Anuncio

Calderón: «No voy a tener la necesidad de ser titular»

Calderón habla con los medios.
Calderón habla con los medios. / AFP
  • El brasileño Marcelinho Huertas será el rival por el puesto del español

José Manuel Calderón, base español de los Lakers de Los Ángeles, se mostró ilusionado con su fichaje por el equipo californiano y calificó esta nueva etapa como "un reto importante" en su carrera. "No creo que tenga que demostrar nada, sino adaptarme a un rol totalmente diferente para mí, pero vengo con ganas de ser uno más", dijo el director de juego extremeño durante la jornada de atención a los medios locales previa al arranque de la pretemporada.

"Además, no voy a tener la necesidad de ser titular, lo cual tiene su cosa. Es una forma de ver los partidos diferentes. Sin duda, será un reto importante para mí", confesó el internacional español de 34 años, que afronta su temporada número 12 en la NBA tras una trayectoria en la que ha militado en Raptors de Toronto, Pistons de Detroit, Mavericks de Dallas y Knicks de Nueva York.

El español, que siempre confesó su admiración por la franquicia angelina, no podía disimular la felicidad en su rostro al verse con el número 5 de los Lakers, compartiendo risas y confidencias con sus nuevos compañeros de equipo. "Siempre es bueno, por así decirlo, poner en tu currículum que has sido jugador de los Lakers. Es una experiencia única e importante, y ojalá que sea lo más positiva posible", indicó el base.

Calderón confesó que, tras conocer la noticia de su fichaje por los Lakers, charló con Pau Gasol, que militó en la plantilla entre 2008 y 2014 cosechando dos anillos de la NBA en tres viajes a las finales. "Pau siempre me habló maravillas de la ciudad y de la franquicia, así como del estilo de vida sencillo que llevaba", manifestó Calderón, que se ha instalado junto a su familia en la zona de Manhattan Beach, próxima a las instalaciones del Toyota Sports Center, en El Segundo (California), donde el equipo lleva a cabo sus entrenamientos.

Calderón es consciente de que es muy pronto para que los renovados Lakers se planteen objetivos y avisa que ahora es tiempo de "juntar las piezas" y tratar de mezclar de manera óptima "talento y experiencia". "Si somos capaces de lograr esa unión podemos ser un buen equipo, pero habrá que trabajar mucho", declaró el jugador, que este verano anunció su adiós a la selección española tras lograr la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. "Ya estaba tranquilo y en paz con la decisión, pero uno siempre se emociona al recordar ciertas cosas. Llevaba tiempo pensando en ello, pero al llegar el momento, siempre te saca una lágrima", apuntó.

En la plantilla de los Lakers coincidirá con el brasileño Marcelinho Huertas, con quien competirá por el puesto de base reserva una vez que el joven D'Angelo Russell será el encargado de tomar las riendas del equipo. Huertas, que lucirá el número 4 como en los comienzos de su carrera, dijo estar feliz de coincidir con Calderón, a quien se ha medido en varias citas internacionales y también en la liga española. "Al final compartes posición pero tienes que luchar por el puesto. Lógicamente, todos queremos jugar, así que eso me motiva. Somos jugadores diferentes y dependerá del momento de forma de cada uno y de lo que quiera el entrenador en cada momento, pero será divertido", reconoció el de Sao Paulo. "Voy a compartir el puesto con José, alguien a quien conozco desde hace mucho tiempo, y espero que le vaya bien porque eso significará probablemente que nos irá bien a todos como equipo", declaró.

Los Lakers presentan este año la plantilla más internacional de su historia, con la presencia de Calderón, Huertas, el ruso Timofey Mozgov, el croata Ivica Zubac, el sudanés Luol Deng y el chino Yi Jianlian, además de Jordan Clarkson, de origen filipino. Pero la mayor parte de la responsabilidad recaerá en jugadores como Russell, Julius Randle o el novato Brandon Ingram, número dos en el sorteo universitario, una vez que el equipo no contará con la presencia de Kobe Bryant, ya retirado, por primera vez en dos décadas.

Quién llenará el vacío del liderazgo sobre la cancha "será parte de la diversión", concedió Luke Walton, el entrenador de la plantilla. "Tenemos que demostrar que hemos mejorado; no a nadie más, sino a nosotros mismos", valoró Randle.