El vuelo a Marrakech logra una ocupación del 88% en sus tres primeros meses

Vista general de la plaza Jamaa Lafna, uno de los centros neurálgicos de Marrakech. /D. Martínez
Vista general de la plaza Jamaa Lafna, uno de los centros neurálgicos de Marrakech. / D. Martínez

El Gobierno de Cantabria y la Oficina de Turismo de Marruecos han puesto en marcha distintas iniciativas para potenciar el intercambio de turistas

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El pasado 30 de octubre se inauguró la conexión aérea entre Santander y Marrakech. Cecilia Kokot se convirtió en la primera pasajera en bajar del avión que abría también la que era la primera ruta regular de Cantabria con un destino no europeo. Cuatro meses después, tanto el Gobierno regional como la compañía Ryanair están de acuerdo en que la decisión de apostar por Marruecos fue un acierto.

En este tiempo, la línea acumula una ocupación media del 88%. Así, en el mes de noviembre fue del 90,64%; en diciembre, del 89,41% y en enero del 84,77%, unos porcentajes que el Ejecutivo autonómico considera muy positivos teniendo en cuenta que todavía no se han alcanzado los meses de temporada alta.

La ruta

El vuelo
Se inauguró el pasado 30 de octubre y ofrece salidas y llegadas todos los lunes y viernes del año.
La ciudad
De las cuatro capitales históricas de Marruecos, Marrakech es la que recibe a un mayor número de turistas.
¿Qué ver?
Desde la plaza Jamaa Lafna se accede al zoco y conduce a algunos de los principales atractivos como la mezquita Koutoubia y el Palacio Bahia. También son recomendables los jardines de Majorelle o el Museo Yves Saint Laurent.

«Se trata de una ruta que funciona muy bien tanto para los cántabros como para los viajeros de las comunidades limítrofes porque Marrakech es un destino muy apetecible», explica Eva Bartolomé, directora general de Turismo, quien recuerda que esta es la única conexión de Marrakech con un aeropuerto del norte de España. Esta opción está siendo también «muy utilizada» por la colonia marroquí de la Península y «facilita los intercambios comerciales». Además, considera que ese carácter de exclusividad -la compañía de bajo coste se ha comprometido a no conectar la ciudad africana con aeropuertos cercanos a Parayas- «supone una ventaja competitiva para nuestro aeródromo».

Sofi y Bartolomé, a la derecha, conversan con dos agentes turísticas.
Sofi y Bartolomé, a la derecha, conversan con dos agentes turísticas. / Lara Revilla

«Estamos satisfechos con la ruta y hay cooperación con los responsables turísticos de Marruecos» Eva Bartolomé, Directora general de Turismo

Lola fue una de las pasajeras del fin de semana. Cuando le dijeron que un grupo de jubilados de Santander estaba organizando una excursión a la ciudad marroquí no dudó en apuntarse. «Está muy bien para la gente que trabaja porque hay vuelos los viernes y los lunes, pero a mí se me ha hecho corto. Me han faltado unos días, ese ha sido el único error. Regreso encantada y con ganas de repetir», explicaba en el trayecto de vuelta. Junto a ella un grupo de mujeres jóvenes, una pareja de estudiantes, unos surfistas extranjeros dispuestos a conocer las playas cántabras... Este último es uno de los perfiles inesperados de turistas que ha hecho aflorar la ruta con Marrakech. La ciudad marroquí tiene buenas -y baratas- conexiones con distintos puntos del mundo. Muchos aficionados al deporte de las olas ya están al tanto del vuelo a Cantabria de Ryanair, por eso se ha convertido en habitual ver tablas de surf entre el equipaje facturado en los vuelos a Santander.

Futuras colaboraciones

La intención del Gobierno regional es seguir potenciando esta ruta de la mano de la Oficina Nacional de Turismo de Marruecos en Madrid. En este sentido, ambas instituciones han puesto en marcha una serie de acciones conjuntas. La primera de estas colaboraciones se tradujo en un viaje de familiarización realizado por turoperadores, agentes de viajes y periodistas cántabros a Marrakech. Allí conocieron algunos de sus principales atractivos como la plaza Jamaa Lafna, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad y desde donde se accede al famoso zoco, la mezquita Koutoubia -una de las más grandes del país-, el Palacio Bahia, los jardines de Majorelle, el Jardín Secreto o el Museo Yves Saint Laurent, entre otros lugares.

«Esta ruta supone una puerta abierta al norte de España. Si ya venían españoles, ahora más» Mohamed Sofi | Oficina de Turismo de Marruecos

Además, recreando un viaje tipo que pueden realizar los usuarios de la conexión con Santander que viajen entre viernes y lunes, también se acercaron hasta la turística localidad pesquera de Essaouira, famosa por sus tiendas de artesanía en madera y plata, y conocieron algunas costumbres y actividades tradicionales como la elaboración de argán, un producto con propiedades en cosmética y salud, así como la rica gastronomía local.

En mayo, serán los profesionales marroquíes los que visitarán Cantabria con el mismo objetivo. Bartolomé destaca que esta colaboración es posible gracias a las «buenas relaciones y las facilidades de cooperación que hemos encontrado con los responsables turísticos de Marruecos». El director de Oficina de Turismo de Marruecos en Madrid, Mohamed Sofi, que acompañó a la delegación cántabra, aseguró que para Marrakech esta ruta supone «una puerta abierta al norte de España». Sofi explicó que la ciudad magrebí es muy demandada por los viajeros españoles, especialmente madrileños, andaluces y catalanes: «Los españoles venían, pero con esta ruta el número será mucho mayor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos