología puntera (el hospital de Laredo también tendrá uno nuevo). Habrá seis nuevos ecógrafos de alta gama y cuatro equipos de anestesia en el hospital cántabro. También un nuevo robot de farmacia para citostáticos y un equipo de técnica de diagnóstico por imagen de gran relevancia en medicina nuclear.

Todo ello se pondrá en marcha a lo largo de este año gracias a los 375 millones de euros que destinará el presupuesto de la Consejería de Sanidad a Valdecilla, que recibirá 9 para renovar su tecnología. El resto de las cuentas, que suman un montante total de 824,9 millones de euros, servirán para "reducir la desigualdad sanitaria, atender a la cronicidad y aumentar la calidad del servicio sanitario".

Un año más, la Consejería que preside María Luisa Real, monopolizará dos de cada tres euros que gastará el Gobierno. Las cifras crecen un 2,38% respecto a las del pasado ejercicio, siendo el Servicio Cántabro de Salud (SCS) el que más fondo se lleva. Hasta el 97,6% del presupuesto de toda la Consejería. Y la renovación tecnológica de Valdecilla, lo que más novedades traerá este año, incrementa su partida en un 2,74%.

"Nunca en la historia de Valdecilla ha habido una renovación tecnológica tan importante en un periodo de tiempo tan corto", ha subraydo Real.

Tambiñen habrá otras novedades. Se incluye la vacuna contra la tosferina a mujeres embarazadas; se extiende la de la varicela al cuarto trimestre (frente a los tres trimestres de 2016); habrá un nuevo protocolo de atención sanitaria a las mujeres víctimas de agresiones sexuales, y otro de ADN fetal en sangre materna con el fin de evitar riesgos "innecesarios" derivados de la prueba de la amniocentesis.

También se introducirán cambios en la detección precoz del cáncer de colón, para aumentar en sucesivos años la edad de invitación a la prueba, hasta alcanzar esta legislatura el compromiso de los 50 años.

Los hospitales comarcales de Sierrallana y Laredo también experimenta subidas. El primero, con 80,8 millones (1,8% más), tendrá un nuevo edificio de consultas y verá ampliado su aparcamiento, gracias a la puesta en marcha de un plan funcional. El comarcal de Laredo, que contará con un presupuesto de 47,5 millones (4,9% más), también tendrá un plan funcional que permitirá levantar un nuevo bloque quirúrgico.

El capítulo de nuevas instalaciones se completa con un área de endoscopias digestivas en el hospital Valdecilla; la creación de otro centro de salud en Santoña; nuevos consultorios en Luena, Mirones y Bareyo; remodelación de otros centros y consultorios, y la dotación de desfibriladores y electrocardiogramas en las instalaciones dependientes de Atención Primaria. Además, en cada área de salud habrá dos retinógrafos.

Más cifras

Siguiendo con los números, se destinan once millones para servicios de terapias respiratorias domiciliarias; 21,5 para el laboratorio corporativo de los hospitales dependientes del SCS; 2,3 millones para el suministro de ropa quirúrgica estéril desechable, y tres millones para material fungible para bombas de perfusión.

También se mejora el transporte sanitario, al que se destinan 9,4 millones para aumentar número de vehículos y la cobertura en Castro Urdiales, Potes, Meruelo, Polientes, Arenas de Iguña y Puentenansa, Una mejora que se complementa con la extensión de la historia clínica electrónica (2,7 millones).

En materia de personal, Sanidad podrá cubrir mejor las bajas y vacantes médicas con un extra de cinco millones de euros respecto a este año. La mayor partida del presupuesto del SCS se destina a gastos de personal con 389,2 millones de euros y un incremento del 1,36 por ciento, mientras que los gastos corrientes representan 266 millones de euros y registran un incremento del 2,82 por ciento.

El Icass, organismo que centraliza las políticas de servicios sociales de la comunidad, contará también con una subida de 3,7 millones más en sus cuentas (+1,5%) para poner en marcha las iniciativas del plan de emergencia social.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate