La ruta aérea con Madrid sumará más conexiones, aviones más grandes y nuevos horarios en 2018

La ruta aérea con Madrid sumará más conexiones, aviones más grandes y nuevos horarios en 2018

Para facilitar las escapadas de fin de semana habrá tres rutas desde Madrid los viernes por la tarde y dos para regresar el domingo | Iberia-Air Nostrum prevé incrementar un 25% la oferta de asientos anuales

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

Santander tendrá más aviones con Madrid durante el próximo año. Habrá más frecuencias los días laborales y fines de semana, nuevos horarios que permitirán incrementar un 25% el número de asientos y aparatos más grandes para conectar con las líneas internacionales. Una mejora presentada por Iberia-Air Nostrum, de la mano del Gobierno regional, que pretende mitigar los quebraderos de cabeza que siempre ha dado esta conexión en el aeropuerto cántabro. Ninguna otra ruta aérea del Seve Ballesteros tiene más volumen, pero aún así pierde en comparación con las de Bilbao, Coruña, Vigo, Santiago o Asturias. Mientras que Ryanair nunca la ha considerado prioritaria, sí que existen ofertas con plazas a bajo precio que intentan potenciar la conexión estrella del Seve Ballesteros, de la que depende, en buena medida, la recuperación de pasajeros que este año ya se ha empezado a confirmar. De hecho, desde Iberia han asegurado que el tráfico entre las dos ciudades ha crecido un 12% entre enero y octubre de este año. «Esto, unido a la consolidación de Cantabria como destino turístico de calidad, arroja buenas expectativas para ambas aerolíneas en cuanto a la evolución de la ruta», han señalado desde la compañía.

A partir del próximo año, Iberia y Air Nostrum sumarán una media de 30 frecuencias semanales entre Santander y Madrid, con diez vuelos diarios de lunes a jueves, ocho los viernes, cinco los sábados y siete los domingos. Todos ellos entre las 7:30 y las 21:40 horas. Para facilitar las escapadas de fin de semana desde Madrid, los viernes habrá tres vuelos por la tarde y, en temporada de verano, otros dos para regresar el domingo. Además, entre mayo y junio habrá dos frecuencias adicionales los jueves y domingos.

Una de las principales novedades es que Air Nostrum reducirá mucho su presencia en Santander -solo operará el primer y último vuelo del día- mientras que Iberia asumirá directamente el control de la ruta -hasta ahora sólo se ocupaba de los viernes y los domingos-. Esto tendrá un efecto en el tamaño de los aviones, que ahora serán más grandes. Air Nostrum opera con capacidades de entre 50 y 100 asientos, mientras que su empresa Matriz utiliza mayoritariamente los Airbus A319, con tamaño para 141 pasajeros. «El salto va a ser impresionante», han destacado desde la Asociación Amigos de Parayas.

En total, la compañía ofrecerá cerca de 365.000 asientos anuales para viajar entre las dos capitales, un 25% más que este año, que subirá al 37% durante el próximo verano para «estimular los viajes por turismo».

Los nuevos horarios se han diseñado también para «favorecer» las conexiones desde Santander con cerca de 100 destinos de Iberia-Air Nostrum en Europa, EE UU, América Latina, Asia y África. Además, entre mayo y septiembre, Air Nostrum retomará sus vuelos directos Santander-Lisboa, con dos frecuencias semanales los jueves y los domingos.

Con esta apuesta, el Ejecutivo pretende dar un empujón definitivo a los datos de pasajeros del aeropuerto, que recupera el aliento, poco a poco, tras unos años de caída en picado, provocada por las numerosas cancelaciones de rutas de Ryanair. De hecho, el aeropuerto cerró 2016 con el peor balance de la última década, mientras que este año ya ha recuperado un 15%.

Revisión de ofertas

La conexión con Madrid ha sido objeto de revisión continúa durante los últimos años. Por ejemplo, la promoción que en febrero de 2016 puso en marcha Air Nostrum, de la mano del Gobierno, para ir y volver en el día hasta la capital -que todavía sigue vigente- ha logrado aumentar el número de pasajeros, aunque de forma discreta. Entre febrero y septiembre, de 2017 a 2016 la diferencia es de un 2,6% –lo que equivale, redondeando, a algo menos de seis pasajeros más por ida y vuelta–. Lo más llamativo es que el aumento de este periodo en la ruta es similar al que se registró en 2016 con respecto a 2015, cuando la oferta no estaba operativa.

Los billetes salen a 98,76 euros la ida y vuelta (tasas incluidas) si se reserva siete días antes y se ‘caza’ una de las butacas incluidas en el 20% guardado para este precio en la clase turista. Si no, hasta dos días antes de la salida del vuelo, costará 180,76 euros. Y ya si se coge en el último momento (el día antes o el mismo día), el precio se va hasta los 249,76. Y sólo si se viaja a primera hora y se vuelve de noche. En el primer vuelo del día y en el último.

El tren, preferido

A pesar de todo, el tren se ha consolidado como el medio de transporte –si se excluye el automóvil– más utilizado para viajar entre Santander y Madrid (y viceversa). Renfe, compañía que opera este servicio de larga distancia, informó de que, entre abril de 2016 y abril de 2017, viajaron entre ambas capitales 259.108 personas. Este cuarto de millón de usuarios supone un «récord histórico» –siempre en términos interanuales, y a partir de una lectura del viaje ‘punto a punto’, esto es, entendiendo el trayecto completo entre Cantabria y Madrid– del transporte de viajeros contabilizados por la operadora. La cifra supone un incremento en ese periodo de un 5,6%. Alfonso Rodríguez, gerente de Servicios Comerciales Norte de Renfe, opinó en su momento que la tendencia al alza se va a mantener y añade un par de marcas cuantitativas más que refuerzan la hegemonía del tren como opción de transporte de viajeros.

La cifra de pasajeros que utilizaron el aeropuerto Seve Ballesteros en noviembre, 71.489 viajeros, creció un 39% respecto al mismo mes del año pasado, 51.445. Según las estadísticas que publica este martes Aena, el número de operaciones en este periodo han aumentado, concretamente, un 17,9%, hasta alcanzar un total de 772 vuelos (655 en noviembre de 2016).

Recopilando cifras, en lo que va de año el aeródromo cántabro ha registrado 867.627 pasajeros, lo que supone 140.735 más que en los once primeros meses de 2016. Las operaciones de enero a noviembre de este año también se han incrementado, concretamente, un 11,6%. En total, 10.215 despegues y aterrizajes.

En la actual temporada de invierno la terminal cántabra permite volar a un total de trece destinos, seis nacionales y siete internacionales: Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia, Tenerife Sur, Edimburgo, Londres, Roma, Bruselas, Berlín, Varsovia y Marrakech.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, destacó en su día el «excepcional» comportamiento del aeropuerto Seve Ballesteros-Santander durante noviembre. Martín, que remarcó que ese crecimiento está casi 30 puntos por encima de la media de aeropuertos nacionales, consideró que los datos publicados por Aena confirman la «consolidación» del aeródromo cántabro en lo que a pasajeros y actividad se refiere. Y añadió que las cifras demuestran, «una vez más», que la dinamización del aeropuerto y de la región es «una realidad traducida en números».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos