Zuloaga deja fuera de la reunión de la Ejecutiva los cambios en el Gobierno

Imagen de la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional. / Roberto Ruiz
Cantabria

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

La primera reunión de la Ejecutiva de Pablo Zuloaga fue más corriente de lo que se había previsto en los últimos días. Los 32 miembros de la dirección del PSOE cántabro se presentaron entre ellos, disiparon dudas sobre sus funciones y concretaron la gestión de las próximas semanas. Pero la decisión de abordar cambios en el Gobierno no llegó a estar sobre la mesa, aseguraron varias fuentes a este periódico. La lista de destituciones que sí han tratado el alcalde de Bezana y su núcleo de confianza en encuentros más íntimos no salió a relucir en la Ejecutiva de ayer. Zuloaga se limitó a anunciar que continuará su ronda de contactos con los consejeros socialistas para «potenciar la acción del PSOE en el Gobierno regional y dar mayor visibilidad a las buenas políticas socialistas».

Lo cierto es que el enfrentamiento entre la nueva dirección y los consejeros ha subido de temperatura en las últimas horas. Zuloaga no ha parado de insistir en que quiere seguir contando con Eva Díaz Tezanos, Ramón Ruiz, Juan José Sota y María Luisa Real en sus cargos, pero mientras tanto prepara una batería de cambios en los cargos de segundo nivel del Ejecutivo. Una relación en la que hay directores generales, dirigentes de empresas públicas y jefes de gabinete.

Los más cercanos a la vicepresidenta no están dispuestos a consentir esta medida por considerarla «una purga en un equipo que está funcionando». Por esa razón, el secretario general deja la puerta abierta a que algún consejero decida marcharse. «Los cargos del Gobierno deben entender que están a disposición del partido. Faltan muchas conversaciones, hay que darles tiempo para aceptar la nueva situación», señaló ayer Zuloaga en una entrevista en Onda Cero.

«El Gobierno funciona bien. Los cambios serán para apuntalar nuestras políticas» Pablo Zuloaga, Secretario general del PSOE

De momento no se ha hecho público ni el número ni las áreas afectadas por la decisión del secretario general de intervenir en el Gobierno, pero sí hay nombres y apellidos que han salido a relucir de forma reiterada. Entre los señalados se encuentran la directora de Servicios Sociales, Ana Isabel Méndez; José Luis Gallo, subdirector de Gestión Administrativa y Régimen Interior del Icass; Vanesa Solórzano, subdirectora de Infancia, Adolescencia y Familia; y el consejero delegado de Sodercán, Salvador Blanco.

La posible sustitución del máximo responsable de Sodercán tendría unas importantes connotaciones políticas. Díaz Tezanos se negó tajantemente a cesarlo cuando Podemos lo exigió como condición indispensable para apoyar el Presupuesto regional. De hecho, la gestión de esta empresa se ha convertido en una diferencia insalvable entre la formación morada y el ala socialista del Gobierno durante esta legislatura. Pero todo puede cambiar ahora. Podemos ya ha solicitado una cita con Pablo Zuloaga, muy partidario de la salida de Blanco y que ayer reiteró que «en política nadie es imprescindible».

Con líderes políticos

El alcalde de Bezana también anunció ayer que mantendrá en las próximas semanas reuniones con las diferentes formaciones políticas de la región, una ronda que comenzará hoy mismo con el secretario general del PRC y presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla.

«Analizaré de forma conjunta con los consejeros cuáles son las áreas a fortalecer»

Este primer contacto con el resto de líderes políticos servirá «para analizar la situación política, económica y social de Cantabria e iniciar un diálogo permanente a fin de garantizar el bienestar de la ciudadanía», señaló el nuevo líder de los socialistas.

Pero en el encuentro con el presidente regional –cuya hora y lugar se ha tratado de mantener en secreto por parte del PSOE– será inevitable que salgan a relucir los cambios en el Gobierno. Zuloaga ha dejado claro que el pacto con el PRC «es bueno» para el PSOE y que «ningún socialista va a poner en peligro la estabilidad del Ejecutivo». Pero Revilla exigirá avales.

Este periódico ha podido saber que la nueva dirección no encargará, finalmente, una auditoría de las cuentas del partido, al entender que son correctas, tal y como expresaron en la reunión de ayer.

Fotos

Vídeos