El aeropuerto gana 160.000 pasajeros durante 2017 y vuelve a acercarse al millón

El aeropuerto gana 160.000 pasajeros durante 2017 y vuelve a acercarse al millón
Celedonio Martínez

El crecimiento del 36% en diciembre permite al Seve Ballesteros cerrar el año con 937.000 viajeros, un 20,5% más, lo que supone el quinto mejor balance de su historia

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ SANTANDER.

Después de un 2016 negro, el Seve Ballesteros ha recuperado la sonrisa en 2017. Y bien grande. El aeropuerto cerró el año acercándose de nuevo a la cifra del millón de pasajeros, que sólo ha superado en dos ocasiones, en 2011 y 2012. En total, 937.641 viajeros optaron por la infraestructura aeroportuaria cántabra, 160.000 más que en 2016, lo que supone un crecimiento del 20,5%. Muy por encima de la media nacional, cuyo aumento en 2017 se situó en un 8,4%, y también superando la cifra que el Gobierno de Cantabria se había marcado como objetivo: 920.000 pasajeros. El incremento del Seve fue homogéneo en los distintos tipos de vuelos: 511.473 viajeros escogieron trayectos nacionales (+20,6%) y 424.192 (+20,2%) apostaron por los internacionales.

«El crecimiento es compensado, no fruto de una ruta específica que haya explotado, y esto es lo que nos permite estar tranquilos», destaca al respecto el consejero de Turismo del Gobierno cántabro, Francisco Martín. «Tenemos un abanico de vuelos francamente bueno y equilibrado, que nos posibilita cumplir un doble objetivo: por un lado, generar unas rutas que sean atractivas para atraer a turistas de fuera de la región, sobre todo europeos, que son los que generan estancias más largas y gastos mayores; y por otro, que los cántabros puedan considerarse 'ciudadanos del mundo' y tengan una conectividad adecuada con destinos que les supongan beneficios desde el punto de vista empresarial, turístico, cultural y hasta pedagógico, para que nuestros hijos pueden estudiar en el extranjero», razona.

Un año positivo que se redondeó con un diciembre espectacular, que disparó las cifras finales. En el pasado mes, el aeropuerto registró 70.014 pasajeros, un 36,1% más que el mismo periodo de 2016. Incluso creció más que agosto (26,4%). Las rutas de Ryanair con Tenerife y Roma superaron por ejemplo el 90% de ocupación durante todo el mes y las de Marrakech, Málaga, Barcelona y Bruselas, también de la compañía de bajo coste irlandesa, llenaron más del 85% de las plazas. Y durante las Navidades estuvo el aeropuerto literalmente a rebosar. Cualquiera que viajara esos días lo pudo comprobar in situ'.

Los 937.641 viajeros totalizados sitúan a 2017 como el quinto mejor año de la historia del aeropuerto cántabro y el mejor desde 2013. «Sin duda, son datos para estar contentos: duplicamos la media anual de crecimiento de todos los aeropuertos de España, cuatriplicamos la de diciembre, nuestras cifras son un poco mejores que las comunidades vecinas...», destaca Martín.

Los datos permiten al Seve Ballesteros acercarse de nuevo al millón de pasajeros por año, barrera que el Gobierno de Miguel Ángel Revilla se propuso superar como uno de los retos de la actual legislatura. «En 2016 parecía una utopía, pero ahora las cifras de 2017 nos indican que es un objetivo alcanzable, algo ya cercano. Esperamos lograrlo en 2018, aunque repetir los números tan buenos de este año va a ser difícil. Pero yo no soy amigo de conformarme y seguiremos trabajando para lograr los mayores crecimientos posibles desde la tranquilidad de saber que lo que estamos haciendo va por buen camino», expone el consejero de Turismo.

Igual que Ryanair fue la principal 'responsable' de la caída de cifras del Seve en 2016 -entonces se perdieron casi 100.000 pasajeros-, al cancelar muchas rutas, lo ha sido también del despegue en 2017. Así, el 60% de los 160.000 pasajeros que hicieron crecer los números del aeropuerto viajaron en algunas de las conexiones de la aerolínea irlandesa; el 20% en las de Volotea; y el 15% en la de Wizz Air con Varsovia, según los datos aportados por la Asociación de Amigos de Parayas.

Cabe destacar igualmente que Volotea sumó más pasajeros el año pasado que en los otros cuatro juntos que llevaba operando en Santander; y Ryanair, que lleva ya 13 años trabajando en Cantabria, batió su récord de viajeros internacionales: 386.691 personas, el 68% de las que transportó, procedían de otros países.

También más operaciones

El aumento de pasajeros se fundamenta en el incremento de operaciones. Según los datos oficiales facilitados ayer por Aena, durante el año pasado el Seve Ballesteros gestionó 10.989 aterrizajes y despegues, lo que indica un crecimiento del 11,9% respecto al ejercicio anterior, cuando se realizaron en la terminal cántabra 9.822 vuelos. En agosto, mes 'estrella' del año, se pudo volar desde Santander hasta 22 ciudades distintas, igualando el récord de oferta de destinos del mismo mes de 2015.

Los países escandinavos y Europa del Este, objetivos para nuevos destinos

El año 2018 llega al Seve Ballesteros con un nuevo destino confirmado –Budapest, que se estrena el 26 de marzo–, mejoras en dos líneas clave –Madrid y Barcelona– y la esperanza de que se sumen nuevas rutas. En ello trabaja el Gobierno cántabro, centrando su mirada hacia los países escandinavos y el Este de Europa, tal y como reconoce el consejero Francisco Martín. «Estamos en conversaciones con todas las compañías con las que ya trabajamos y con las orejas muy abiertas a todo lo que pueda ir surgiendo. Hay conversaciones iniciadas, pero todavía ningún destino nuevo cerrado, al margen de los ya conocidos. Pero los esfuerzos se centran en sumar sobre todo nuevos destinos internacionales, en especial con Europa del Este y Escandinavia», explica.

Wizz Air prometió que si funcionaba bien la ruta que estrenó el pasado marzo con Varsovia –y así ha sido– abrirían una segunda linea. «Y estamos trabajando con ellos para que así sea y se pueda plasmar a lo largo de 2018», detalla Martín. La línea de bajo coste húngara esta ‘dolida’ además porque sea Ryanair quien una Santander con Budapest, su ‘casa’, y quiere reaccionar con un golpe de efecto: ¿Viena? ¿Bucarest? ¿Praga?

De esperanzas a realidades. Iberia y Air Nostrum aumentarán en 2018 un 25% las plazas anuales de los vuelos que conectan Santander y Madrid, que tendrán además nuevos horarios para favorecer las escapadas de fin de semana y las conexiones internacionales. En total, a partir del 25 de marzo, habrá 30 frecuencias semanales de media entre los aeropuertos Seve Ballesteros y Adolfo Suárez-Barajas, lo que «va suponer de forma inmediata una bajada de las tarifas», apunta el consejero. Los altos precios son el principal hándicap de los vuelos con la capital.

Además, Vueling ofrecerá un total de ocho vuelos a la semana con destino a Barcelona durante toda la campaña estival –de abril a octubre–. Como Ryanair también opera con El Prat, el Seve Ballesteros contará en total con dos salidas y dos llegadas diarias hacia/desde Barcelona, excepto los sábados, duplicándose las plazas ofertadas en 2017.

En diciembre, mes en el que estuvieron operativos trece destinos, al igual que sucederá en el resto de la temporada de invierno, el aeródromo gestionó 774 operaciones (un 16,4% más), de las que 468 (+28,9%) fueron vuelos nacionales y 207 (+18,3 %) internacionales.

Las grandes novedades de 2017, que han sido las rutas con Varsovia (Wizz Air), estrenada el 31 de marzo, y Marrakech (Ryanair), el primer destino del Seve fuera de Europa, que se puso en marcha el 30 de octubre, han funcionado con éxito y han alimentado el crecimiento. La conexión con la capital polaca llenó más del 80% de los asientos como media, por lo que Wizz Air está valorando sumar más frecuencias y poner en marcha un nuevo enlace con otra ciudad del Este de Europa.

También Ryanair decidió ampliar a todo el año los vuelos a Valencia y Málaga que no operaban en invierno, con óptimos resultados, un sino que se repite en todas sus rutas: la aerolínea irlandesa cerró 2017 con una ocupación media de sus vuelos del 88,3%, tres puntos más que un año antes.

En medio de toda esta marejada de cifras, el Partido Popular pidió ayer al Gobierno regional «no bajar la guardia y no dejarse llevar por el triunfalismo», porque el número de pasajeros del aeropuerto «todavía no ha recuperado el nivel de 2012», cuando se batió el récord histórico, «ni siquiera el de 2013, cuando en plena crisis económica, se registraron 974.000 viajeros». En ambos, los 'populares' estaban al frente del Ejecutivo regional. «En un año récord para el turismo en toda España y de crecimiento de todos los aeropuertos españoles, Cantabria sigue sin ser capaz de recuperar las cifras de pasajeros de unos años en los que el país y la comunidad autónoma afrontaban la peor crisis económica que se recuerda», destaca el PP.

Tres meses sin Tenerife

En un día de buenas noticias se 'coló' otra no tan buena, aunque por causas ajenas al Seve Ballesteros: ayer se confirmó la cancelación durante tres meses (abril, mayo y junio) de la ruta de Ryanair que enlaza Santander y Tenerife Sur por las obras que se realizarán en el aeropuerto Reina Sofía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos